Compartir
Publicidad

Vodafone GPS Navigator, lo hemos probado (II)

Vodafone GPS Navigator, lo hemos probado (II)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como dijimos ayer, hemos estado probando con ayuda de una Backberry 8800 el sistema de mapas Vodafone Navigator, con resultados más que satisfactorios en la mayoría de aspectos en los que nos hemos centrados.

Metiéndonos ya de lleno en el análisis, lo primero que nos propusimos cuando llegó a nuestras manos fue comprobar si el navegador podría usarse como equipo principal en un coche. Sin base para colocarlo en el parabrisas (se puede adquirir una si queremos), optamos por llevar un copiloto de manera que no pusiéramos en peligro a los demás conductores ni a nosotros mismos. Con la base, la pantalla no es lo suficientemente grande como para dejarnos guiar cómodamente, pero las instrucciones de voz y la guía en pantalla son suficientes.

Le indicamos un par de direcciones sencillas, otras más complicadas y finalmente una zona de muy reciente construcción en la periferia de Murcia. En todos los casos la ruta quedo configurada en cuestión de segundos, y el sistema nos llevó de forma precisa al lugar.

El uso del navegador es tremendamente sencillo, un ejemplo a seguir por algunos fabricantes de GPS que muchas veces lían sus menús y opciones y se olvidan de lo principal: que nos lleven de un lado a otro de forma eficaz. Por ello el Vodafone Navigator evita muchas pantallas para realizar las acciones básicas. El menú principal, como vemos en la imagen, no puede ser más sencillo.

BBscreen-Javier-1.bmp

Eso sí, no queramos manejar el equipo mientras conducimos porque es imposible. No está hecho para ello. Con este equipo debemos preparar las rutas con antelación o detenernos si queremos modificar algún aspecto de la misma.

Lo principal que podemos hacer con Navigator es planificar una ruta con punto de partida y llegada que le debemos indicar, encontrar un lugar de interés e indicarle que nos lleve a él o encaminarnos a una localización que tengamos en favoritos.

Una vez calculada la ruta, la información en pantalla es la básica: tiempo restante, distancia que nos queda, dirección y próxima maniobra, además del nombre de la calle en la que estamos y a la que nos vamos a incorporar. Echamos de menos la indicación de la velocidad real que llevamos.

BBscreen-Javier-22.bmp

La navegación en el coche fue muy precisa, sin apenas retardo entre nuestra posición y la indicada en el mapa, lo cual evita confusiones si solo atendemos a las instrucciones de voz del navegador. Además, nos fue imposible encontrar una dirección, por muy nueva que fuera, que no hallara el Navigator. Un 10 en ese aspecto.

La navegación cuando el sol se ha puesto tampoco supone un problema gracias al modo nocturno de la pantalla, que aguantó muy bien el sol, mucho mejor que otros navegadores dedicados.

BBscreen-Javier-26.bmp

En cuanto a su uso como navegador de mano cuando hacemos recurridos a pie se mostró igualmente eficaz. Es seguramente el mejor uso que se le puede dar al navegador si creemos que el tamaño de la pantalla puede ser un inconveniente al usarlo en el coche, aunque insistimos que para nosotros se comportaba de forma excelente por la precisión de los mapas y las instrucciones exactas y adecuadas en todo momento.

Como punto negativo debemos citar el excesivo tiempo, a veces horas, que ha tardado el equipo en encontrar los satélites necesarios para ponerse en marcha. En zonas con poca cobertura y en interiores es donde más problemas hemos tenido. Nos pusimos en contacto con Vodafone y nos comentaron que están trabajando duro en ese aspecto y pronto habrán novedades.

BBscreen-Javier-9.bmp

No queremos terminar el análisis sin mencionar uno de los puntos fuertes de Navigator de Vodafone: Puntos de Interés.

Buscáramos lo que buscáramos, el resultado era realmente acertado y completo, e indicarle que nos llevara allí, coser y cantar.

Más información | Vodafone.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos