Compartir
Publicidad
ZTE Axon 9 Pro vs ZTE Axon 7: esto es todo lo que ha cambiado
Otras

ZTE Axon 9 Pro vs ZTE Axon 7: esto es todo lo que ha cambiado

Publicidad
Publicidad

ZTE ha dado un nuevo paso adelante y lo ha hecho con un líder de catálogo, un Axon 9 Pro que tiene la misión de borrar los sinsabores de un año plagado de problemas comerciales con Estados Unidos, que obligaron al fabricante a cesar sus operaciones en todo el mundo. Ahora el nuevo flagship ya está entre nosotros, y con él ocurre algo curioso.

Dos generaciones, aunque sólo una ha sido real, han transcurrido entre el ZTE Axon 7 que vimos llegar en 2016 y el nuevo Axon 9 Pro, aterrizado cuando agosto de 2018 ya casi huele a cerrado. Una importante evolución que nos muestra cuánto ha cambiado el mercado en casi 30 meses, y que aquí te traemos comparada.

Dos años reales, una eternidad en aspectos de pantalla

Axon 9 Pro

Con los líderes de la línea Axon ha ocurrido algo que no es muy habitual, y es que han pasado dos años entre generaciones. De hecho, más de dos años, pues tenemos que remontarnos a mayo de 2016 para asistir de nuevo a la llegada del Axon 7. Dos años son muchos, y en el mercado tecnológico aún más, así que hemos tenido varias revoluciones por el camino, y posiblemente la más importante sea la de las pantallas.

De las 5,5 pulgadas del Axon 7, con un formato 16:9 que pronto formará parte del pasado, hemos saltado a 6,21 pulgadas en el nuevo Axon 9 Pro. 0,71 pulgadas de diferencia en un teléfono que únicamente gana 0,5 centímetros de alto y que es incluso más estrecho que la anterior generación. Las pantallas extra-largas son ahora la tendencia, y echar la vista hacia atrás nos deja ver cuánto han cambiado las cosas en muy poco tiempo.

Las pantallas se han alargado, las cámaras se han duplicado y el cristal ha cobrado bastante importancia

Curiosamente, en cuanto a resolución hay un paso atrás. Si el Axon 7 colocó QHD en su panel, el Axon 9 Pro apuesta por el FullHD+, que sumado al 'notch' llega hasta los 2.248 píxeles de alto por 1.080 píxeles de alto. El teléfono es más nuevo y potente, pero perdemos densidad de píxeles por el camino, y no se pierde poca, casi 140 píxeles por pulgada. Eso sí, ganamos un 11% más de aprovechamiento del frontal para llegar a un nada desdeñable 83,3%.

La nueva generación de cerebros

Han pasado dos años y, como es lógico, los procesadores han cambiado. El caso del Axon 7 es, además, algo especial. Pertenece a un año, 2016, en el que hubo dos procesadores Qualcomm de gama alta, por lo que su salto hacia adelante es aún mayor. El Axon 7 llegó con el Snapdragon 820, y luego llegó el Snapdragon 821, y luego el Snapdragon 835, y entonces aterrizó el Snapdragon 845, el cerebro del nuevo Axon 9 Pro. Un chip que tiene, además, casi nueve meses de vida.

Pocas diferencias en cuanto a memorias, pues de 4GB pasamos a 6GB y de 64GB pasamos a 128GB. Tal vez un salto sensible pero muy acorde con este año 2018, con bastantes teléfonos con 128GB, e incluso más, en circulación. La tarjeta microSD no falta, por supuesto, para llevar esos 128GB un paso más allá. Y si hay salto de procesador, ¿lo hay también en otros aspectos? Claro, en todos los relacionados.

Del Bluetooth 4.2 pasamos al Bluetooth 5.0 y el 4G ahora corre a 1.2Gbps gracias a la categoría 18 del módem. Repiten el NFC, el puerto USB C y la WiFi ac, así como la carga rápida de la batería, que ahora es de 4.000 mAh en lugar de 3.250 mAh. Pero hemos ganado algo más con el salto de generación. Ahora tenemos carga inalámbrica gracias al cuerpo de cristal del nuevo Axon 9 Pro, así que una nueva opción de carga se añade a las anteriores.

Territorio Dual: la cámara se duplica

Axon 9 Pro

De nuevo hay que recurrir a los dos años, porque ahora lo que se lleva es montar un sistema de cámara dual en prácticamente todos los teléfonos de cierta gama, y el Axon 9 Pro se ha subido a este tren. En el Axon 7 teníamos 20 megapíxeles de sensor principal, y en la nueva generación hay un sensor de 12 megapíxeles al mando, y otro de 20 megapíxeles como apoyo. Una segunda lente destinada a lecturas de profundidad para ofrecer desenfoque selectivo. Repetimos, en un salto de dos años.

La cámara frontal también ha evolucionado lo suyo. Lejos quedaron los 8 megapíxeles del Axon 7, convertidos ahora en 20 megapíxeles en el nuevo teléfono. Tamaño no significa calidad, y habrá que poner a prueba la nueva cámara, pero sobre el papel promete ofrecer buenos resultados y eso siempre es una buena noticia para los futuros compradores de un teléfono que, de partida, se venderá a 649 euros. Sin duda, dos años que han cundido mucho en casi todos los sentidos.

ZTE Axon 7 vs Axon 9 Pro, las especificaciones técnicas

ZTE Axon 7

ZTE Axon 9 Pro

Pantalla

AMOLED 5,5 pulgadas
16:9 QHD (2.540 x 1.440)

AMOLED 6,21 pulgadas
18,7:9 FullHD+ (2.248 x 1.080)

Procesador

Snapdragon 820
GPU Adreno 530

Snapdragon 845
GPU Adreno 630

RAM

4 GB

6 GB

Memoria

64 GB + MicroSD (512GB)

128 GB + MicroSD (256GB)

Cámara trasera

20 megapíxeles PDAF
Vídeo 4K

12 megapíxeles AF
20 megapíxeles FF
OIS
Vídeo 4K

Cámara frontal

8 megapíxeles f/2.2

20 megapíxeles FF

Conectividad

4G Cat. 12, WiFi ac, Bluetooth 4.2, NFC, USB-C

4G Cat. 18, WiFi ac, Bluetooth 5.0, NFC, USB-C

Batería

3.250 mAh
Carga rápida

4.000 mAh
Carga rápida

Dimensiones y peso

151,7 x 75 x 7,9 milímetros
175 gramos

156,5 x 74,5 x 7,9 milímetros
179 gramos

Biometría y otros

Lector de huellas trasero

Lector de huellas trasero
Resistente al agua

En Xataka Móvil | ZTE Axon 9 Pro en cinco claves: el regreso de ZTE es con apellido Pro y potencia de gama alta

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio