Publicidad

Los radares que detectan el uso del móvil mientras conduces ya son una realidad

Los radares que detectan el uso del móvil mientras conduces ya son una realidad
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Mientras las grandes tecnológicas siguen desarrollando soluciones para evitar las distracciones con el móvil, países como Australia ponen el foco en controlar de forma más precisa el uso de nuestros terminales al volante. Así lo muestra Nueva Gales del Sur, estado más antiguo y poblado de Australia.

Desde el pasado 29 de noviembre el organismo responsable de las carreteras australianas ha puesto en marcha un nuevo sistema de radares que permiten detectar el uso del móvil al volante. Lo hacen basándose en inteligencia artificial, y las sanciones que permitirán imponer llegarán a alcanzar cuantías de más de 400 dólares.

Cámaras centradas en el uso ilegal del móvil al volante

Camaras

Desde la página del Transport for NSW (New South Wales), detallan la implantación de este sistema de cámaras que llega para detectar el uso ilegal de teléfonos móviles al volante. Según explican, estas cámaras han empezado a funcionar el día 1 de diciembre, y detectarán, tanto de día como de noche, el uso ilegal de teléfonos móviles.

Los radares funcionarán tanto de día como de noche, amén de no tener problema con ningún tipo de condición atmosférica o de velocidad del vehículo

Amén de funcionar en cualquier hora del día, las cámaras son capaces de detectar el uso del móvil a pesar de las dificultades que pueda plantear el clima. En pocas palabras, no hay condición lumínica o atmosférica que se les resista, en teoría.

El sistema se vale de inteligencia artificial para detectar de forma automática las imágenes en las que se aprecie el uso del teléfono móvil. No obstante, el último paso queda a manos de humanos, que verificarán si dichas imágenes se corresponden o no con dicho uso ilegal. En total, el sistema se compondrá por 45 cámaras de detección con flash infrarrojo.

Por el momento, tan solo se enviarán cartas de advertencia, sin llegar a multar, durante los tres primeros meses la implantación de este sistema. Pasados los tres meses, se empezará a multar, con cuantías que oscilan entre los 344 dólares hasta los 457 dólares y pérdida de hasta cinco puntos en el carnet.

Respecto a las dudas que pueda generar este sistema a nivel de privacidad, destacar que las imágenes que no cumplen los requisitos para las multas serán eliminadas de forma automática. Del mismo modo, se asegura que la información personal se almacena de forma segura en Australia, de acuerdo a sus requisitos de seguridad.

Por qué llega esta medida, y qué se está haciendo en España al respecto

Movil Al Volante

Según explica el NSW, este programa de cámaras se enmarca dentro de la estrategia del Gobierno para reducir las muertes en carretera en un 30 para 2021. Cuentan que, se ha demostrado que estos programas ayudan a prevenir accidentes y reducir comportamientos de alto riesgo. Durante las pruebas piloto, aseguran que más de 100.000 conductores usaban el teléfono al volante.

En España, contamos con drones que son capaces de detectar cualquier infracción al volante en un radio de cinco kilómetros

Extrapolando la medida a España, nos encontramos con que nuestro país, por el momento, nos encontramos ante un sistema de drones que pueden detectar, en un radio de cinco kilómetros, cualquier comportamiento sancionable. Al contrario que las cámaras australianas, aquí no hay algoritmos de automatización.

Vía | Transport for NSW

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir