Compartir
Publicidad

Cuidado con el RED Hydrogen One con pantalla holográfica, lo poco que sabemos de él puede cambiar

Cuidado con el RED Hydrogen One con pantalla holográfica, lo poco que sabemos de él puede cambiar
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Invertir en un teléfono móvil no es algo baladí, sobre todo cuando apuntamos a terminales que orbitan las altas esferas del mercado. Los grandes desembolsos nos "cuestan menos" cuando apostamos por marcas de confianza así que todo se pone cuesta arriba cuando la decisión de compra implica a un desconocido. Uno como RED con su nuevo Hydrogen One con pantalla holográfica.

RED es una gran compañía por lo que será poco probable que su futuro Hydrogen One sea un proyecto inacabado, uno de tantos que vemos llegar y salir de plataformas como Kickstarter para ganar dinero a costa de los menos precavidos. El Hydrogen One será una realidad, casi con total seguridad, pero qué clase de realidad sea ya es otra película. Y es que desde RED piden un mínimo de 1.200 dólares para un teléfono que, en estos momentos, reúne más incertidumbres que certezas.

La pantalla holográfica que nadie ha visto

Pantallas Holograficas Las pantallas holográficas son una promesa del mercado desde hace mucho

Tirando de experiencia, las grandes novedades que amenazan con asaltar el mercado siempre nos provocan escepticismo, sobre todo cuando llegan por parte de jugadores que no están en absoluto consolidados en el mercado. Con esta nueva pantalla holográfica que en RED aseguran haber desarrollado nos ha ocurrido exactamente eso, y a ello se suma el que ni tan siquiera hemos visto qué hace o cómo.

RED ha puesto ya a la venta un teléfono móvil que cuesta entre 1.200 y 1.500 dólares del que sólo hemos visto un render que, según palabras de la propia compañía, puede cambiar por motivos que sólo les concernirán a ellos. Así que compras un teléfono que ves en un render parcial que podría no ser el diseño definitivo, no es algo que ayude a reforzar nuestra confianza.

Pero este posible cambio estético no es lo peor que te puede ocurrir al comprar el Hydrogen One de RED. Dado que la pantalla es complicada de fabricar, una afirmación de la propia empresa, el teléfono tal vez no se te entregue en la fecha estimada. Por el momento marca un "Shipping en Q1 2018" pero puede ser que sí tanto como que no. Otro gran motivo para lanzarse a comprarlo.

El Hydrogen One puede cambiar de diseño, de plazo de entrega y de precio, pero puedes comprarlo ya si te apetece

Hay un tercer gran dato en todo esto y es que RED no garantiza que los precios indicados en este momento, cuando ya puedes comprar el dispositivo, sean los definitivos para el momento en que se lance al mercado, en que se entreguen las unidades vendidas, sea cuando sea ese momento. Luego puedes pagar 1.195 dólares por el modelo de aluminio o 1.595 dólares por el modelo de titanio, y después tener que desembolsar más porque los gastos de construcción se hayan disparado.

Tal vez en el futuro RED vaya presentando más y más características de su Hydrogen One pero lo cierto es que, en estos momentos, estás comprando un producto sobre planos sin poder verlos. Compras expectativas de futuro que ni siquiera sabes cómo van a resultar. Un teléfono con una pantalla de 5,7 pulgadas que no necesita cristales porque es "holográfica", que permite ver contenido 2D del de toda la vida pero también contenido H4V (Hydronen 4-View), contenido 3D estéreo y que se use para realidad aumentada y realidad virtual.

No son palabras que nos estemos inventado, son conceptos que RED introduce en una nota de prensa publicada llena de términos "marketinianos" que sólo indican que ni la propia compañía es capaz, al menos no por ahora, de explicar a las claras en qué consiste su propia pantalla holográfica. Ni tan siquiera muestran un vídeo al que agarrarnos para poder comprender el concepto.

Habrá modulos, pero a saber cuáles

Modulos Los módulos del Motorola Moto Z y el Z Play

Pero ahí no queda todo, hay una última cosa: los módulos. LG lo intentó con el LG G5 y acabó desestimando la idea, Lenovo siguió posteriormente con los Moto Z y parece que su apuesta se mantiene, y ahora llega RED con su nueva apuesta. ¿Qué modulos tendrá a su disposición el Hydrogen One? No lo sabemos. ¿Cuándo llegarán? Tampoco lo sabemos. Junto al teléfono no, eso seguro.

Así que podemos ir corriendo ahora a pagar los 1.195 dólares del modelo básico del Hydrogen One y obtener un teléfono con un diseño desconocido, un plazo de entrega desconocido, un precio que podría aumentar y la promesa de módulos también desconocidos que ya se verá cuándo llegan, o si llegan finalmente.

Habrá módulos, pero no sabemos cuáles, ni qué harán, ni cuándo llegarán. No sabemos nada.

O podemos directamente esperar para ver, con el paso del tiempo, en qué se convierte este Hydrogen One de RED que en estos momentos no es más que un gran artificio plagado de incertidumbres. Lo más probable es que el teléfono acabe siendo un teléfono más, con especificaciones o no a la altura de otros grandes smartphones del mercado, y con una pantalla que puede ser o no revolucionaria.

Paciencia. No es el primer teléfono de estas características que promete cambiarlo todo y finalmente queda en nada. Ocurrió con el Amazon Fire Phone, sin ir más lejos, y el resultado pudo verse con claridad. Ojalá el Hydrogen One sea realmente revolucionario y cambie la industria, pero hemos leído eso demasiadas veces como para no ir con pies de plomo. A nivel personal, me parece un desembolso bastante importante para no saber ni qué se está comprando. Pero cada cual que haga con su dinero lo que estime conveniente.

Más información | Nota de prensa del Hydrogen One de RED
En Xataka Móvil | Sorpresa, el Amazon Fire Phone es un fracaso

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos