Compartir
Publicidad
Que el móvil no te amargue un día de playa: tres soluciones para evitar robos
Móvil y sociedad

Que el móvil no te amargue un día de playa: tres soluciones para evitar robos

Publicidad
Publicidad

Parece que el verano (meteorológico) por fin está llegando a España. Y con el calor los que tienen suerte de contar con una playa cerca pondrán rumbo a ella, ya sea para tomar el sol, hacer castillos de arena o tomarse una caña al calor del sol, olvidándose de las preocupaciones del día a día.

Pero hay algo que puede trastocar nuestro disfrute en la arena: el móvil. Quieres ir a darte un baño con tus amigos y no quieres dejar ese móvil de última generación no precisamente barato (o que incluso estás pagando a plazos) en la toalla, no vaya a ser que cuando volváis del chapuzón el móvil ya no esté en el lugar en el que lo dejaste. Por eso, a continuación te vamos a dar una serie de soluciones para (intentar) evitar sustos de ese tipo.

Wearables resistentes al agua con alerta

Sony Smartband SWR10

Una opción para saber que tu móvil sigue en su sitio cuando te vas al agua es que lleves contigo un wearable (resistente al agua) que te avise si el teléfono se aleja de su rango de alcance. En este caso no te podrás ir demasiado lejos, ya que los ponibles conectados por Bluetooth suelen tener un alcance máximo de 10 metros.

Si ya cuentas con un wearable resistente al agua solo tendrás que configurar la opción de que te avise en caso de que te alejes demasiado del teléfono y asegurarte de los límites de esas resistencia al agua según su categoría IP (normalmente no podrás sumergirlo más allá de tres metros), pero si no lo tienes hay opciones que no se suben mucho de precio.

Un ejemplo es la Smartband SWR10 de Sony, disponible en Amazon por 32 euros, con protección IP58, aunque su alcance (según las especificaciones) es de solo 10 metros. Las distintas opciones de Samsung también te pueden avisar si te alejas demasiado y tienen cierta resistencia a la inmersión, aunque las opciones más económicas, empezando por la Samsung Geat Fit, son más limitadas en cuanto a la compatibilidad con distintos móviles.

Maneras de hacer que el móvil pase desapercibido

Tansafe

La opción de wearable conectado al móvil además de no ser económica es bastante limitada en distancia, por lo que muchos la descartarán, pero ello no significa que no podamos contar con otras maneras de poder ir a la playa con el móvil sin que nos arruine la jornada. Poco que ver con la tecnología podemos emplear trucos para que la presencia de nuestro teléfono pase desapercibida.

En Internet podemos encontrar múltiples soluciones ingeniosas, como el que imita un bote de crema solar que nos permite esconder en su interior un móvil u otros objetos de valor. O soluciones bastante más drásticas como Caja Playa, un contenedor que junto con una sombrilla dificulta el robo, aunque no lo hace tampoco totalmente imposible.

También podemos encontrar multitud de fundas estancas, que prometen que nos podremos llevar el móvil al agua sin que corra riesgos de mojarse. Y la opción más económica es fabricar nosotros mismos un escondite para nuestro móvil mientras disfrutamos de un chapuzón. Basta con coger un bote de crema o similar vacío y abrirlo a la altura adecuada.

Alarmas que saltan con el movimiento

Alarma Antirrobo

Por último, además de usar wearables o escondites más o menos ingeniosos, también hay alguna aplicación que puede resultar útil para intentar evitar robos. Una de las más útiles para Android es Alarma Antirrobo, una app que nos permite configurar una alarma que se active al mínimo movimiento de nuestro móvil, seleccionando distintos sonidos, maneras de desactivar la alarma o sensibilidades.

Los que tengan un iPhone también tienen una opción en Burglar Alarma - Motion Detector. Se trata de una app muy sencilla, que únicamente permite ajustar la sensibilidad. Simple pero cumple su cometido. Si ninguna de las opciones anteriores ha funcionado y tu móvil ha desaparecido, recuerda que desde las distintas opciones de los sistemas operativos puedes intentar localizarlo y bloquearlo.

De todas maneras, tras todos los consejos anteriores, lo que impera es la lógica común. Si tu teléfono es de alta valor y te ven con él en la playa te expondrás a un posible robo, por lo que será mejor no separarse mucho del mismo. Otra opción, a la que recurre cada vez más gente, es tener un segundo teléfono más simple para ir a la playa u otros lugares de robos frecuentes.

En Xataka Móvil | 11 apps para una jornada de playa perfecta

Sony SmartBand SWR10 - Pulsera inteligente (WiFi), negro

Sony SmartBand SWR10 - Pulsera inteligente (WiFi), negro

Caja fuerte para la playa: Cajaplaya

Caja fuerte para la playa: Cajaplaya

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio