Publicidad

Movistar sube el coste de alta de Internet en la segunda residencia a 50 euros

Movistar sube el coste de alta de Internet en la segunda residencia a 50 euros
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Precisamente ahora que estamos metidos en la época más calurosa del año y en los meses en los que la mayoría de españoles disfruta de algunos días de vacaciones, puede ser un buen momento para contratar Internet en la segunda residencia. Conscientes de ello, son varios los operadores que han lanzado su propuesta en este sentido durante las últimas semanas.

Tal es el caso, por ejemplo, de Yoigo y de Vodafone, que se han sumado recientemente a las alternativas que Telecable, Orange y Movistar, entre otros, anunciaron el año pasado. Pues bien, justamente esta última acaba de elevar la cuota de alta de este servicio, pasando de los 30 a los 50 euros de pago inicial.

Un aumento del 66% por la instalación

Movistar Segunda Residencia 3

El año pasado, Telefónica lanzó al mercado 'Internet Segunda Residencia', una nueva opción que te permite contratar Internet 10 Mb y teléfono fijo para tu segunda residencia si eres cliente de Movistar Fusión. Los precios de esta propuesta oscilan entre los 15 y los 30 euros mensuales, dependiendo del paquete que tengas contratado:

  • Con Fusión Total Plus, te costará 15 euros al mes.

  • Con Fusión Total, el precio será de 20 euros al mes.

  • Con el resto de tarifas Fusión (Fusión Selección, Fusión Base o Fusión 0), la cuota será de 30 euros al mes.

El precio lleva incluidos un router Smart Wifi y la cuota de línea de teléfono fijo, aunque las llamadas se tarifican aparte. A diferencia de las alternativas similares de otros operadores, este servicio de Movistar no tiene permanencia, pero eso sí, incluía, hasta ahora, una cuota de alta de 30 euros para cubrir los gastos de desplazamiento e instalación, tanto de fibra como de ADSL.

El pago inicial de 50 euros en concepto de cuota de alta cubre los gastos de desplazamiento del técnico y la instalación de la fibra o el ADSL

Decimos "hasta ahora" porque, según adelantaba El Economista, ese pago inicial en concepto de cuota de alta ha ascendido hasta los 50 euros actuales, lo que se traduce en un aumento del 66%. Parece ser que ese incremento estaba previsto para Semana Santa, pero la crisis del coronavirus ha obligado al operador a retrasarlo unos meses.

Este nuevo aumento efectuado por Movistar abre el debate sobre el sentido de contratar este tipo de servicios para segundas residencias, máxime teniendo en cuenta lo que ya ofrece el mercado para primera residencia. De hecho, hay varias marcas low-cost que tienen un coste alta en sólo fibra de 70 euros (léase Lowi o Vodafone yu) o incluso de 45 euros, como ocurre en Finetwork, sin llevar asociada permanencia.

Más información | Movistar

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios