Publicidad

Si vas a un museo, deja el palo para selfies en casa

Si vas a un museo, deja el palo para selfies en casa
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Desde hace un par de años los palos para selfies se han vuelto muy populares, pese a lo extraño que a algunos pudiera parecernos al principio su mera existencia y utilización. A pesar de los múltiples argumentos a favor para su uso cotidiano, no podemos negar que también hay opiniones en contra, algunas de las cuales cobran más sentido cuando hablamos de su convivencia y utilización en espacios públicos.

Y es que, pese a que no es su intención, el palo para selfies no deja de ser precisamente eso, un palo, que esgrimido de forma incorrecta en ciertas situaciones puede convertirse en un peligro para las personas o incluso para los objetos de nuestro alrededor. De ahí que estos curiosos accesorios estén entrando en la "lista negra" de los complementos prohibidos en los museos de todo el mundo (y especialmente en Estados Unidos).

Parece ser que en más de una ocasión la integridad de algunas de las obras de arte más caras de la historia se ha visto comprometida por algún torpe visitante que pretendía hacerse un autorretrato moviendo el palo con el móvil pegado a su extremo, de aquí para allá, sin tener mucho cuidado con los lienzos y sobresaltando los responsables de seguridad de los grandes museos.

Armas de destrucción artística masiva

Por ello, se está empezando a tratar a estos complementos como potenciales armas de destrucción artística masiva en museos de todo el mundo, como el Hirshhorn Museum, el Smithsonian, el Sculpture Garden, la National Gallery y el Museo de Arte Moderno en Nueva York, el Getty Center o el Museo Nacional de Diseño Cooper Hewitt. Y la lista sigue creciendo...

¿Una medida exagerada? Podría parecerlo, pero la verdad es que en muchos museos ya se prohíbe la entrada al recinto de exposición de cualquier elemento que pueda perjudicar las obras de arte o de producir lesiones a los visitantes durante una aglomeración.

Por ejemplo, accesorios como paraguas, cuchillos, destornilladores, navajas suizas, cierto tipo de bastones, etc. ya están prohibidos y parece que el palo para selfies no será una excepción. Así que ya sabéis, si vais a un museo, mejor dejad el palo para selfies en casa.

Más información | Washington Post
En Xataka Móvil | Guía de compras de palos para selfies

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir