Publicidad

Realme 6i, análisis: una línea de entrada competitiva con una batería estratosférica
realme

Realme 6i, análisis: una línea de entrada competitiva con una batería estratosférica

Publicidad

Publicidad

Nacido en marzo y aterrizado en España al mes siguiente, el Realme 6i se ha convertido en uno de los modelos con los que la marca china quiere atacar la línea que se encuentra justo por debajo de los 200 euros de precio. Hardware ajustado pero competitivo unido a un precio que lo haga atractivo, es el reto de un Realme 6i que ofrece características interesantes.

Hemos tumbado al Realme 6i en nuestra mesa de análisis para contaros qué es lo que nos ha ofrecido en todo el tiempo que hemos estado haciéndole pruebas. Un pequeño adelanto en forma de spoiler: ojo con esta batería. Realme ha heredado de OPPO su buen hacer con las pilas internas, y este Realme 6i no se apaga ni aunque queramos. Vamos allá.

Realme 6i, las especificaciones técnicas

Realme 6i

Pantalla

6,5 pulgadas
Ratio 20:9
HD+ a 1.600 x 720
Gorilla Glass 3+

Dimensiones y peso

164,4 x 75 x 9 milímetros
195 gramos

Procesador

Helio G80
GPu ARM Mali G52

Versiones

4GB/128GB
MicroSD hasta 256GB

Cámara frontal

16 megapíxeles f/2.0

Cámaras traseras

48 megapíxeles f/1.8
8 megapíxeles gran angular
2 megapíxeles blanco y negro
2 megapíxeles macro 4cm

Batería

5.000 mAh
Carga rápida 18W
Carga inversa por cable

Sistema operativo

Android 10
Realme UI

Conectividad

Dual 4G
Wi-Fi 4
Bluetooth 5.0
GPS/GLONASS/Beidou
USB tipo C

Otros

Lector de huellas trasero

Precio

179 euros en Amazon

Realme 6I – Smartphone de 6.5”, 4 GB RAM + 128 GB ROM, Procesador Helios G80, Cuádruple Cámara AI 48MP, Dual Sim, Color Green Tea

Realme 6I – Smartphone de 6.5”, 4 GB RAM + 128 GB ROM, Procesador Helios G80, Cuádruple Cámara AI 48MP, Dual Sim, Color Green Tea

Diseño funcional y robusto, pero no muy bien pulido

Análisis del Realme 6i

Con 6,5 pulgadas de pantalla, y con un ratio de panel de 20:9, resulta muy complicado que un teléfono como este Realme 6i sea compacto, y no lo es. Hablamos de casi 16 centímetros y medio, y de un peso que roza los 200 gramos. A su favor, el contar con una trasera de plástico que hace que el agarre sea agradable y, sobre todo, que mantenga el teléfono todo lo limpio posible pues resiste bien tanto las huellas como la suciedad inherente al uso.

El plástico sigue siendo un material versátil, cómodo y resistente, y terriblemente denostado

El Realme 6i está bastante bien equilibrado y resulta cómodo en la mano pese a sus dimensiones. La situación de los botones es bastante intuitiva, con el encendido en la parte derecha y el volumen en la izquierda, quedando la parte inferior para el puerto USB tipo C y el conector de auriculares. Lo diremos una y mil veces, el conector debe ir en la parte baja para que sea más cómodo meterse el móvil en el bolsillo, y aquí cumple.

Análisis del Realme 6i

Toca hablar un poco de la pantalla, de un panel de 6,5 pulgadas IPS LCD que se ve bastante bien en casi todas las situaciones, incluso con el sol incidiendo sobre el mismo, pero que sin embargo sufre con los ángulos de visión, pues en cuanto inclinamos el teléfono unos cuantos grados se aprecia cómo se pierde contraste y cae la luminosidad. Tal vez por culpa de un protector de pantalla integrado cuyos bordes no están bien rematados, no resultan muy agradables al tacto y que entorpecen el uso de los laterales de la pantalla. Ya lo veremos más adelante en la interfaz.

Análisis del Realme 6i #quédateencasa

Este protector de pantalla tampoco se mantiene demasiado limpio ante las huellas, por lo que será habitual tener que pasar el Realme 6i por la camiseta o darle con algún trapo limpiador de vez en cuando. Hablamos de resolución HD+, por cierto, algo insuficiente para esta diagonal y es que nos deja la densidad por debajo de los 300 píxeles por pulgada (en torno a 270), y aunque no se note demasiado, se aprecia al observar algunas fotografías y gráficos vectoriales como juegos y demás. Lo ideal habría sido saltar al FullHD+, pero tal vez se hubiese lastrado demasiado la autonomía. O no.

El Realme 6i distorsiona antes de tiempo, una pena porque tiene muy buen volumen

Vamos a ir cerrando este apartado de diseño y multimedia hablando del sonido del Realme 6i. Potente, ciertamente potente, aunque demasiado falto de graves y cuando superamos el 75/80% del volumen máximo podemos observar distorsión en los sonidos, aunque dispongamos de fuentes de calidad. Con auriculares la cosa cambia bastante y hasta contamos la tecnología Real Sound para mejorar y personalizar la experiencia. Luces y sombras en cuanto a sonido.

Rendimiento solvente y problemas con el software

Análisis del Realme 6i

Hay que empezar este apartado del rendimiento comentando qué es lo que equipa el Realme 6i como cerebro y complementos. Aquí nos topamos con el Helio G80, un chip destinado a la línea económica o media-baja con una característica llamativa: querer ser un procesador 'gaming' para teléfonos de bajo coste. Potenciar los juegos en teléfonos asequibles desde un punto de vista económico, algo que ya veremos si consigue. Como apoyo, 4GB de RAM y 128GB de almacenamiento interno la versión comercializada en España.

Pese a que sufre con los juegos más pesados, el Helio G80 de este Realme 6i se porta bien la mayor parte del tiempo

Y ahora, hablemos del rendimiento. Un teléfono solvente, capaz de llevar a cabo todas las tareas que le pedimos pero sin florituras, y que se desenvuelve bien con juegos de diversos calibres sufriendo en los más potentes. Con Clash Royale, por ejemplo, "rasca" en algunas animaciones y pierde frames cuando la pantalla está saturada de modelos en tres dimensiones, y en juegos como Asphalt se le nota más ahogado de la cuenta. Por suerte, estamos en un punto de hardware en el que chips de esta categoría permiten llevar un día a día sin problemas, aunque la exigencia muestre las costuras.

A su favor tiene el contar con una pantalla con resolución HD+, por más que su diagonal sea generosa. Esto hace que el renderizado sea menos pesado y el procesador pueda sobrellevarlo. En apps ocurre lo mismo que con los juegos, rendimiento sin problemas y algún atasco puntual con las más pesadas y "tragonas". Os dejamos los benchmarks, las pruebas de rendimiento más habituales a las que sometemos a cada modelo analizado, y la tabla comparativa.

Análisis del Realme 6i

Realme 6i

OPPO A5 2020

SAMSUNG GALAXY A51

REDMI NOTE 8T

REDMI NOTE 7

HUAWEI P30 LITE

PROCESADOR

Helio G80

Snapdragon 665

Exynos 9610

Snapdragon 665

Snapdragon 660

Kirin 710

RAM

4 GB

3 GB

4 GB

4 GB

4 GB

4 GB

ANTUTU

200.814

156.080

158.467

170.780

142.445

131.268

GEEKBENCH 5.0(single/multi)

386 / 1.322

312 / 1.306

347 / 1.338

308 / 1.341

338 / 1.361

317 / 1.282

3D MARK (Sling Shot)

1.342

1.121

2.031

1.732

2.024

1.181

PCMARK WORK

8.769

6.489

5.399

6.553

6.335

5.872

Realme UI está aún verde, tiene que ir puliéndose

El Realme 6i tiene, sin embargo, un sensible "pero" y no es otro que su software. Hablamos de uno de los primeros teléfonos en contar con Realme UI, la nueva interfaz de Realme nacida a partir de ColorOS, y a ésta algún le falta pulir algunos aspectos como las transiciones, o como el hecho de que se producen errores aparentemente aleatorios pero repetitivos.

Concretamente, en este Realme 6i que hemos analizado hemos tenido al menos tres bloqueos al tratar de desbloquearlo por algún error al activar el "Levantar para activar" y el uso del lector de huellas, o tal vez del botón encendido. Un par de segundos conectados al cargador han bastado para devolverlo a la circulación, pero es un punto a corregir en una capa aún verde.

Análisis del Realme 6i Realme UI 1.0

Por otro lado, la batería nos ha quitado cualquier sinsabor que pudiéramos tener del apartado de software. 5.000 mAh de pila interna no extraíble unida a un sistema de carga rápida de 18W, y con carga inversa si disponemos de un cable USB-C/USB-C. Qué podemos decir de esta batería que exprese mejor su rendimiento que "fantástica". Superando las 9 horas de pantalla en todas las pruebas realizadas, o sesiones de más de 4 horas durante dos jornadas.

Análisis del Realme 6i

Algunos días lo hemos cargado de noche por pura costumbre, pues con el 20% o 25% restante al acostarnos habría durado al menos otras doce horas encendido. No cabe duda de que en OPPO y Realme saben gestionar los consumos. Como en el caso del rendimiento, contar con resolución HD+ ha podido ayudar mucho pero en todo caso este móvil es prácticamente nuclear. Sin duda, el aspecto más positivo del teléfono de todos los analizados.

Medicion Bateria

Podemos cerrar hablando del lector de huellas trasero, que opera de forma bastante rápida y precisa, funcionando incluso con los dedos ligeramente humedecidos, lo que siempre es un punto a favor. Además, puede complementarse con el reconocimiento facial nativo de Android, por lo que contamos con diversos métodos de desbloqueo para el teléfono, en función de cuál nos compense más.

Cuatro cámaras con el sempiterno macro

Análisis del Realme 6i

Cuatro sensores con sus cuatro lentes, es el equipo que nos propone Realme con su nuevo 6i, y se distribuye de la siguiente manera. Tenemos una cámara principal de 48 megapíxeles que normalmente fotografía a 12 megapíxeles salvo que se lo indiquemos, otra cámara de 8 megapíxeles con lente súper gran angular, otra de 2 megapíxeles para fotografía macro y otra de 2 megapíxeles para lecturas de profundidad. Y ahora, sabiendo ya el equipamiento que manejamos, vamos a contaros qué tal ha sido nuestra experiencia.

Análisis del Realme 6i La app de cámara es sencilla aunque oculta en exceso algunos modos.

La app de cámara, nativa de Realme UI 1.0. No hay demasiado que destacar aunque esto puede ser algo bueno. Es sencilla e intuitiva, y la única pega es que esconde algunos menús tal vez demasiado. Desplazar a la derecha del todo para encontrar el Más que está tras el modo de 48M que queda el último en pantalla. Pero bien, ofrece buenas opciones con casi todo a la vista en todo momento, aunque el modo Noche no produce apenas efecto y estropea más fotos de las que mejora. Algo a corregir por software para futuras actualizaciones del teléfono.

Análisis del Realme 6i Con luz, la cámara principal del Realme 6i ofrece buen nivel de detalle y tiene un bokeh natural bastante agradable y pronunciado

En cuanto a la fotografía normal, con luz abundante, no ha habido ningún tipo de problemas. Las fotografías son nítidas, los bordes están bien definidos y el color se muestra vivo en casi todas las situaciones, salvo en unas tomas que realizamos con el cielo nublado en los que el contraste se vio seriamente perjudicado. Pero por lo general, la cámara de este Realme 6i ofrece lo que todas con buena luz, el nivel fotográfico de las gamas medias y económicas es bueno y estable desde hace ya años, y el sensor apenas sufre.

Análisis del Realme 6i De noche todo se complica, desde la velocidad de disparo hasta el enfoque. Pero con repeticiones y algo de pericia se pueden obtener buenas fotografías.

Cuando cae la luz, sin embargo, aparece ruido un poco antes de la cuenta pese a que hemos logrado varias tomas con bastante buen resultado. Sin embargo, la cámara te invita a repetir más de una y el enfoque se vuelve lento y errático, haciendo que sea frecuente obtener fotografías movidas. Si forzamos a 48 megapíxeles sin luz, el resultado es bastante peor pues la lectura de la iluminación es cuatro veces menos eficiente. Nada que no esperásemos de una cámara de fotos de este nivel de precios.

Análisis del Realme 6i Pese a sus buenos resultados, las fotografías con la lente gran angular tienen poca personalidad y es fácil olvidar que el sensor está ahí.

También contamos con una lente súper gran angular que, la verdad, produce unas fotografías bastante planas (sí, hay juego de palabras). El efecto conseguido con ellas no brilla demasiado pese a que trata bien los bordes y los colores, y mantiene buen nivel de rango dinámico. Pero las fotografías con esta lente se asemejan tanto a las tomadas con la cámara principal que es fácil olvidar que nos acompaña constantemente. Resultados demasiado inadvertidos, a nuestro juicio.

Análisis del Realme 6i Como en el caso de la gran angular, la cámara macro funciona bien pero no es diferencial. Una fotografía con la cámara principal y luego recortada produce un efecto muy parecido.

La tercera cámara, la lente macro, tiene tal vez muy poca resolución y pese a que su enfoque es bastante cercano (en torno a los 4-5 centímetros) lo cierto es que no marca la diferencia. Tomando una fotografía con la cámara normal y recortándola podemos obtener un efecto muy parecido al de la lente macro, pues el bokeh natural de la misma no es demasiado pronunciado y no ayuda a que destaque. No obstante, su funcionamiento es correcto, y que el software de la cámara seleccione automáticamente esta lente cuando estamos demasiado cerca del enfoque ayuda a que no se oxide. También tenemos un enfoque "Super Macro" activable desde el menú, pero volvemos a lo mismo: no se convierte en una lente necesaria. Olvidable.

Análisis del Realme 6i El modo Retrato de este Realme 6i es uno de los mejores que hemos probado en esta franja de precios

Por último, tenemos el modo Retrato, el que se obtiene entre la lente principal y las lecturas de la lente dedicada. Hay que reconocer que en este caso el efecto está muy bien conseguido. Incluso en situaciones complejas, con varios planos con poca separación, el Realme 6i se ha portado muy bien tanto en la detección de bordes como en el colorido general de la escena. Eso sí, una recomendación: no prestéis tanta atención a lo que se ve en la cámara durante la captura, en ocasiones nos engaña. El desenfoque en tiempo real no es tan bueno como el que tenemos una vez hecha la foto. Podemos creer que saldrá mal y no es así, tenedlo en cuenta.

Análisis del Realme 6i Bien en modo normal, algo irregular con el modo Retrato activado, la cámara de selfies mantiene un buen nivel

Y llegamos a los selfies, con un modo retrato por software para echar una mano a una cámara frontal de 16 megapíxeles que se porta bastante bien en todo tipo de situaciones. El enfoque es rápido y sólo podemos ponerle un punto gris y es el hecho de que aplana demasiado los colores en las capturas, tanto sin modo Retrato como con él. Los colores son algo más apagados y pierden fuerza con respecto a la cámara trasera, pero se trata de una cámara con buen rendimiento que ofrece calidad más que suficiente para jugar con recortes si fuese necesario

Realme 6i, la opinión de Xataka Móvil

Análisis del Realme 6i

Siendo conscientes de que hablamos de un teléfono como el Realme 6i, que tiene un precio de venta de 179 euros, toca concluir que estamos ante un modelo que cumple con bastante de lo que promete pero que aún así tiene puntos por mejorar para llegar a ser realmente competitivo. Sobre todo en una línea como ésta, con actores de gran peso que ponen las cosas muy difíciles a la hora de decantar una compra hacia uno u otro lado.

Tal vez prescindir de la lente macro y haber mejorado el gran angular habría hecho de este Realme 6i un teléfono más redondo

Tenemos una pantalla correcta con el ya mencionado problema de los ángulos de visión, aunque tal vez sea una característica que no moleste a tantos usuarios como pueda parecer. Se habría agradecido más resolución aunque tal vez habría castigado una batería que es absolutamente sobresaliente. Un punto a mejorar y otro inmejorable. El procesador, solvente y algo justo en algunos momentos, pero contribuyendo al precio de un dispositivo que estrena un software al que aún le quedan unos minutos de horno. Veremos si se estabiliza con futuras actualizaciones.

Por último, unas cámaras funcionales sin alardes, con un sensor macro que no aporta demasiado por su incapacidad para aportar valor diferencial y con un modo Retrato bastante bueno dada la categoría de teléfono de la que hablamos. Más puntos positivos que negativos en un teléfono que podría haber sido más equilibrado pero que satisfará las necesidades de muchos. Veremos qué ocurre ahora con sus ventas pues tiene dura competencia dentro de su propia familia con, por ejemplo, el OPPO A5 2020.

7.8

Diseño 7,75
Pantalla 7,5
Rendimiento 8,0
Cámara 7,0
Software 7,5
Autonomía 9,25

A favor

  • La autonomía, siempre la autonomía
  • El modo Retrato tiene mucho nivel
  • Buen agarre y ergonomía

En contra

  • La cámara macro y la gran angular no aportan mucho
  • El sonido distorsiona demasiado pronto
  • Los ángulos de la pantalla enturbian la nota
Realme 6I – Smartphone de 6.5”, 4 GB RAM + 128 GB ROM, Procesador Helios G80, Cuádruple Cámara AI 48MP, Dual Sim, Color Green Tea

Realme 6I – Smartphone de 6.5”, 4 GB RAM + 128 GB ROM, Procesador Helios G80, Cuádruple Cámara AI 48MP, Dual Sim, Color Green Tea

El terminal ha sido cedido para el análisis por parte de Realme. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios