Compartir
Publicidad
Un adaptador microUSB - USB Type-C, ¿tiene sentido? Xiaomi cree que sí
Varios

Un adaptador microUSB - USB Type-C, ¿tiene sentido? Xiaomi cree que sí

Publicidad
Publicidad

Lo presentará Xiaomi, quienes ya sabemos preparan el Mi4c que será su primer smartphone con USB Type-C. Y claro, en un mundo dominado por el microUSB 2.0 como conector de carga habitual y estándar desde hace unos años en prácticamente todos los teléfonos del mercado, ¿tiene sentido un adaptador a la nueva versión?

Xiaomi cree que sí. El Mi4c sólo podrá cargarse a través del USB Type-C más moderno y reversible, y no incluirá cargador con lo que se abre la posibilidad de utilizar un adaptador. ¿Ventajas e inconvenientes? Vamos a ver sus pros y sus contras.

El futuro es el futuro

USB Type-C está arrancando, pero esto no quita para que en un futuro termine siendo el estándar de conexión cableada más común en nuestros dispositivos. Es la evolución del microUSB actual y sí, terminará en nuestros futuros teléfonos.

Xiaomi Usb Type C

Y esto ha de estar muy presente. Tras unos cuantos años con microUSB es hora de cambiar, pero tiene en contra unas cuantas cosas. En primer lugar, todos tenemos a nuestro alcance uno o varios cargadores con microUSB y ninguno con USB Type-C, salvo si eres afortunado de poseer el OnePlus 2 o alguno de los pocos teléfonos que lo incluyen.

Los cables USB Type-C son bastante exclusivos en el mercado y muy poca gente los maneja. Aunque hay ordenadores compatibles y dispositivos que lo utilizan, la maduración de este nuevo estándar es aún muy reducida. O en otras palabras: es una tecnología que aún no se ha asentado, y que no lo hará hasta pasados unos pocos años. Sí, son el futuro, pero no el presente.

Reconozcámoslo: el adaptador es una chapuza

Por las imágenes hay que decir que es pequeño, diminuto, y que incluso podría pasar desapercibido. Lo conectas al microUSB y lo dejas ahí; cuando quieras cargar el teléfono lo enchufas, y listo. Como si nada. ¿Seguro?

Un adaptador supone un dispositivo más, que por muy diminuto que se añade una parte rígida a un componente maleable, como es un cable. De hecho, ésta es una de las grandes virtudes de los cables: pueden tomar formas que con un adaptador de forma fija es imposible, claro, lo cual aporta una gran comodidad a su uso.

Hay ocasiones en las que un adaptador es muy importante, y desde luego que este tipo de cacharritos van a terminar existiendo. Sea el modelo de Xiaomi o de algún otro fabricante como este de Aukey que se vende por 9 euros en Amazon, algunos accesorios requeriran uno de estos para funcionar con un teléfono de los nuevos. Falta por conocer si las funcionalidades seguirán siendo compatibles a pesar de utilizar uno de estos adaptadores, algo que aún no está muy claro.

Lo del adaptador puede salvarnos en algunas circunstancias, pero... ¿no sería mejor un cable USB Type-C?

Pero si es una chapuza es sobre todo porque los cargadores, afortunadamente, están compuestos por el módulo transformador de electricidad y el cable. Si cambias el cable, problema solucionado.

Menos adaptadores y más cables, Xiaomi

En un principio puedes pensar que es una buena idea. Qué majos estos de Xiaomi, añaden un adaptador para que pueda utilizar todos mis dispositivos y accesorios con el nuevo teléfono; sin embargo, hubiese sido mucho mejor añadir un cable en vez de un accesorio pequeño e incómodo.

Un cable con un conector USB en un lado y el USB Type-C del otro: podremos utilizarlo con el cargador, como conexión al ordenador y también en muchos accesorios que permiten entrada vía USB 'convencional'. Es una solución mucho más universal.

Aukey Usb Type C Cable

Si Xiaomi no lo añade - no parece que vaya a hacerlo - existirán otras opciones por no demasiado dinero. En Amazon venden este tipo de cables por precios desde ocho hasta los 14 euros, con una cierta variedad intermedia. Uno de estos y ya no necesitaremos adaptador alguno.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio