Compartir
Publicidad
Polaroid ZIP, análisis: la impresora portátil que te puedes llevar a cualquier sitio
Móvil y sociedad

Polaroid ZIP, análisis: la impresora portátil que te puedes llevar a cualquier sitio

Publicidad
Publicidad

Es época de autofotos y compartir momentos y recuerdos, y eso de subir una foto a la red social de turno, comentarla y recopilar “likes” ya es algo muy cotidiano. Un momento que, junto con la confluencia de las modas vintage, hipster y demás, resulta propicio para recuperar formatos tradicionales como esas instantáneas 1:1 que Polaroid popularizó hace décadas.

En este sentido, la compañía aprovecha la invasión tecnológica de nuestros hogares y costumbres y propone que se recupere la instantánea sin tener que adquirir una cámara específica y sin que suponga una carga extra en nuestro hombro o bolso. Es ahí donde juega sus cartas la Polaroid ZIP, una pequeña impresora portátil de la que te hablamos a continuación.

Diseño y materiales

Ranura de salida del papel de la Polaroid ZIP

La Polaroid ZIP es una impresora de bolsillo, cuyas medidas (7,36 x 11,93 x 2,28 centímetros) permiten que quepa en la palma de la mano y que sea manejable, con un peso de sólo 187 gramos. Es, por tanto, cómoda de usar al permitir un agarre fácil y cómodo.

En cuanto a materiales, está construida en un plástico que transmite sensación de calidad por su robustez, pero su acabado lo convierte en un verdadero imán para huellas dactilares y motas de polvo (las partes acabadas con brillo, no los bordes), de modo que los más escrupulosos en este sentido tendremos que hacer un uso extra del pañuelito de microfibra que siempre nos acompaña.

Puesta en marcha

Usando la Polaroid ZIP

La sencillez abandera este producto desde el primer momento. Su preparación (al menos en su primer uso) se basa en la carga de la batería, su alimentación (con un papel específico) y la sincronización con nuestro dispositivo iOS o Android, habiendo descargado la app propia de Polaroid ZIP, disponible en la App Store y en Google Play de manera gratuita.

En cuanto a la carga, la Polaroid ZIP presenta un único puerto micro-USB de alimentación, al cual se conecta el cable USB que viene incluido (no se incluye el cargador). La carga total está alrededor de una hora y media y permite realizar teóricamente unas 25 impresiones. A este respecto funciona con un sistema de ahorro de energía con reposo automático en cuanto transcurren unos minutos sin usarla (cuyo intervalo puede configurarse).

En este caso el consumible se restringe al papel de impresión, trabajando con la tecnología Zink Zero Ink, la cual consiste en que dicho papel está formado por capas de cristales de los principales colores (cian, amarillo y magenta) que se activan con el calor dando los colores de requeridos en la foto. El papel además cuenta con una capa final hecha de un polímero que protege del agua y las radiaciones ultravioleta.

Carga de papel de la Polaroid ZIP

Así, un pack de 10 láminas de dicho papel viene incluido en la Polaroid ZIP, y sólo hay que colocar el papel conforme indica una sencilla guía que lo acompaña en el interior de la impresora y cerrar la tapa. La sincronización con los dispositivos se realiza pulsando el único botón del dispositivo (el de Power, en un lateral) procediendo según sea iOS o Android.

En el lateral donde se ubica el puerto micro-USB, se encuentran a cada lado de éste 2 LEDs indicadores, uno para el encendido y la sincronización (así como un parpadeo en rojo cuando se abre la tapa) y otro que se ilumina durante la carga del dispositivo indicando cuando la batería está cargada completamente.

Impresión: app y resultados

Para enviar fotografías desde nuestros dispositivos tendremos sincronizarlo con la impresora para poder usar la app específica que gestiona al dispositivo. En el panel principal de ésta encontramos los modos de impresión y la sección My ZIP donde podremos ver el estado del dispositivo (batería restante, papel, etc.), así como acceder a la compra de papel.

App Polaroid Zip para iOS

Es una app intuitiva (de actualización reciente) que deja la estética en un segundo plano y que nos permite jugar con las posibles presentaciones, bien sea la foto tal cual o realizando una edición básica en cuanto a filtros, marcos, stickers y algún parámetro como la exposición, la saturación y el contraste. Hay una sección específica para collages, tarjetas de presentación y Secret View, que se trata de una edición (texto, voz, etc.) cuyo resultado sólo pueden visualizarse mediante el escaneo de un código QR que queda impreso en la foto.

Edición en la app Polaroid Zip

Las impresiones tardan entre 15 y 30 segundos aproximadamente, según el detalle, colores y las dimensiones que ocupen en el papel. Las fotos resultantes son de una calidad básica; aparecen pérdidas en el detalle en según qué fotos así como cierto exceso de contornos en fotos con algo más de contraste, si bien es cierto que son aspectos que se aprecian en detalle y que dado lo básico del hardware no cabe esperar la precisión de las impresoras más avanzadas.

Muestra de la Polaroid ZIP

Conclusión

La Polaroid ZIP es un dispositivo ideado para los apasionados de la instantánea que quieran sacar aún más jugo de las fotografías espontáneas con sus terminales, más allá de las redes sociales y de lo que es posible a nivel virtual, e inmortalizar los recuerdos a la antigua usanza.

Polaroid ZIP

Si bien parte de su propósito es ahorrarnos la compra de una cámara de fotos instantánea, el coste es algo que hemos de valorar si pensamos en adquirir esta impresora, teniendo en cuenta que la encontramos por 129 euros y los packs de papel se encuentran entre 15 y 50 euros según sea de 30, 50 o 100 hojas.

Puede que las fotografías nos resulten pequeñas, al menos con respecto a las tradicionales instantáneas Polariod, ya que las impresiones son de 7,6 x 5 centímetros. Esto, junto a la facilidad con la que se ensucia, una batería que puede dejar que desear en un uso intensivo y, según casos, el coste del papel, son los inconvenientes de este producto.

Polaroid ZIP en el bolsillo

Un producto enfocado al ocio y a mantener la fotografía tradicional adaptándola a la tecnología actual y más extendida, así como estableciendo un proceso mucho más sencillo y práctico que imita hasta cierto punto a las tradicionales cámaras de la propia Polaroid llevándolo a nuestros bolsillos.

Enlace | Polaroid ZIP
En Xataka Foto | La Polaroid Socialmatic ya no es una idea, es una realidad
En Xataka | La Polaroid Cube quiere ponerle las cosas difíciles a GoPro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio