Publicidad

Huawei P Smart 2019, análisis: dos semanas con el móvil con el que Huawei quiere seguir conquistando la gama media
Análisis

Huawei P Smart 2019, análisis: dos semanas con el móvil con el que Huawei quiere seguir conquistando la gama media

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

La línea P Smart de Huawei se convirtió en 2018 en una de las más vendidas de la compañía, al menos con los datos que ofreció el fabricante cuando restaban pocas semanas para que acabase el año. Era lógico que hubiese renovación y aquí tenemos el Huawei P Smart 2019, un teléfono que mantiene la línea solidaria de sus predecesores, pues parte del precio que pagamos por él va a una ONG.

He compartido algo de tiempo con el teléfono y aquí os traigo un análisis tras dos semanas intensas de uso. El Huawei P Smart 2019 nos ha, me ha, acompañando durante dos semanas completas. 336 horas de uso y alguna más, suficientes para extraer conclusiones y poder recomendar o no su compra. ¿Me acompañas?

Huawei P Smart 2019, especificaciones técnicas

HUAWEI P SMART 2019

PANTALLA

6,21 pulgadas (19,5:9)

Resolución FullHD+ (2.340x1.080 píxeles y 425 ppp)

PROCESADOR

Kirin 710

GPU Turbo 2.0

RAM

3GB

MEMORIA

64GB (más microSD)

CÁMARAS

Trasera: 13MP+2MP, f/1.8

Frontal: 8MP, f/2.0

SOFTWARE

Android 9.0 Pie

EMUI 9.0

BATERÍA

3.400 mAh

DIMENSIONES Y PESO

155,2x73,4x8 mm

160 g

OTROS

WiFi ac, microUSB, lector de huellas, toma de auriculares

PRECIO

249 euros

Diseño: las ventajas del plástico y la comodidad en el día a día

Análisis del Huawei P Smart 2019

Insisto en ello en casi cada análisis que hago y aquí toda destacarlo para bien. El Huawei P Smart 2019 tiene la trasera de plástico. Tal vez sean manías de señor mayor, pero si tengo que elegir un material para un teléfono móvil, yo me quedo con el plástico. Es resistente y permite la carga inalámbrica, aunque de nuevo nos topamos con un fabricante que no la implementa. A mi juicio, error.

El plástico de este P Smart 2019 hace que el teléfono tenga muy buen tacto y agarre, y que se mantenga bastante limpio pese a tratarse de un teléfono en color negro y con brillo. No recuerdo una sola vez que haya recurrido a la camiseta o el chaleco para quitarle las huellas, y eso siempre es una buena señal. Además, el plástico hace de este P Smart 2019 un teléfono ligero y también es algo que se agradece, aunque de nuevo se trata de una variable muy subjetiva.

Análisis del Huawei P Smart 2019

Alto

Ancho

Grosor

Peso

Pantalla

Batería

Huawei P Smart 2019

155,20 mm

73,4 mm

8,0 mm

160 gramos

6,21 pulgadas

3.400 mAh

Huawei P Smart+ 2018

157,16 mm

75,2 mm

7,6 mm

169 gramos

6,3 pulgadas

3.340 mAh

Huawei Mate 20 Lite

158,30 mm

75,3 mm

7,6 mm

172 gramos

6,3 pulgadas

3.000 mAh

Huawei P20 Lite

158,30 mm

75,3 mm

7,6 mm

172 gramos

6,3 pulgadas

3.750 mAh

Redmi Note 7

159,20 mm

75,2 mm

8,1 mm

186 gramos

6,3 pulgadas

4.000 mAh

Xiaomi Mi A2

158,70 mm

75,4 mm

7,3 mm

166 gramos

5,99 pulgadas

3.000 mAh

Moto G6 Plus

160,00 mm

75,5 mm

8,0 mm

167 gramos

5,90 pulgadas

3.200 mAh

Honor 10 Lite

154,80 mm

73,6 mm

8,0 mm

162 gramos

6,21 pulgadas

3.400 mAh

En cuanto a diseño, poco hay que destacar más allá del 'notch' que corona el teléfono en la parte superior. En forma de gota de agua: ya que hay que trocear la pantalla, al menos que sea la menor superficie posible. Sobre este 'notch' tenemos la cámara frontal y sólo le pongo una pequeña pega a la distribución. Poco marco lateral y superior, pero algo de marco en la parte inferior. De nuevo algo subjetivo, pero aquí estáis ante un amante de la simetría, no muy abundante en el mundo móvil.

Con sus detractores, la presencia del plástico en la parte trasera hace que gane puntos para mí

La distribución de la botonera es ya completamente clásica y no notamos la transición con respecto a otros teléfonos. Encendido y volumen en la parte derecha, sin más complicaciones. No hay botón físico para otras funciones, ni cámaras ni asistentes, y el puerto microUSB (¿por qué no USB C, Huawei?) está en la parte inferior junto al Jack. La posición del jack, otro punto a destacar, más cómodo en la parte inferior para meter el móvil en el bolsillo con los auriculares conectados.

Análisis del Huawei P Smart 2019

El P Smart es un teléfono bastante cómodo para el día a día. Pese a que su pantalla invita a usarlo con dos manos, tampoco hay excesivos problemas para hacerlo sólo con una. Cómodo para desbloquear con su lector trasero, al nivel que Huawei mantiene siempre en estos sensores, cómodo a la hora de hacer fotografías, a la de jugar y a la de ver vídeo o consultar redes sociales.

¿Cómo se porta esta pantalla?

Análisis del Huawei P Smart 2019

6,21 pulgadas con aspecto 19.5:9, como casi todas las pantallas con 'notch', sea cual sea la forma que éste adopte. Una gran diagonal con resolución FullHD+ que, al menos sobre el papel, debe ofrecer un buen rendimiento para consumir todo tipo de contenido. Desde películas y series a juegos móviles, pasando por el texto de redes sociales, mensajerías y webs. Un panel que, por cierto, es LCD. Los P Smart se mantienen por ahora apartados del OLED.

No estamos ante una OLED, pero esta LCD ofrece suficiente brillo para casi todo

Pocos elementos negativos pueden encontrarse en este panel, pese a que hablamos de uno montado en un móvil de precio medio, destinado a presupuestos ajustados. El brillo se comporta de forma correcta para estar ante una pantalla LCD, y el ajuste automático reacciona a buena velocidad. Incluso en los momentos en los que necesitamos picos más altos de iluminación, como pueda ser en exteriores, también encontramos ayuda por parte de la pantalla, aunque lógicamente no llega a los teléfonos líderes del mercado.

En cuanto a la reproducción de colores, todo correcto salvo que quizá encontramos tonos algo fríos, pero lo podemos solucionar desde los ajustes de pantalla del propio teléfono. También obtenemos una visualización bastante correcta, pues pese a la larga diagonal tenemos FullHD+, y la densidad nos ayuda a que no apreciemos píxeles ni en películas ni en videojuegos, ni por supuesto en la interfaz. Tal vez haya entre nosotros detractores del notch pero que haya tranquilidad, porque podemos desactivarlo siempre que queramos. O bien dejarlo en automático, y que las apps decidan qué hacer con la franja superior.

Análisis del Huawei P Smart 2019

Esta pantalla, además, se comporta bastante bien en el aspecto táctil. El toque es preciso, el tacto es bastante bueno y no se ensucia demasiado, lo que agradecerán aquellos que, como yo, no soportan tener el panel constantemente lleno de huellas. No recuerdo, en todo este uso, haber tenido que recurrir más de un par de veces a limpiarla contra una camiseta o una sudadera, lo que resulta significativo encontrándonos en estos rangos de precios. Bien por la capa oleófuga.

Y hablando de la parte táctil, puntos a favor y en contra. EMUI ya contaba con gestos pero ahora son más relevantes aún, ya que nos movemos en terreno de Android Pie. Si lo deseamos podemos librarnos de la barra de navegación inferior en los ajustes, e interactuar sólo con gestos en pantalla. Por contra, nada de doble toque para despertar el panel. Algo que tal vez no echen de menos los que no hayan probado este sistema, pero que resulta enormemente útil cuando el teléfono está sobre la mesa. Porque para el resto de acciones, el lector de huellas funciona de forma muy fluida. Pero hablemos del rendimiento.

Un rendimiento sin novedades... frente al modelo Plus de 2018

Análisis del Huawei P Smart 2019

Ocurre con la línea Smart que cuando nació llegó partida en dos. Tuvimos al Huawei P Smart que marcaba el inicio de la saga y después al P Smart+, ligeramente más potente y que suponía el techo de su generación. En la renovación todo se ha reducido, por ahora, a un único terminal, y la apuesta del fabricante ha sido dotarlo con el procesador del modelo más potente de la anterior línea. Así que repite el Kirin 710 y vuelve a acompañarse de 3GB de RAM para realizar todas las tareas.

El rendimiento general, sin embargo, sí se ve un poco empañado. Algo que, dado que he visto ya esta configuración en otros móviles analizados aquí, como el Huawei Mate 10 Lite sin ir más lejos, no puede deberse a otra cosa que a la optimización de EMUI para Pie. O concretamente para este teléfono. Porque, en general, el dispositivo va bien para la línea de rendimiento que se le puede exigir, pero tiene algunos puntos grises que serían mejorables, y que confío en que se solucionen en posteriores actualizaciones.

Un móvil solvente para el día a día, pero con pequeños atascos. No les llamaré lag, pero parece falta de optimización de la capa.

Nos encontramos ante el Kirin 710 y 3GB de RAM, como decía antes. Tenemos, por tanto, optimización para código de inteligencia artificial, que encontramos sobre todo en la cámara, y RAM suficiente para que la multitarea se gestione con fluidez, algo que ocurre. Las apps se abren a buena velocidad, incluidas las pesadas, y también he probado con juegos de peso como los ya clásicos Asphalt o Clash Royale, de los más exigentes que frecuento en móviles.

Sin embargo, el teléfono tose de vez en cuando, y no es algo que se pueda pasar por alto. Interactúo mucho con las respuestas y acciones rápidas desde la barra de notificaciones, y el P Smart 2019 parece tener algún problema específico con Gmail, pues en ocasiones la app tarda en recuperarse de la congelación por estar en segundo plano. Pedir que borre un correo puede ser una tarea rápida normalmente, pero en ocasiones tarda hasta un par de segundos hasta que todo se normaliza. Esto no ocurre con WhatsApp, sin embargo, de ahí que piense que es algo propio de la optimización del sistema que del propio procesador, que ya ha respondido con solvencia en modelos anteriores.

Comparte chip con otros modelos de la casa, pero parece costarle todo un poquitín más de trabajo. Extraño.

También se nota esta carga con el Bluetooth. Mientras que la conexión y detección es rápida, y la carga del bufe también, realizar algunas tareas como abrir la cámara o responder correos causa que el sonido a través del Bluetooth sufra interrupciones, que no cortes. No se pierde información pero el sonido se interrumpe. No ocurre siempre, pero ocurre, y choca, como ya he dicho varias veces, con la experiencia de modelos anteriores de la casa que ya portaban el Kirin 710. Tal vez sea Pie, no lo sé con seguridad. Pero sé que en este rendimiento hay alguna cojera momentánea de vez en cuando, y hay que destacarla.

Por otra parte, y como siempre hago en los análisis, toca destacar el lector de huellas. Huawei lleva ya años a mucho nivel con sus sensores biométricos y aquí no está la excepción. Es rápido, funciona incluso con los dedos húmedos, responde independientemente de la inclinación del dedo y el desbloqueo de la pantalla es casi instantáneo. Y para el que necesite algo más, como una solución para cuando lleva guantes, está el desbloqueo facial, algo más lento que el de huellas pero también eficiente. Buena seguridad la de este P Smart 2019 que, por cierto, llega con NFC y con Google Pay instalado. Pagos móviles garantizados.

EMUI sigue siendo EMUI, pese a Pie

Análisis del Huawei P Smart 2019

La capa de Huawei sigue siendo uno de los elementos más reconocibles de su estilo. Con las apps distribuidas en escritorios, sin cajón de apps, y con mejoras increméntales que han ido haciéndola más completa desde su nacimiento. En el Huawei P Smart 2019 la tenemos sobre Android Pie, llegando a su versión 9.0.3 y con una estética que poco o nada ha cambiado con respecto a la pasada generación, la que corría sobre Oreo.

No puedo decir que con 64GB de almacenamiento interno importen demasiado los pocos mesas que perdemos con la presencia del bloatware que contiene el teléfono, pero lo cierto es que está ahí. Tenemos Facebook, eBay o Amazon reinstalados, aunque ni rastro de juegos, que son habitualmente las apps que más memoria consumen. A su favor, que podemos desinstalarlos o deshabilitarlos llegado el caso, por lo que el teléfono queda así más limpio de apps innecesarias.

Con capas tan agresivas como EMUI, la versión de Android que va por debajo no produce demasiados cambios. Evolucionan a su ritmo.

Apps que también podemos encontrarnos entre las propias de Huawei, pues como en casi todas las capas, hay duplicidades. Como las dos galerías de fotografías, la propia del teléfono y Google Fotos, que aunque cumplen funciones ligeramente distintas se solapan de forma clara. Apps como la app nativa de correo de Huawei, en confrontación constante con la presencia de Gmail, o como la AppGallery del fabricante formando pareja con Google Play. Aunque la presencia de esta última sí es más justificable.

Lo bueno en estos casos es que podemos agrupar aquellas apps que no usamos en carpetas, desinstalar las que nos lo permitan y deshabilitar las demás que no. Al final, con un poco de tiempo configurando el teléfono en un inicio, tendremos el teléfono a nuestra medida. Aunque como he dicho anteriormente, con 64GB de partida no estorban unos pocos mesas, pues son pocos, de apps duplicadas que podemos esconder en carpetas y olvidar. O dejarlas en espera de que necesitemos usarlas.

Análisis del Huawei P Smart 2019

Las ventajas que aporta EMUI al uso del teléfono se hacen presentes en los ajustes del P Smart, donde tenemos el sistema de gestos que comentaba anteriormente, o la posibilidad de personalizar la pantalla de bloqueo. Los ajustes avanzados de sonido, siempre agradecidos para quienes exploten esta característica, y los temas para poder personalizarlo todo hasta el extremo.

Tal vez la funcionalidad más útil que encuentro en EMUI en el día a día sea la gestión de procesos interna. Accediendo desde la app Gestor, uno de los añadidos de EMUI, podemos limpiar procesos de la memoria atascados, los archivos temporales, decidir qué apps pueden ofrecernos notificaciones flotantes e incluso accedemos desde ahí a las opciones de energía para comprobar la batería, qué apps consumen nuestra energía y poder activar los modos de ahorro. Pero hablemos de la batería con más detalle.

3.400 mAh, más que la media en casi todo

Análisis del Huawei P Smart 2019

Acostumbrado ya a ver llegar teléfonos con esa pila interna de 3.000 mAh que parece ser un estándar en el mercado, cualquier cifra que sobresalga resulta siempre un soplo de aire fresco. El P Smart 2019 de Huawei llega con 3.400 mAh que ofrece una buena autonomía en el día a día, aunque también hay algunos peros que ponerle al último teléfono de gama media del constructor chino. Peros como la falta de carga rápida o la presencia del puerto microUSB.

Confieso que por mi casa ya no quedan cables microUSB a la vista, y que he tenido que rescatarlos para alimentar este P Smart 2019 en las distintas localizaciones de mi casa en las que tengo cargadores. Hace tiempo que completé el paso al USB C y no se entiende demasiado que el P Smart 2019 no apueste por este conector, cuando otros teléfonos de la casa lo emplean con regularidad desde hace ya un par de generaciones. Punto gris.

Ni carga inalámbrica, ni carga rápida, ni puerto USB tipo C. Eso sí, la autonomía es bastante buena, pero esta pila podría haber sido sobresaliente.

La falta de carga rápida es otro, pues el procesador la soporta sobre el papel. Cargar el teléfono de 0 a 100 nos supondrá tener que esperar junto al cargador durante casi dos horas completas, lo que resulta extraño viendo otras gamas medias del mercado con procesos de carga rápida, aunque sean "primitivos" y no superen los 18W. Con el P Smart 2019 no se sale de los 10W, y no hay muchas más opciones porque no es problema del cargador, sino del propio teléfono.

En cuanto a la autonomía, todo funciona bastante bien. Una jornada completa con el P Smart 2019 me ofrece entre seis y siete horas de pantalla. Cifras que denotan el buen rendimiento pero tampoco con excesos. Cifras suficientes para salir de casa por la mañana sin miedo a quedarme en seguida con una calculadora gigante metida en el bolsillo, y con las que llego a casa a la tarde habiendo hecho todo lo que he querido hacer, incluso fotografiando, uno de los procesos que más suele consumir.

Eso sí, no abuséis de los juegos móviles si no tenéis un enchufe cerca, pues los motores gráficos como Unity o Unreal necesitan de mucha energía, y estos 3.400 mAh funcionan bien pero tampoco hacen milagros. Puntos buenos y malos en la autonomía de este P Smart 2019 que, sin brillar, me ha dado un buen rendimiento todos y cada uno de los días.

Llegamos a las cámaras, veamos cómo fotografía el P Smart 2019

Análisis del Huawei P Smart 2019

Las gamas medias son probablemente las que más se han beneficiado, fotográficamente hablando, en los últimos tiempos. Principalmente en dos aspectos, en la llegada de las cámaras duales, que inicialmente se reservaron para los teléfonos más caros pero que ya vemos normalmente en casi todos los rangos de precios, y en el aprovechamiento de la inteligencia artificial. Con el Kirin 710 a bordo tenemos garantizado que esto es así, y el Huawei P Smart 2019 gana en calidad fotográfica en esta nueva generación.

Le doy la vuelta al teléfono y me encuentro con la cámara trasera dual. Aquí, un sensor de 13 megapíxeles con lente f/1.8, aunque con algún truco por software, y otro sensor de dos megapixeles cuya única tarea es la de leer el fondo. Una lectura que, a la postre, servirá para el desenfoque y el tan buscado bokeh que parece marcar el paso en el desarrollo del software para cámaras de móviles. Si le doy la vuelta de nuevo, 8 megapíxeles con lente f/2.0 situados sobre el 'notch', sin más florituras.

Dos cámaras traseras, IA para detecciones y ajustes y distintos modos para aprovecharlas. La tónica de las gamas medias.

Aunque fotografiar con el P Smart 2019 me ha gustado en líneas generales, también tengo algunas pegas que ponerle y que, como en ocasiones anteriores, también se pueden mejorar por software, por lo que espero que se afinen en próximas actualizaciones. Sin embargo, aquí nos encontramos con una buena captación de colores, con bordes nítidos y con un buen rango dinámico aunque mejorable y en ocasiones un poco errático.

El P Smart 2019 enfoca a buena velocidad pero el disparo no es tan rápido como me gustaría, y es que el software tarda al menos un segundo en mostrar la fotografía tomada en el recuadro de la interfaz de la app. Así pues, tardamos en saber si la fotografía se ha tomado o si ha habido algún fallo. Que los ha habido, pero muy pocos. Un par de ellos solamente en las dos semanas de prueba con el teléfono. Veamos el rendimiento a plena luz del día.

Análisis del Huawei P Smart 2019 Buen detalle en general, y buen manejo de las zonas de sombra
Análisis del Huawei P Smart 2019
Análisis del Huawei P Smart 2019 Con iluminaciones más complicadas, los tonos oscuros se hunden demasiado
Análisis del Huawei P Smart 2019 Buen manejo de los colores, sin diferencias con los naturales
Análisis del Huawei P Smart 2019 Incluso en primeros planos tenemos buenos manejos de las sombras y los reflejos

Por supuesto, no todas las fotografías que se hacen con un móvil se toman a plena luz del día, también hay fotografía nocturna. No muy común en teléfonos de esta gama de precio, pues ya sabemos que su rendimiento no se acerca al de modelos más costosos, pero la IA de este Huawei P Smart me ha echado más de una mano con poca luz.

Cabe destacar el modo noche, activable desde la interfaz de la cámara y que permite realzar los colores con ayuda de la IA. Una suerte de hDR combinado con otros algoritmos para ofrecer fotografías más nítidas y con mayor detalle, aunque para tomarlas se tarda algo más de la cuenta pues tras la captura hay unos segundos de mediciones y fotografías adicionales para componer el resultado final. Aquí tenéis dos ejemplos.

Análisis del Huawei P Smart 2019 La fotografía con el modo noche, plena de detalles
Análisis del Huawei P Smart 2019 Aquí se aprecia cómo se enfoca mejor con el modo noche, gracias a las distintas fotografías de la composición

Desenfocándolo todo

Una de las características de todo buen teléfono con doble cámara es la presencia del desenfoque, el bokeh, más o menos artificial en función de la mano que le pueda echar cada una de las lentes. Con el Huawei P Smart 2019 no iba a ser distinto, y aquí apreciamos el rendimiento de esta segunda cámara de dos megapíxeles cuyo objetivo es el de tomar lecturas de la profundidad de la imagen.

Como vemos en los ejemplos a continuación, las fotografías tienen un suavizado bastante atractivo aunque hay errores en los bordes. Como comentábamos anteriormente, más errores de los apreciados en el Huawei Mate 20 Lite, o en el Huawei P20 Lite, que montan el mismo sistema de IA para las fotografías. Imaginamos que el efecto se irá puliendo con distintas actualizaciones posteriores. Os dejamos con los resultados.

Análisis del Huawei P Smart 2019 Errores típicos en zonas complejas como el pelo, pero bien definido el desenfoque en el resto
Análisis del Huawei P Smart 2019 Incluso en zonas oscuras, el P Smart 2019 sabe medir bien los planos y las profundidades
Análisis del Huawei P Smart 2019 Plena luz del día, sin zonas complejas y un desenfoque casi perfecto
Análisis del Huawei P Smart 2019 De nuevo con poca luz, realmente poca, y con bordes sencillos. Y de nuevo, gran desempeño.
Análisis del Huawei P Smart 2019 Como podemos ver, los bordes sencillos se manejan con mucha soltura tanto en interiores como en exteriores

No puede faltar en un análisis fotográfico la presencia de la cámara frontal. Aquí tenemos una única lente de 8 megapíxeles con apertura f/2.0, pero podemos obtener desenfoque gracias a la inteligencia artificial. La cámara es capaz de identificar los planos y ofrecernos un bokeh más artificial que el trasero, y con más errores, pero aún así bastante bien conseguido.

Además, disponemos de iluminaciones para retrato como la que os mostramos. Al igual que en versiones anteriores del software de cámara de Huawei, estas iluminaciones siguen ofreciendo un resultado bastante regular, así que no recomiendo demasiado su uso. Por suerte, no hablamos de un tipo de fotografías muy extendida, por lo que podemos ignorar que existen estas iluminaciones y seguir disfrutando de las fotos.

Análisis del Huawei P Smart 2019 Como vemos, el desenfoque frontal es más acusado y más artificial que el trasero. La lente única pasa factura.

Y no quería dejar pasar este análisis de las cámaras del Huawei P Smart sin hacer algunas tomas a contraluz y contra el propio sol, una de mis últimas obsesiones a nivel fotográfico. También sirve para ver cómo maneja el teléfono los halos, y cómo es capaz de levantar las sombras en zonas oscuras.

El Huawei P Smart se desenvuelve bien con estas fotografías aunque he podido comprobar que tiene algún que otro problema con el enfoque. Si queréis aseguraros de que la imagen está bien capturada, más vale hacer varias tomas para no llegar a casa con una fotografía desenfocada. Pero por lo demás, buen desempeño para un móvil de su precio.

Análisis del Huawei P Smart 2019
Análisis del Huawei P Smart 2019

Con respecto al software de la cámara, poco puedo decir que no haya comentado ya en análisis anteriores, pues aunque tengamos ante nosotros Android Pie, EMUI mantiene los mismos esquemas en casi todo, también en la línea fotográfica. Fotografías panorámicas, filtros como el blanco y negro para solventar la ausencia de sensores dedicados y otras modalidades ya clásicas.

Buen trabajo fotográfico de este P Smart 2019 que, sin embargo, queda ligeramente por debajo de sus hermanos Lite.

Mención especial al modo apertura, el que nos ofrece los mejores desenfoques, y, como he dicho ya antes, también la presencia del modo retrato con posibilidad de iluminaciones de estudio. Mejor no usarlas, hacedme caso. Están pero lo recomendable es ignorarlas porque su resultado deja que desear.

Buen trabajo fotográfico de este Huawei P Smart 2019 que, sin embargo, me ha parecido inferior al de otros modelos de la familia como los que he nombrado ya varias veces. Los Huawei P 20 Lite y Mate 20 Lite vuelan más alto que este P Smart 2019. Entendible, pues se enfocan a sectores diferentes, pero el software de IA debería equiparar más los resultados y no lo hace. Aún así, buena cámara. Para su precio, claro.

Sonido y auriculares, ¡auriculares!

Análisis del Huawei P Smart 2019

Es algo a destacar, porque estamos viviendo la transición de los teléfonos móviles hacia el audio inalámbrico, y hacia el que se extrae a través de los puertos USB C. Pero en el Huawei P Smart 2019 hay jack de auriculares, y eso siempre es buena noticia. Situado en la parte inferior, para darle otro punto positivo, así que lo puedo meter en el bolsillo con los auriculares conectados sin problemas.

Aquí hay jack y hay ajustes específicos para él. Todas las opciones para tus oídos.

Este audio, además, cuenta con las ventajas de la presencia de Huawei Listen, el software de Huawei para el sonido que extrae a través del puerto de auriculares. Efectos, un ecualizador y casi todo lo necesario para personalizar un sonido que, de partida, ya tiene una calidad excelente, y también un buen volumen.

En cuanto al altavoz, situado en la parte inferior, sí que tengo alguna pega. El sonido distorsiona demasiado pronto, cuando en teléfonos de la casa no lo he notado hasta volúmenes mucho más altos. Con todo, es nítido y tiene una buena potencia, pero sin duda el altavoz de este P Smart 2019 es uno de los puntos a mejorar del teléfono. Y como ya dije antes, ese audio Bluetooth que se entrecorta cuando no debería hacerlo. Confío en que se corrija por software.

Huawei P Smart 2019, la opinión de Xataka Móvil

Análisis del Huawei P Smart

A la hora de la verdad, con los P Smart nos encontramos entre dos aguas, en la tierra media del catálogo de su fabricante. Pisamos terreno de los P pero no son los hermanos de los líderes de su familia, lo que confiere al Huawei P Smart 2019 una responsabilidad añadida: destacar en la franja de precios destinada a una de las luchas más cruentas del mercado.

Equilibrado, buen diseño, buen rendimiento y una batería que destaca.

Con sus defectos, ya comentados durante el análisis, lo cierto es que el día a día con este Huawei P Smart 2019 me ha resultado bastante cómodo. Bien de batería para no tener problemas en ningún momento, con una pantalla solvente para trabajar con comodidad cuando lo he necesitado, y con una cámara suficiente para casi todas las situaciones en las que me he encontrado.

Hay puntos grises como la tos del procesador en momentos puntuales, o el ya comentado problema en la interacción con algunas notificaciones, pero tratándose de un teléfono tan solvente, el manejo diario es agradable y suficiente. Lógicamente, apretándole un poco se le ven las costuras, pero nos movemos en franjas de precios en las que pocos teléfonos son tan equilibrados. Un buen trabajo.

7.8

Diseño8
Pantalla8
Rendimiento7.5
Cámara7.5
Software7.5
Autonomía8

A favor

  • Teléfonos de plástico: más, por favor.
  • La autonomía, sin brillar, destaca.
  • El lector de huellas de Huawei sigue entre los mejores del mercado.

En contra

  • Los problemas con la gestión de algunas notificaciones, o con el audio Bluetooth.
  • El procesador se atraganta más de la cuenta, ¿la capa? ¿Pie?
  • Comparado con otros teléfonos de su gama de precios, la cámara está un poco por debajo de ellos.

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Huawei. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir