Compartir
Publicidad
Publicidad

La caída de Microsoft en el móvil se traduce en menos de un millón de Lumias vendidos

La caída de Microsoft en el móvil se traduce en menos de un millón de Lumias vendidos
Guardar
52 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El declive de Microsoft en el ecosistema móvil es algo que se evidencia tras cada presentación de cifras de la compañía. Como un día de la marmota que se repite eternamente, trimestre tras trimestre siguen cayendo las ventas de terminales de un gigante de otros sectores que tiene en su software una buena vía de escape aún por explotar.

Lo último que Microsoft ha puesto sobre la mesa habla de que han caído un 81% los ingresos de su división móvil, hablando en términos de hardware. Parece que el hecho de no contar con un plan específico para el terreno móvil sigue causando estragos en una compañía que ya inició una ronda de despidos para volver a la senda de la rentabilidad, y quizá para enfocarse en un futuro Surface Phone que no parece llegar nunca.

Las cifras hablan por sí solas

Microsoft

Esta caída de ingresos de la división de Microsoft dedicada a los móviles ya se ha traducido a cifras más manejables, aquellas que hablan de unidades per se y no de cantidades en dinero que dificultan contemplar la realidad. Microsoft ha visto cómo las ventas de sus terminales se han reducido a menos de un millón de dispositivos.

El dato es demoledor porque nos referimos a un descenso con respecto al mismo periodo del trimestre equivalente de 2015. De 4,5 millones de teléfonos Lumia comercializados en el último trimestre de 2015, Microsoft ha caído por debajo del millón de unidades en el último cuarto de 2016. No cabe duda de que la división de hardware de Microsoft dedicada a los móviles está condenada a su desaparición, salvo milagro de última hora.

Adquirir un teléfono con Windows 10 para móviles no es muy sencillo a día de hoy, pues las opciones son escasas y algunas se disparan demasiado en precio. El último ejemplo que tenemos en mente es el del HP Elite X3, un terminal dirigido al público profesional y que probablemente no ayude al crecimiento de la cuota del sistema operativo, arrinconado por Android e iOS.

Ni se venden los Lumia, ni llegan los terminales de los partners que levanten la cuota del sistema

El escape de la compañía de Redmond está en el software, como comentábamos anteriormente. Con un futuro Windows 10 completo y perfectamente ejecutable en terminales con procesadores ARM, Microsoft podría encontrar ahí un lugar en el que prosperar al no duplicar esfuerzos entre sus propias divisiones, y corriendo sin problemas tanto en plataformas móviles como en ultrabooks de bajo coste.

Nadie sabe a ciencia cierta si en el interior de Microsoft ya se ha arrojado la toalla en el ecosistema móvil, de nuevo hablando únicamente de hardware, pero ya se rumoreó que dejarían paso a partners y otros fabricantes retirándose progresivamente de papel de constructores. El problema es que estos fabricantes tampoco llegan, y el futuro de la compañía lejos del software se torna cada vez más oscuro.

Vía | GSMArena
En Xataka Móvil | Por qué el abandono de Minecraft es una buena noticia para el futuro de Windows 10 en móviles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos