Compartir
Publicidad
Publicidad

Repsol se apunta al pago vía app, pero ¿no eran peligrosos los móviles en las gasolineras?

Repsol se apunta al pago vía app, pero ¿no eran peligrosos los móviles en las gasolineras?
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Volviendo al tema de los pagos mediante el móvil, el NFC no es la única vía para que podamos pagar en un establecimiento desde nuestro smartphone. Las gasolineras también han visto en nuestros dispositivos una nueva vía para pagar, en esta ocasión con aplicaciones en los que introducir nuestros datos y los del surtidor.

Cepsa ya empezó hace meses a implementar esta forma de pago, y ahora es Repsol la que ya ofrece la posibilidad de pagar desde el móvil en 200 de sus gasolineras, con mayor comodidad y rapidez que el proceso habitual de pagos. Ahora, con esta nueva opción se nos viene una pregunta a la cabeza, ¿no estaba prohibido usar los móviles en las gasolineras por su peligrosidad?

PagoClick Repsol es la aplicación para Android e iOS que permitirá pagar desde el móvil un repostaje sin tener que pasar por caja. El funcionamiento es muy sencillo: mediante geolocalización la app detecta en que gasolinera nos encontramos, y con seleccionar el surtidor, el combustible y la cantidad a repostar podremos pagar desde el propio móvil, pudiendo empezar el repostaje en cuestión de segundos.

¿No estaba prohibido el uso de móviles en gasolineras?

Y como decíamos unas líneas más arriba, a muchos puede extrañar que las gasolineras nos inviten a usar el móvil para pagar si su uso siempre ha estado prohibido por supuesta peligrosidad. El mito popular aseguraba que las ondas del móvil podían provocar incendios o explosiones, pero lo cierto es que no es cierto, y la razón de la prohibición es otra.

Como demostraron los Cazadores de mitos, las ondas de transmisión de un móvil no pueden actuar de fuente de ignición, debido a la escasa energía que producen. De hecho, los casos de incendios que se han dado no venían por ese lado, sino por la electricidad estática que sí puede actuar como chispa para provocar un incendio.

La razón real por la que vemos esas señales que prohiben el uso de móviles en gasolineras es mucho más simple: son fuentes de distracciones. Por tanto, no hay problema en usar el móvil como medio de pago en una gasolinera, pero su uso más allá de dicha acción parece que seguirá estando prohibido, aunque no por riesgo de incendios o explosiones.

Más información | Repsol

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos