Compartir
Publicidad
Orange Bank: así es el desafío a la banca tradicional del operador francés
Orange

Orange Bank: así es el desafío a la banca tradicional del operador francés

Publicidad
Publicidad

Corría el año 2015 cuando Orange dejó patente su intención de convertirse en un banco con todas las de ley. Hoy, más de dos años después de aquello y cumpliendo su propio calendario, Orange Bank ha echado a andar y ahora la operadora francesa ya no restringe sus operaciones únicamente a Polonia, su banco de pruebas. Orange Bank es una realidad en Francia, y su salto a España está cerca.

No hay que olvidar que Orange se hizo en su momento con las dos terceras partes de Groupama, una entidad bancaria francesa que supuso un paso más en la llegada de la teleco al sector de los grandes bancos. Los empleados de la operadora han podido ya realizar tests de uso de un servicio que hoy se abre al público. Y trataremos de contarte qué ofrece y en qué condiciones.

Como se comentó inicialmente, Orange Bank abre por primera vez sus puertas virtuales al público ofreciendo desde tarjetas de crédito a depósitos y cuentas bancarias, además de otros servicios asociados que irán activándose poco a poco. Todo ello, como no podía ser de otra manera, orientado y gestionable desde el teléfono móvil. Requisito indispensable a día de hoy y parte del ADN de una compañía que es y siempre será una operadora de telefonía. Veamos los servicios uno a uno.

Las cuentas en Orange Bank

Orange Bank

Abrir una cuenta en Orange Bank es tan sencillo como en otros bancos que en la actualidad operan de forma online, con la salvedad de que Orange no cuenta por ahora con oficinas físicas de forma que todas las gestiones se derivan a trámites a través del móvil. Para ser cliente sólo se requieren unos pocos pasos para poder tener una cuenta activa con la nueva entidad. La cuenta puede abrirse desde el navegador pero el banco nos confirma que vayamos comprobando si nuestro teléfono es compatible, pues todas las gestiones se realizarán desde la app del móvil.

  • Introducimos los datos de alta que se solicitan en este formulario.
  • Elegimos los productos y servicios que queremos asociar a nuestra cuenta.
  • Verificamos que los datos introducidos en los dos puntos anteriores sean correctos.
  • Firmamos digitalmente el contrato gracias a un código enviado por SMS.
  • Aportamos dos documentos para verificar nuestra identidad (DNI, pasaporte, tarjeta de residencia, libro de familia, etc)
  • Realizamos un ingreso en la cuenta de 50 euros para activarla y poder comenzar a operar con ella.

Ese primer ingreso de 50 euros para la activación puede retirarse una vez la cuenta se haya abierto y esté operativa, por lo que a todos los efectos, abrir una cuenta con Orange Bank no tendrá ningún coste para nosotros más allá del tiempo que tardemos en realizar todos los pasos. El mantenimiento de la misma también es gratuito.

Las tarjetas en Orange Bank

Las tarjetas en Orange Bank, servidas por Visa

Si lo deseamos, podemos tener una tarjeta de débito con Orange Bank, cuya gestión y cobro de comisiones corre a cargo de Visa, la entidad emisora. Gracias a esta tarjeta podremos ir pagando y cargando las compras directamente a nuestra cuenta, aunque podremos exceder el límite de efectivo pagando las correspondientes comisiones.

Como especifica Orange Bank en sus condiciones, "tener gastos imprevistos es algo que nos sucede a todos", así que la tarjeta de débito permite pagar tener una cantidad de dinero descubierto a la que haremos frente con sus correspondientes intereses. En caso de que nos llegue un cargo a la cuenta y no dispongamos de efectivo, Orange nos cargará el 8% en concepto de comisión, mientras que si excedemos el límite durante un pago con la tarjeta tendremos que hacer frente a un cargo extra del 16%. Además, se reservan el derecho a rechazar una transacción, que también tendrá costes aunque éstos no se especifican.

Las tarjetas Visa de Orange Bank no tendrán comisiones salvo que excedamos el límite de saldo de la cuenta o las usemos menos de tres veces al mes

Tener la tarjeta será algo gratuito pero tendrá cargos por uso reducido. Usar la tarjeta de Orange Bank menos de tres meses al mes supondrá que nos carguen 5 euros en concepto de mantenimiento, y también nos cobrarán 5 euros si pedimos a un asesor de Orange Bank que realice operaciones por nosotros. En caso de pérdida de la tarjeta, o de renovación antes del periodo de caducidad, se nos cargarán 10 euros por emisión.

¿Y qué tal funciona la tarjeta en el extranjero? Indica Orange Bank que su tarjeta opera sin caros en casi toda la zona euro, un total de 20 países, y que en estos países la mayoría de operaciones son gratuitas. Si estamos lejos de esta zona euro, en otro país del extranjero, tendremos que hacer frente a las tasas de cambio de moneda vigentes en ese momento, como con cualquier otra tarjeta.

La aplicación y el pago móvil

Los pagos móviles con Orange Bank

Gracias a la aplicación de Orange Bank tendremos acceso a la gestión completa de nuestros servicios contratados, pero también será la puerta para acceder a los pagos móviles. Y como en el resto de servicios, necesitaremos como mínimo un chip NFC para poder realizar los pagos sin contacto en los TPVs compatibles.

El pago móvil con Orange Bank, que es compatible con Apple Pay desde el primer momento, tiene una serie de limitaciones, como otros servicios. Para empezar, no podremos pagar más de 600 euros al mes con este sistema, bien en una única transacción o bien en varias y a lo largo de los 30 días en ejercicio, hasta el siguiente periodo de facturación.

Con iOS el uso del PIN será obligatorio para cada compra. Con Android tendremos que autorizar uno de cada cinco pagos para verificar nuestra identidad.

Si además estamos realizando los pagos con Android, cualquier pago de más de 30 euros, o si superamos 5 pagos consecutivos que rebasen los 150 euros, necesitaremos obligatoriamente introducir el código secreto. A fin de que la aplicación se asegure de que somos realmente nosotros y no nos han sustraído el móvil y están realizando pagos en nuestro nombre.

Por supuesto, los pagos realizados con el teléfono móvil se cargan automáticamente contra el saldo de nuestra cuenta, sin posibilidad de realizarlo a crédito. Los pagos se reflejarán automáticamente en nuestros movimientos y nuestro saldo se irá actualizando. Si lo deseamos, bien por no poder usarlo o por no querer hacerlo, podemos desactivar este pago en cualquier momento.

La aplicación de Orange Bank está disponible tanto para iOS como para Android y sólo necesitamos tener versiones del sistema iguales o superiores a iOS 9 o Android 5.0. Os dejamos los enlaces de descarga aunque, como comentamos, el banco aún no opera en el país.

Enlaces | Orange Bank para iOS | Orange Bank para Android

En España en 2018

Orange Bank espera abrir sus puertas a clientes españoles para el próximo año 2018, aunque no se ha precisado en qué momento del año se producirá esta apertura. Lo que sí sabemos es que traerá bajo el brazo sus cuentas de ahorro remuneradas (un 1% de los ingresos de cada mes) y que se irán añadiendo más servicios con el paso del tiempo.

Como un paquete de seguros que algunas operadoras ya han probado, como Movistar, y que podrá contratarse desde la misma aplicación para móviles con la que gestionaremos todo lo que tengamos con Orange Bank. Ya sólo queda esperar y ver qué servicios se van activando con el paso del tiempo pues, suponemos, todos ellos llegarán desde el primer día de la apertura en España.

Más información | Orange Bank (francés)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio