Compartir
Publicidad
Publicidad

La GSMA eleva el tono sobre la continuidad del MWC en Barcelona: hay "temor" e "inquietud"

La GSMA eleva el tono sobre la continuidad del MWC en Barcelona: hay "temor" e "inquietud"
Guardar
15 Comentarios
Publicidad

Ante la situación que se vive en Cataluña y los rumores surgidos en torno a la celebración en 2018 y su continuidad futura del Mobile World Congress en Barcelona, la GSMA tuvo que salir al paso a mediados de octubre. La edición de 2018 no corre riesgo de trasladarse, puede también porque los plazos ya son muy cortos, pero el organizador de la mayor feria sobre telefonía aseguraba estar monitorizando la situación para evaluar el impacto en la feria.

El MWC, comprometido inicialmente con Barcelona hasta 2023, es una golosina para cualquier ciudad, con un impacto calculado en 500 millones de euros, y las ciudades que lucharon en su día con Barcelona por acogerlo estarían encantadas de hacerlo. Pero ayer John Hoffman, Consejero Delegado de la GSMA, transmitió un mensaje de preocupación, de aviso del posible traslado de la feria a partir de 2019.

Hoffman viajó ayer hasta Barcelona para una reunión del patronato de la fundación Mobile World Capital, en la que están tanto la GSMA como el Ayuntamiento de la ciudad, representantes del Estado y la propia Fira. No era precisamente una jornada idónea para calmar las aguas, ya que se celebraba una huelga general en Cataluña. En la reunión Hoffman, según fuentes recogidas por La Vanguardia, transmitió "inquietud" y "temor" ante la situación que se vive, por su parte y por la de empresas integradas en la asociación.

Ayuntamiento y Estado intentan transmitir tranquilidad

El Ayuntamiento, representado por la alcadesa Ada Colau y su número dos, Gerardo Pisarello, y el secretario de Estado de la Sociedad de la Información y Agenda Digital, José María Lasalle, intentaron transmitir un mensaje de tranquilidad, confianza y plena coordinación entre ambas entidades. Según las mismas fuentes Hoffman atendió ese mensaje pero sin matizar la advertencia de un posible traslado.

Todo apunta a que la feria se celebrará como está previsto entre el 26 de febrero y el 1 de marzo de 2018 en Barcelona, pero en el aire quedan futuras ediciones. Todo puede quedar en una simple advertencia, pendiente de lo que ocurra tras las elecciones que se celebrarán el 21 de diciembre, pero también está claro que también hay intereses por otros lados para que la feria se traslade a otra ciudad, dado su importante impacto económico.

En Xataka Móvil | Mobile World Congress 2017, esperábamos más de ti

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos