Compartir
Publicidad

Guía de compras: Móviles (IV)

Guía de compras: Móviles (IV)
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Y no nos detenemos con la Guía de compras sobre qué criterios hay que tener en cuenta a la hora de comprar un terminal móvil estas navidades porque quedan pocos días para el 6 de enero y hay que estar seguro de lo que compramos. De este modo, vamos a echar un vistazo a la autonomía de las baterías, punto angular a la hora de elegir un móvil (aunque muchos dirán que es por el diseño), porque si nos quedamos sin batería es como si llevásemos un ladrillo en el bolsillo.

Veamos, hay varios puntos que restan autonomía a nuestros terminales, aunque existen algunos parámetros que debemos conocer para saber a qué terminal nos enfrentamos.

Por experiencia propia, de cajón, un terminal con menos de 5-6 horas en conversación y 300-360 horas en espera es lo mínimo que deberíamos considerar, con el fin de aguantar unos días con batería. Con menos autonomía de la batería (aunque las especificaciones siempre son a la alza), es bien posible que no nos sobrepase los 2 días encendido.

El sistema operativo, la visualización de medios, el GPS, la Wi-Fi y la conectividad, suelen mermar en diversos aspectos el tiempo de batería de nuestro móvil, por lo que vamos a ver los mismos pormenorizadamente.

Llamadas
Como es obvio, realizar o recibir llamadas en un móvil puede reducir la autonomía actual de nuestra batería, pero ello no significa que sea un punto que controlar ya que la esencia de un móvil es llamar. Ante la brutal obviedad, a más llamadas, menos batería. (Si, me he quedado a gusto…)

Sistema operativo
Aunque no lo creamos, el sistema operativo es una parte esencial de la gestión de la batería, por lo que unos sistemas nos permitirán mayor autonomía, mientras que otros se la beberán como cerveza en las fiestas del pueblo.

Tanto Windows Mobile como Symbian S60 y Blackberry OS permiten aplicaciones de fondo (es decir, que pueden estar ejecutadas sin que las veamos en pantalla, aunque será posible acceder a ellas), por lo que requiere ciertos recursos, y un consiguiente consumo de energía. Es necesario saber que existen las aplicaciones en background, ya que mucha gente no tiene ni idea de ello y ven como la batería desaparece a simple vista.

La gestión de Blackberry OS es bastante buena, por lo que con la creciente autonomía que les ofrecen de serie a sus terminales, suelen aguantar un par de días sin problema alguno, con la conectividad encendida y consumiendo casi permanentemente datos. Eso si, los terminales como la Blackberry Bold y la Blackberry Storm, al disponer de 3G, el consumo se dispara recomendando activar el modo GPRS para aguantar durante más tiempo, en el caso de no necesitar una buena velocidad de transferencia. De momento no parece que lo hayan mejorado mucho.

Windows Mobile no es que sea el mejor en la gestión de los recursos, ya que es el más propenso a dejar aplicaciones ejecutándose de fondo sin que nos demos cuenta, consumiendo procesador y batería. Hay que estar muy al tanto de ello, ya que aplicaciones como el Active Sync no sólo se activará por su cuenta, sino que nos conectará a la red, duplicando por sendas partes el consumo. Muy al tanto de qué dejamos ejecutándose.

Nota: Si no piensas utilizar el Active Sync, con configurar un servidor Exchange a 127.0.0.1 con usuario, correo y password aleatorio, dejará de consumir recursos.

OS X, el sistema operativo del iPhone no permite aplicaciones en background pero su consumo es bastante algo como consecuencia de disponer de una pantalla táctil de 3.5 pulgadas. Sin embargo, terminales como el HTC Touch HD, poseyendo ambos baterías de 1500 mAh, aguanta como un campeón durante 4 días sin problemas utilizando la red HSDPA, Wi-Fi y con una pantalla táctil de 3.8 pulgadas.

Symbian S60, junto con Blackberry OS, son los dos sistemas que parece que gestionan mejor la autonomía máxima de la batería, pero tienen un gran problema. Nokia, por un lado, incluye baterías de no muy alta carga junto con procesadores que consumen bastante al correr ciertas aplicaciones (y aplicaciones demasiado corrientes en otros casos).

Ejemplo práctico: El Nokia 6120 ejecutando la alarma utilizando un archivo mp3 almacenado en la memoria del móvil mermaba a la mitad la batería del dispositivo. ¿Por qué? Todavía no lo sé, pero es bien posible que este apartado no estuviese optimizado como debiera.

Los sistemas operativos propietarios suelen estar bastante optimizados a los terminales en los que se incluyen, resaltando los Sony Ericsson, que suelen traer baterías con una autonomía de 7-9 horas en conversación y 360-400 horas en espera, llegando a aguantar sin problemas de 5-7 días encendidos las 24 horas. Obviamente, si añadimos consumo de datos o de localización, estas cifras se reducen.

Lo dicho, el sistema operativo afecta a la duración de la batería.

Como veo que me explayado bastante, a pesar de no haber entrado muy a fondo, mañana comentaré el resto de aspectos sobre la autonomía de los terminales.

Más información | Guía de compras de móviles y Wikipedia.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos