Compartir
Publicidad
Guía de compras de baterías externas de 2017
Varios

Guía de compras de baterías externas de 2017

Publicidad
Publicidad

Si el mundo de los smartphones ha llegado a un punto en el que hay tantas opciones disponibles que decidirnos por uno u otro modelo se llega a hacer cuesta arriba, en el sector de los accesorios ocurre exactamente igual. En ocasiones, incluso peor. Además de marcas más o menos conocidas, los fabricantes de productos clónicos asaltan cada categoría de cada tienda, tanto física como online, y ponen muy complicado tener claro qué comprar, a no ser que busquemos un modelo muy concreto.

Hoy toca ponernos el mono de las recargas y hablar sobre baterías externas. Intentaremos explicar en qué características debemos fijarnos a la hora de comprar una, para no encontrarnos con un gadget en casa que nos sirva poco. Comprar una batería externa puede suponer un desembolso menor en comparación con otros aparatos, pero si buscamos algo de durabilidad, que aguante con nosotros algunas generaciones de aparatos a recargar, es mejor contar con toda la información posible antes de comprarla.

Veamos en qué deberíamos fijarnos antes de hacernos con una.

La capacidad de la batería

Bateria 10000

Los miliamperios, la cantidad de energía que es capaz de almacenar una batería externa en su interior, y de la que nos serviremos para cargar nuestros teléfonos, tablets o todo lo que seamos capaz de cargar. Tener claro qué capacidad es la que necesitamos es importante, pues de poco sirve comprar una batería de 2.000 mAh para cargar un móvil de 3.000 mAh. Nos ofrecerá una carga incompleta, para una emergencia, pero poco más.

Debemos tener claro qué aparatos queremos cargar con la batería y sumar sus capacidades. Si tenemos dos móviles que entre ambos suman 5.000 mAh, lo recomendable es apuntar por encima de esa cifra, pues las baterías se desgastan con el tiempo y pierden capacidad, y así salvamos también esos momentos en los que hemos olvidado cargar la propia batería externa y la necesitamos urgentemente. Es preferible contar con más capacidad de la que necesitamos realmente y conseguir así que la batería nos sea útil durante más tiempo.

Suma la batería de los teléfonos que quieres cargar, y añade algo más a modo de propina

Así que llevar 10.000 mAh en el coche o en una mochila no es descabellado si tenemos varios móviles a los que atender. Hoy en día los precios permiten disponer de estas capacidades sin hacer un desembolso demasiado grande. Más vale prevenir que curar, y que la batería sea mayor de lo que necesitamos. Pues puede que no tengamos que echar mano de ella nunca, hasta que la necesitamos. Y entonces, más vale que cumpla con lo que le pedimos.

El número y tipo de las salidas de la batería

Anker

Algunas baterías nos ofrecen varios puertos a los que conectar cables, quizá no los usemos todos durante todo el tiempo, pero bastará un viaje al campo con la familia para que tengamos varios teléfonos móviles que alimentar a la vez, y a lo mejor para esos momentos nos conviene tener una batería capaz de dar energía a varios dispositivos de forma simultánea, en lugar de andar estableciendo turnos y acabar causando una crisis en la familia.

Pero no debemos fijarnos sólo en eso, sino también el tipo de salidas que nos va a ofrecer la batería que compremos. Lo habitual es que una batería externa disponga de un puerto USB o varios en los que conectaremos los cables de cada dispositivo, pero algunas cuentan con cable propio, uno integrado que no podemos cambiar. Es importante comprobar que este cable será el que nos sirva, aunque lo recomendable sería acudir a modelos de batería que ofrezcan salidas limpias, como las USB.

¿Lo recomendable? Poder conectar a la batería el cable que queramos y no uno que nos venga impuesto.

Esto permitiría que en la misma batería pudiésemos cargar distintos teléfonos con puerto microUSB, USB tipo C e incluso iPhones con su puerto lightning. Además, si vamos a hacer una inversión en una batería para que dure algún tiempo, mejor será no tener que preocuparnos si cambiamos de modelo en la próxima compra. Que la batería sirva para todos los modelos, y para eso lo mejor es que tenga puertos USB y que sólo nos preocupemos por llevar encima el cable correspondiente.

¿Necesitas carga rápida?

Carga Rapida

Desde hace algún tiempo hay cada vez más modelos de smartphone con carga rápida en el mercado. En el mundo de las baterías externas también se ido ampliando el catálogo de baterías que ofrecen este tipo de carga, pero su uso no está tan extendido como creemos. Si necesitamos que una batería disponga de carga rápida tendremos que saber qué carga rápida es la que necesitamos, y buscar una batería compatible.

Así, recomendamos acudir a baterías que ofrezcan al menos 1.8 amperios, con esta cifra sabremos que prácticamente todos los móviles son compatibles con la batería. De contar con menos potencia, la batería podría no ser capaz de cargar nuestro teléfono, o hacerlo de una forma muy lenta llegando a desesperarnos. Si buscamos carga rápida, deberíamos buscar baterías con salidas que lleguen a los 2.1 amperios, o incluso que alcancen los 2.4 amperios. Algunos modelos ofrecen ambas opciones, con un puerto normal y otro dedicado a la carga rápida.

2.1 amperios para casi todos los móviles y cargas rápidas, 2.4 amperios para tablets

Con esta segunda cifra, los 2.4 amperios, seremos capaces también de cargar algunos tablets que tienen dificultades para aceptar energía de salidas más pequeñas. De hecho, si encontramos una batería externa cuya salida se etiquete como Smart puede ser lo mejor, pues suele tratarse de baterías que ofrecen carga rápida pero cuya salida se adapta a lo que conectemos en ellas. Aunque también hay baterías externas con interruptores físicos para cargar de forma rápida sólo cuando nosotros lo decidamos.

Todos los puntos, resumidos

Elaboremos una lista a modo de resumen para condensar lo que antes os hemos comentado de cada una de las características esenciales a la hora de comprar una batería externa para nuestros móviles y tablets que nos sirva de verdad, y no acabe en un cajón por resultar más un estorbo que una ayuda real. Recapitulemos.

  • La capacidad: Sumemos la capacidad de las baterías que vayamos a alimentar con la batería externa, y aumentemos un poco la cifra a la hora de elegir el modelo adecuado. Si necesitamos 7.000 mAh, mejor optar por una batería de 10.000 mAh.
  • El número de las salidas: Mejor dos puertos USB que uno, mejor tres puertos que dos. Mejor un puerto USB al que conectarle el cable que queramos, y no un cable ya unido a la batería externa que puede servirnos unas veces y otras no.
  • Comprobar si necesitamos carga rápida: Y si la necesitamos, busquemos una batería con una salida de 2.1 amperios o superior. 2.4 amperios si lo que buscamos es cargar tablets algo más quisquillosos de lo normal.

Otros aspectos a considerar

Power Bank Led

Sabiendo los puntos clave que debemos considerar a la hora de comprar una batería externa, qué menos que mencionar aquí otros aspectos que también pueden influir en la decisión, aunque no sea tan importantes. Como el diseño de la propia batería, y en el apartado del diseño incluimos también el peso de la misma. No es agradable andar por la calle cargando con una batería de medio kilo de peso, consideremos esas características antes de comprar.

También podemos mirar si la batería que queremos cuenta con LEDs para indicar el nivel de carga, o un panel LCD que muestre el porcentaje exacto. Se trata de una característica que parece accesoria hasta que tratamos de cargar algo con una batería que ya está descargada, y ni lo sabíamos ni podemos comprobarlo. Hoy en día prácticamente todas cuentan con LEDs, pero podemos encontrarnos con algún modelo que nos dé una sorpresa.

Al igual que todo lo anterior, la marca la batería también es importante. No todas ofrecen la misma durabilidad o garantía de buen funcionamiento.

Otro aspecto a considerar es el de la marca de la propia batería. Hay opciones para todos los gustos y también marcas más fiables que otras, tanto por la calidad de su construcción como por los ciclos que ofrecen, y que determinan la vida útil de la batería. Así que podemos fiarnos sin problema de las PowerBank de Xiaomi, o de las Mophine. Otra marca recomendable es RAVPower y las baterías Anker tienen muy buena reputación.

Siete baterías recomendadas

Baterías Xiaomi de 5.000 y 10.400 mAh

Xiaomi 10400

Os comentábamos que Xiaomi contaba con baterías de buena calidad, y aquí tenéis un ejemplo. La batería externa Mi de Xiaomi está disponible en dos almacenamientos distintos, 5.000 mAh por 20 euros y 10.400 mAh por 30 euros, y cuentan con un puerto USB para conectar el cable que queramos, aunque en el paquete encontraremos un cable microUSB, el más común en estos momentos. Se trata una batería bastante cómoda de transportar, aunque siempre recomendamos llevarla en una mochila o bolso y no en el propio bolsillo.

Anker PowerCore de 10.000 mAh

Anker

Volvemos a situarnos en los 10.000 mAh para recomendaros esta batería externa de Anker, la Power Core. No sólo dispone de una capacidad suficiente para aplicar un par de cargas a una pareja de teléfonos, o hasta cuatro cargas al mismo terminal (capacidades medias), sino que también dispone de carga rápida y llega con bolsa de viaje, para poder mantenerla en mejor estado. Una buena opción de compra, sobre todo si la cazáis en la oferta actual de 16 euros.

Tecknet de 6.000 mAh

Tecknet

No cuenta con tanta capacidad como los modelos ofrecidos antes pero sí con un diseño que la convierte en una batería muy fina y fácil de transportar. La batería dispone también de una salida de hasta 2.4 amperios, por lo que la carga rápida está garantizada, así como la posibilidad de recargar tablets. También tendremos una salida de 1 amperio para cargar dispositivos que no necesiten de tanta energía, o no la acepten. La tenemos disponible por 16 euros en Amazon.

Aukey de 16.000 mAh

Aukey

Compatible con la carga rápida Quick Charge 3.0 de Qualcomm, Aukey también cuenta con una batería de alta capacidad. 16.000 mAh en un cuerpo que ofrece dos salidas USB para poder cargar hasta dos terminales a la vez, y cualquiera de ellos puede ser también un tablet. No es la más estética de las que os hemos mostrado, ni la más pequeña, pero 16.000 mAh en una batería así justifican la compra. Está disponible en estos momentos por 29 euros.

Tecknet todoterreno de 10.000 mAh

Tecknet

Volvemos al catálogo de baterías externas de Tecknet porque ésta merece la pena si somos aficionados a la aventura o a los deportes de riesgo. Se trata una batería de 10.000 mAh que está certificada contra polvo y agua con la IP67 y cuenta con brújula, para no perdernos, y ofrece energía a 2.1 amperios. Además, en su diseño han incorporado un mosquetón y una correa para que podamos llevarla colgada mientras que la utilizamos. ¿Hemos dicho que también tiene una linterna? Lo dicho, para aventureros. Actualmente cuesta 24 euros.

Aukey de 5.000 mAh

Aukey

Para cerrar las recomendaciones por ahora os dejamos ésta de Aukey, con 5.000 mAh y algo más estética que las anteriores. Se trata un cilindro compacto que nos ofrecerá entre 1 y 2 cargas para nuestro teléfono móvil, en función de la capacidad de su batería, y que podemos llevar prácticamente en cualquier bolsillo o hueco de la maleta. Además, ofrece una salida de 2 amperios, por lo que cargará más rápido aquellos móviles que soporten carga rápida. Está disponible por sólo 12 euros y sí, la podéis encontrar en más colores.

Esperamos que esta pequeña guía de compra de baterías externas os sirva a elegir un modelo adecuado para vuestras necesidades. Hablamos de desembolsos no demasiado cuantiosos, en muchos casos por debajo de los 40/50 euros, pero es mejor comprar una batería externa que nos sirva y no una de cuya compra nos arrepintamos antes de la cuenta. Suerte con la adquisición.

En Xataka Móvil | Mitos, leyendas y certezas de las baterías en los teléfonos móviles

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos