Compartir
Publicidad

Las cabinas telefónicas se enfrentan a una nueva amenaza de desaparición, ningún operador las quiere

Las cabinas telefónicas se enfrentan a una nueva amenaza de desaparición, ningún operador las quiere
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Cuándo fue la última vez que recurriste a una cabina telefónica? La respuesta generalizada será que hace años, y si preguntásemos la razón de ese uso seguramente sería el haberse quedado sin batería en el móvil. De algo útil, allá en la época pre-telefonía móvil, las cabinas han pasado a ser una pieza de arqueología urbana, amenazada constantemente de desaparición.

El negocio de dichos monolitos dejó de ser rentable hace años, ya no solo por su escaso uso, también por el vandalismo y los costes que éste supone. Así, el número de cabinas en España se ha reducido a poco más de 25.000 desde las más de 100.000 con las que contábamos en el año 2000. Y el concurso público para encargarse de su mantenimiento ha quedado desierto, por lo que solo quedan dos alternativas: desaparición o decretazo.

La situación de las cabinas en España es crítica, pero no es algo nuevo. La última vez que el gobierno buscó un operador que se hiciese responsable de mantener el servicio, a cambio de 1,2 millones de euros anuales, ningún operador se presentó voluntario, por lo que mediante un decreto se ordenó a Movistar hacerse cargo de ellas. Y camino de ello vamos un lustro después.

Número de cabinas en España

El 30 de septiembre el Ministerio de Industria publicó el nuevo concurso para buscar operador que se hiciese cargo del servicio durante cinco años, pero la respuesta ha sido nula. Solo Movistar, Vodafone y Orange serían capaces de mantener todas las cabinas del país, pero ninguno de ellos se ha presentado al mismo.

La CNMC ya dio su opinión al respecto

Al igual que las guías telefónicas en papel, que ya solo se entregan bajo petición, las cabinas telefónicas están dentro del llamado Servicio Universal, que obliga a dar ciertos servicios básicos. En el caso de las cabinas, la norma establece que tiene que haber al menos una en cada población de más de 1.000 habitantes, además de en que aquellos municipios en los que se crea necesario.

La CNMC solicitó al Ministerio de Industria que las cabinas saliesen del Servicio Universal, pero su petición de momento no ha sido atendida. Ahora la patata caliente está en manos del Ministerio, que deberá decidir si de nuevo obliga a Movistar (u otro operador) a hacerse cargo de ellas o si desiste, con la probable consecuencia del abandono o desmontaje de las cabinas.

Vía | El País
Foto de portada | Jacinta Lluch Valero
En Xataka Móvil | Seis usos que se le están dando a las cabinas telefónicas por todo el mundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos