Compartir
Publicidad

Teleoperadores y mensajeros colaboraban con una banda de estafadores desarticulada por la Policía

Teleoperadores y mensajeros colaboraban con una banda de estafadores desarticulada por la Policía
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay ladrones más o menos sofisticados, que se piensan mejor o peor cómo van a lograr su objetivo final. La red criminal que han desarticulado conjuntamente las policías de España y Rumanía tenía montado un entramado casi perfecto para conseguir smartphones de gama alta gratis y ponerlos a la venta mediante locutorios y otro tipo de comercios, obteniendo pingües beneficios.

Conocidos son los casos de personas que han intentado (e incluso han logrado) estafar a operadores con datos falsos para conseguir un móvil de gama alta a plazos, que luego no pagaban, y revenderlo al mejor postor. En el caso de la red criminal hoy caída usaban este método a gran escala pero con la colaboración tanto de teleoperadores, que conseguían datos de personas ajenas a la trama, y repartidores de empresas de mensajería.

Un total de 57 personas de 13 nacionalidades distintas han sido detenidas hoy en la Comunidad Valenciana, Madrid, Aragón, Cataluña, Murcia y Andalucía, además de en Rumanía, donde se encontraban sus tres cabecillas, por ejecutar más de 2.000 estafas traficando con móviles de gama alta. La trama había llegado lejos, ya que en ella había implicados personal de distintas empresas.

Los teleoperadores conseguían los datos de clientes para usarlos en la compra de terminales, que interceptaban mensajeros

El primer paso era la obtención de datos personales, que los obtenían de manera fraudulenta teleoperadores de operadores, que escogían clientes de sus ficheros y bases de datos. Con ellos ejecutaban las compras de terminales, aunque cambiaban las direcciones para no levantar sospechas. Las direcciones a las que mandaban los smartphones eran falsas, pero contaban con la colaboración de mensajeros, que se encargaban de hacerse con los paquetes sin destino correcto.

Tres millones de euros de perjucio económico

Los mensajeros hacían llegar los móviles a sus destinatarios finales locutorios y distintos comercios, que los compraban a costes muy por debajo de los precios del mercado, obteniendo en la venta final un importante beneficio. Cada escalón de la trama, tanto teleoperadores, como mensajeros (que cobraban 50 euros por móvil) e ideólogos de la estafa se quedaban con su parte.

En total, la Policía española ha calculado que la trama llegó a conseguir más de 2.000 teléfonos, habiendo meses en los que llegaron a más de 100 smartphones, aunque solo se recibieron 13 denuncias en territorio español. El perjuicio para operadores y usuarios utilizados habría superado los tres millones de euros.

En Xataka Móvil | El nuevo timo del telemarketing: comunicar una subida de precio para ofrecer servicios de otro operador

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos