Usar el móvil en medio del océano es posible gracias a la cobertura marítima (aunque te va a salir muy caro)
Móvil y sociedad

Usar el móvil en medio del océano es posible gracias a la cobertura marítima (aunque te va a salir muy caro)

Si alguna vez has navegado por el mar, quizá te hayas preguntado a qué distancia de la costa llega la cobertura móvil. Es decir, hasta dónde tienes señal para llamar o navegar con tu móvil. En términos generales, los teléfonos suelen perder recepción a unas 15 millas de la costa (unos 24 kilómetros), aunque esa distancia puede reducirse por diversos factores que veremos a continuación.

¿Qué ocurre entonces mar adentro? ¿Cómo es posible disponer de cobertura a bordo de un crucero? La clave la tenemos en la cobertura marítima que proporciona la instalación de antenas repetidoras con conexión satélite en las embarcaciones. Pero ojo con sus precios; si no los conoces, seguro que te llevas las manos a la cabeza cuando veas tu factura.

Consejo: en altamar, lo mejor es el modo avión

Mar Gaviota

Las propias antenas de telefonía móvil situadas junto al litoral que proporcionan cobertura en tierra son las que dotan de señal a los móviles en embarcaciones cercanas a la costa. Su señal se emite de manera omnidireccional y, por tanto, puede llegar mar adentro, pero la distancia que alcanza su cobertura depende de factores como la ubicación, la potencia o la orientación de dichas antenas.

También influye si existen colinas o edificios altos que se interponen en su trayectoria o si hay una cantidad de personas que están usando la red en un momento dado. La parte positiva es que, una vez en el mar, no hay obstáculos, por lo que el alcance marítimo de las antenas terrestres puede ser incluso superior que en tierra firme. Por regla general, la señal se empieza a perder a unas 15 millas de la costa, cuando los barcos salen del alcance de las torres de telefonía móvil terrestres.

La distancia a la que llega la cobertura de una antena terrestre depende de factores como su ubicación, su potencia o su orientación

Sin embargo, hay que tener en cuenta nuestros móviles no superan los 2 W de potencia (lo que les limita a la hora de recibir señal a gran distancia) y las antenas de telefonía no suelen estar optimizadas para emitir su señal con más potencia hacia el mar (donde hay muchos menos clientes). Eso implica que la cobertura terrestre con una calidad aceptable no suele superar unos pocos kilómetros.

Crucero
Todos los barcos de crucero cuentan con servicio de conexión a Internet vía satélite

¿Significa eso que no podemos usar el móvil a partir de ahí? No, ni mucho menos. Si vas en un crucero o ferry, es probable que la propia embarcación ofrezca servicios de WiFi o voz a sus pasajeros a un precio generalmente elevado. Para ello, utilizan antenas repetidoras con conexión satélite que proporcionan una cobertura marítima a la que te puedes conectar tú por tu cuenta.

El problema es que conectarse a Internet o llamar por teléfono usando esa cobertura marítima es, por lo general, bastante caro. Mejor dicho, es carísimo. Y para que lo juzgues por ti mismo, aquí tienes, por ejemplo, las tarifas de Movistar y Orange:

  • Cobertura marítima de Movistar: tanto para clientes de contrato como de prepago, los precios de Movistar son de 7,13 euros por minuto con establecimiento de 3,02 euros por llamada recibida o enviada, 36,30 euros por MB de datos emitido y recibido, 1,21 euros por SMS enviado y 4,84 euros por MMS enviado (los SMS y MMS recibidos son gratis).

  • Cobertura marítima de Orange: en este caso, el servicio sólo puede usarse en contrato y tiene un precio de 10,31 euros por minuto con establecimiento de 0,73 euros por llamada realizada o recibida, y de 1,21 euros por SMS enviado (los recibidos son gratis y no admite el tráfico de datos).

Cuando el barco se acerque a la costa y el móvil detecte la cobertura terrestre, se conectará automáticamente a ella y volverás a tener tu tarifa habitual (con el correspondiente roaming que aplique tu operador en ese país). Nuestro consejo, por tanto, es que, en cuanto te alejes un poco de la costa, pongas el móvil en modo avión y no lo uses ni para llamar ni para navegar por Internet (salvo que el crucero ofrezca WiFi gratis, claro).

Nuestro consejo es que, en cuanto te alejes un poco de la costa, pongas el móvil en modo avión, salvo que el crucero te ofrezca una red WiFi gratuita

¿Y cómo se comunican los barcos entre ellos? La seguridad en altamar no puede depender de sistemas con un alcance limitado como el de la telefonía móvil, por lo que suelen recurrir a equipos de alta frecuencia (VHF) capaces de alcanzar una distancia de 30 millas, bien sea con otras embarcaciones o con estaciones terrestres. Otra opción es usar un teléfono por satélite, pero su velocidad de transmisión de datos es bastante baja y sólo funciona en exteriores despejados.

Temas
Inicio