Compartir
Publicidad
Publicidad

Salas de cine exclusivas para quienes quieran usar el móvil: ése es el próximo plan de AMC

Salas de cine exclusivas para quienes quieran usar el móvil: ése es el próximo plan de AMC
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los móviles no sólo vinieron para quedarse, vinieron para invadirlo todo. Además de lo habitual que es ver a alguien usándolo en cualquier situación y lugar desde hace años, las propias empresas y establecimientos adaptan sus ofertas a esta "necesidad", aunque suponga algo casi en su contra. Un último ejemplo es AMC Entertainment, una cadena de cines norteamericana dispuesta a acabar con el veto a los smartphones en la sala.

Esto resulta algo contradictorio a priori, dado que el móvil ha supuesto uno de los principales enemigos en cuanto a disfrutar de este entretenimiento, ya sea por lo molesto de ruidos y vibraciones como por su uso para obtener grabaciones ilegales del contenido. De hecho, ya vimos el ejemplo de cómo llega a importunar con el caso de Patti Lupone en su representación teatral. ¿Cómo quieren entonces compatibilizarlo?

Nuevo CEO, nuevas reglas

Quizás lo que ya hace tiempo que a muchos no nos parecen "nuevos tiempos" lo sean aún para determinados sectores o industrias, como puede ser el caso de cines y teatros. Lo cierto es que eso que puede sonar manido de "adaptarse a las nuevas tecnologías" aún se encuentra en proceso en las salas de proyección, si bien hasta el momento el móvil ha pasado a ser, eso sí, una herramienta de compra y reserva de entradas en algunas compañías.

Lo que plantea AMC va más allá, o más concretamente la idea que ronda en el cerebro de su nuevo CEO Adam Aron. En una entrevista de Variety explica de qué maneras pretenden incrementar la afluencia a sus salas y cómo la demografía de la demanda influye en sus planes, mencionando como no podía ser de otra manera a los millenials:

[...] Y pensamos en los millenials. Necesitamos reformar nuestro producto en algunos aspectos concretos para que los millenials vayan a los cines con el mismo grado de intensidad que los baby-boomers iban al teatro a lo largo de su vida.

Palomitas

Que haya salas habilitadas específicamente para su uso

¿Y cómo será la aproximación a este público? Con el atractivo cebo de que puedan usar el smartphone dentro de las salas. Es más, que haya salas habilitadas específicamente para su uso, la completa antítesis del concepto actual. Es lo que Aron explica como una posibilidad ante la pregunta de si habrá una sección específica para texting (dentro de lo cual entraría casi cualquier uso del móvil, más allá de los mensajes de texto). De hecho, ante la pregunta de si se permitirá el uso del móvil lo afirma con un rotundo "sí".

Cuando pides a una persona de 22 años que apague el teléfono para que no te estropee la película, esa persona escucha que le pides que se corte el brazo izquierdo a la altura del codo. Tú no puedes decirle a una persona de 22 años que apague el teléfono. Así no es como ellos viven su vida.

Salas aptas para todos los públicos

Lo que Aron y su empresa pretende es que todos los tipos de público vayan a gusto a la sala y, por supuesto, que esto sea un reclamo para aquellos que acostumbren a usar su terminal también durante la proyección. Teniendo un espacio específico para éstos evitarían las molestias al público no partidario del uso del móvil en la sala (cada pantalla supone una fuente de luz, además de las vibraciones o incluso los sonidos).

Ya hay varios precedentes del uso del móvil en el cine

No obstante, el uso del móvil en las salas de cine ya tiene algún precedente más o menos experimental. Leemos algunos ejemplos en esta pieza de The Independent, como el de hace un par de años de la empresa Digital Cinema Media que, con la colaboración de PlayStation y Ben and Jerry's lanzaron una app que permitía ganar helados y palomitas gratis durante los trailers. El móvil también fue un recurso usado por Disney en la promoción "Second Screen Live: The Little Mermaid App" de modo que los espectadores jugaban mientras veían La Sirenita.

Así, por el momento la propuesta de Aron es una idea que ese encuentra entre todas las que se plantean en lo que parece una nueva era para la empresa con el cambio en la directiva. Será interesante ver si, en el caso de llevarla a cabo, supone efectivamente un reclamo para el público y si la competencia reacciona también con una idea similar.

Imagen | Independent
En Xataka Móvil | ¡No más taps en mi teatro! Cuando el abuso del móvil sobrepasa lo humanamente aceptable

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos