Compartir
Publicidad

Samsung Galaxy S5, toda la información

Samsung Galaxy S5, toda la información
163 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un año más, un nuevo Samsung Galaxy S. Hemos pasado la semana - especialmente las últimas 48 horas - desvelando novedades de todas las marcas, unas más importantes que otras, con alguna sorpresa cantada, pero no cabe duda de que el momento más importante del Mobile World Congress es la presentación de un nuevo buque insignia por parte de los coreanos. Ya está aquí, y no hay sorpresas en la denominación: Samsung Galaxy S5.

En el momento que estamos realizando esta presentación del producto, Samsung está realizando su típico despliegue de medios en el Unpacked 2014, y al terminar tendremos acceso a tomas de contacto con el terminal. Mientras eso ocurre, vamos a conocer las novedades...

Hay algo a lo que deberíamos acostumbrarnos, cada vez que se tiene que renovar un dispositivo de estas características, no se puede inventar la rueda. Se agradece el esfuerzo por evolucionar, y que lleguen mejoras en elementos en los que había margen. También es normal que se adapten a las tendencias, como el crecimiento de pantalla, pero a fin de cuentas es entendible que los que tienen el modelo actual no encuentren la necesidad de cambiar mañana mismo su teléfono.

Conservador y elegante, un Samsung Galaxy S

De hecho, el Samsung Galaxy S5 podemos decir que es bastante continuista en cuanto a diseño, volviendo a recurrir al exitoso plástico que para bien o para mal lo ha ayudado a estar donde está. Las novedades parecen prestadas de los mejores teléfonos de la competencia, como la resistencia al agua de los equipos Sony, o el sensor de huellas del iPhone 5S.

Aunque con un diseño y tacto algo diferente, para la trasera se vuelve a recurrir a la imitación a piel que introdujo el Note 3 - también Note 10.1 -, que realmente es policarbonato. Los laterales tienen un marco de aspecto metálico que contrasta de forma elegante.

Para ir abriendo boca, ahí tenéis una galería completa con todos los colores y detalles, al máximo de resolución:

El teléfono derrocha diseño Samsung por todos sus ángulos, en eso no hay duda. Como era de esperar, el colorido también está bien presente: negro, blanco, azul y dorado. Me gusta que el acabado de todos los colores - gracias a la textura - no tenga el aspecto glossy de otros años.

La pantalla crece ligeramente y mantiene resolución

Si hay un apartado que ha acompañado de forma especial a cada generación del Samsung Galaxy S, es la pantalla. Se ha utilizado a este modelo - a veces al Note - para demostrar la evolución de los paneles AMOLED, siempre creciendo de tamaño. Para los más curiosos, sigue manteniendo la matriz de píxeles RGBG.

En esta ocasión ni crece de tamaño, ni estrena nueva resolución. Nos quedamos en las 5,1 pulgadas, que por otra parte nos parecen ideales en este tipo de teléfonos. Sobre la resolución, se ha hablado demasiado sobre el salto a un nuevo estándar - hay teléfonos chinos que ya lo han hecho -, pero Samsung considera que este apartado está bien como está. Es decir, Full HD.

Samsung Galaxy S5

Resistente al agua, de serie

Parecía raro que una idea tan buena como la que introdujo Sony generaciones atrás, no había sido copiada por otros fabricantes importantes. Teniendo en cuenta que Samsung tiene facilidades para parir montones de teléfonos, esperábamos que algún día nos deleitara con un Galaxy S más resistente, sin tener que recurrir a versiones diferentes (nos referimos a los Galaxy Active).

Ahora la resistencia al agua y polvo es un valor de serie, gracias a la certificación IP67 conseguida. Como efecto colateral, ahora el puerto de conexiones y carga - microUSB 3.0 - aparece con la correspondiente tapa.

Lee nuestras huellas

La otra gran novedad importante en el Galaxy S5 también ha sido estrenada por la competencia - iPhone 5S -, como es la implementación de un sensor biométrico. Parece que les estaba costando replicar este punto, pero ya lo tienen listo, y esperemos que esté al nivel. Ya os contaremos en nuestras tomas de contacto.

Está situado en el botón de inicio, y como podéis comprobar, a sus lados siguen apareciendo botones de navegación fuera de la pantalla. Se podrá utilizar para desbloquear el teléfono, pero también como método de autentificación (PayPal ofrecerá soporte en el futuro). El sistema puede registrar hasta tres usuarios con este método.

Paypal

También nuestro pulso

No todo va a llegar prestado de otros teléfonos, el Samsung Galaxy S5 estrena un monitor del pulso, que está situado junto debajo de la cámara en la parte trasera, en el mismo módulo que el flash LED. Colocando nuestro dedo índice o corazón, nos interpreta el pulso en menos de diez segundos.

Samsung está haciendo esfuerzos importantes en todo lo que tiene que ver con cuantificar y controlar parametros que repercuten en nuestra salud. La aplicación S Health se ha actualizado, y podrá sincronizar con dispositivos "wearables" de la casa, como los relojes o el nuevo Samsung Gear Fit, además de con el citado sensor.

Especificaciones de última generación, sin sorpresas

El Samsung Galaxy S5 apuesta por un novedoso Snapdragon 801, conretamente un MSM8974AC, que es una versión que pone a los cuatro núcleos a funcionar a 2,45GHz. Es raro que no hay rastro de Exynos, y hay modelos como el LG G2 que cuentan con un hardware equivalente desde el verano pasado.

*Actualización*: acaba de aparecer información sobre la existencia de una versión Exynos, un octa-core a 2,1GHz.

Otro detalle que me parece raro es la cantidad de RAM, a mi me parece perfecto que cuente con 2GB, pero hay modelos en la casa que ya llevan 3GB, como el Note 3 o algunas tablets. La memoria de almacenamiento será de 16 o 32GB, y aunque se espera opción con 64GB, no aparece en la información oficial.

En conectividad va sobrado con soporte a redes LTE Cat 4, también hay un puerto de infrarrojos, Bluetooth 4.0, y soporte NFC.

Como es habitual en Samsung, la carcasa trasera la podemos quitar y sustituir la batería, que en este modelo es de 2.800mAh. También tenemos acceso a la ranura para tarjetas microSD.

16 megapíxeles para la cámara

Samsung Galaxy S5

No vamos a valorar un sensor por sus megapíxeles, pero tratándose de un Galaxy S, habrán estudiado muy bien el asunto para mejorar lo que ya tenían, que era muy bueno. El nuevo módulo con 16 megapíxeles es capaz de grabar vídeo en formato 4K/UHD, como el Note 3. La lente es de 31 milímetros, y tiene una apertura máxima f/2,2.

Nos prometen una velocidad de funcionamiento mucho más rápida - 300ms en enfocar -, y mejoras desde el punto de vista software. Destacamos Selective Focus, que permite enfocar tras haber realizado la toma, algo que todos los grandes fabricantes están implementando. Otros modos que nos gustará probar son los que tienen que ver con HDR, pudiendo tanto en foto como en vídeo, comprobar los efectos en tiempo real.

En la parte delantera del teléfono tenemos una cámara con 2,1 megapíxeles. Cuando vemos que otros fabricantes están haciendo esfuerzos por contar con mejores - o con más megapíxeles - cámaras frontales, Samsung parece bastante conservadora en este aspecto.

KitKat, por ahora, ahí está TouchWiz

Sobre la versión Android con la que va a aparecer en el mercado, pues no esperábamos otra cosa que KitKat 4.4.2, acompañada de la interfaz TouchWiz. Tal y como predecíamos, todavía es pronto para que la influencia de Google haga cambiar de idea a Samsung en lo que respecta a personalizaciones.

Hay aplicaciones "S" por todo el equipo, como el asistente de voz S Voice. También es destacable la presencia de My Magazine, una especie de Flipboard - visualizador de noticias - de la propia Samsung.

Samsung Galaxy S5, precio y disponibilidad

El Samsung Galaxy S5 llegará a los principales mercados - entre los que nos encontramos - en el mes de abril, y aunque no se ha hablado de precios, entendemos que no será muy diferente que el precio que tuvo en su momento el modelo actual.

Samsung Galaxy S5

Más información | Samsung

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio