Compartir
Publicidad

Kyocera KY-01L: el móvil más fino del mundo tiene un grosor de 5,3 mm y pesa solo 47 gramos

Kyocera KY-01L: el móvil más fino del mundo tiene un grosor de 5,3 mm y pesa solo 47 gramos
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Kyocera no es una firma que suene demasiado en el sector de los smartphones, pero hoy nos ha sorprendido con un lanzamiento bastante peculiar. La firma ha anunciado el lanzamiento del KY-01L, un dispositivo del tamaño de una tarjeta de crédito que destaca por su ínfimo grosor y su peso, que no llega a los 50 gramos.

Es el concepto de feature phone elevado a la enésima potencia. No tiene tienda de aplicaciones, no tiene cámara y por no tener no tiene una pantalla a color. Es un dispositivo hecho por y para las personas que quieren un móvil para llamar, mandar mensajes y visitar una web de vez en cuando. Literalmente.

Como una tarjeta de crédito pero con pantalla de tinta electrónica

Lo primero que llama la atención de KY-01L es su diseño. No tiene grandes alardes ni podemos hablar de un cuerpo de cristal o aluminio. Es negro, sobrio, sin cámara ni lector de huellas, con unos buenos bordes y dos botones en el marco inferior que servirán para volver atrás y a la pestaña de inicio. De hecho, lo único que tiene en la parte trasera que se pueda destacar es el texto "DoCoMo", empresa matriz de Kyocera.

En lo que a dimensiones se refiere, este peculiar terminal mide 91 x 55 x 5,3 milímetros, siendo la parte más gruesa de unos 5,5 miímetros. Se configura, así, como el móvil más desgaldo en lo que va de 2018. Su peso es de 47 gramos que, para que te hagas una idea, es 4,5 veces menos de lo que pesa el nuevo iPhone XS Max.

Kyocera

Llegamos a la parte delantera, donde tenemos una pequeña pantalla de 2,8 pulgadas de tinta electrónica. No conocemos ni su procesador ni la cantidad de memoria RAM, pero se puede asegurar casi sin miedo a equivocarse que no tiene un Snapdragon 845. Tampoco conocemos su sistema operativo, que no sería raro que fuese uno propietario. El terminal se moverá gracias a una batería de 380 mAh y cuenta con conectividad LTE y certificación IPX2.

El KL-01L se podrá comprar en Japón a finales de noviembre al módico precio de 32.000 yenes, es decir, 247 euros. Se desconoce si llegará a otros mercados o si se podrá importar, pero por ese precio tienes un Xiaomi Mi A2 que al menos tiene... cámara de fotos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio