Samsung Galaxy Watch 4, análisis: el reloj con más funciones de salud no decepciona en potencia
Análisis

Samsung Galaxy Watch 4, análisis: el reloj con más funciones de salud no decepciona en potencia

Con la más reciente generación de relojes Samsung dio un gran giro en términos de software: de mantener su firmware basado en Tizen a incluir Wear OS gracias al acuerdo logrado con Google. Este hecho cambia de manera notable la experiencia utilizando el Samsung Galaxy Watch 4: analizamos el modelo Classic para comprobarlo.

Los relojes inteligentes son una de mis perdiciones, me encanta su manera de conjugar tecnología con tradición y conectividad. Dada esta afición por los smartwatches, he acumulado experiencia con la mayoría de marcas y familias de relojes; entre los que siempre sobresalió mi podio particular: Tizen y Watch OS. Con el salto a Wear OS los nuevos Galaxy Watch ganan mucho, pero también pierden. Mi podio se tambalea.

Ficha técnica del Samsung Galaxy Watch 4


samsung galaxy watch 4 classic

dimensiones y peso

46mm: 45,5 x 45,5 x 11 mm - 52 gramos

42mm: 41,5 x 41,5 x 11,2 mm - 46,5 gramos

pantalla

SuperAMOLED

Gorilla Glass DX

46mm:

1, 36 pulgadas

Resolución 450 x 450 píxeles

330 PPI

42mm:

1,19 pulgadas

Resolución 396 x 396 píxeles

330 PPI

procesador

Samsung Exynos W920 5 nm

memoria ram

1,5 GB

almacenamiento interno

16 GB

batería

46mm: 361 mAh

42mm: 247 mAh

sistema operativo

WearOS con One UI Watch

conectividad

WiFi 2,4+5 GHz

Bluetooth 5.0

NFC

GPS

4G (opcional)

resistencia al agua

5 ATM

IP68

MIL-STD-810G

botones físicos

Sí, dos

Bisel giratorio

sensores

BioActive Sensor (PPG)

Electrocardiograma (ECG)

Sensor de análisis de impendancia bioeléctrica (BIA)

SPo2

Acelerómetro

Barómetro

Giroscopio

Geomagnético

Luz ambiente

extras

100 modos deportivos

Detección de ronquidos

Control gestual

Auto Switch

precio

Desde 369 euros

Samsung Galaxy Watch4 Classic – Smartwatch, Bisel Giratorio, Control de Salud, Seguimiento Deportivo, Bluetooth, 42 mm, Color Negro (Version ES)

Samsung Galaxy Watch4 Classic – Smartwatch, Bisel Giratorio, Control de Salud, Seguimiento Deportivo, Bluetooth, 42 mm, Color Negro (Version ES)

Diseño robusto que mantiene la esencia de los relojes clásicos

Samung Galaxy Watch 4 12

Los Galaxy Watch 4 se diferencian en dos aspectos básicos: el modelo con caja de aluminio y que no tiene bisel giratorio es el Watch 4 "a secas", lo que podríamos considerar como versión Active; el segundo tipo de reloj es el Samsung Galaxy Watch 4 Classic: éste sí tiene bisel y está construido en acero inoxidable. Cada uno de los modelos se divide en dos tamaños: pequeño (42 mm) y grande (44 mm en el normal y 46 mm en el Classic). El reloj que analizo es el Samsung Galaxy Watch 4 Classic de 42 mm.

La construcción de la caja, la sensación que regala una vez se ajusta a la muñeca y el aspecto exterior del diseño son del máximo nivel: Samsung sabe cómo construir buenos relojes. Es elegante, menos grande de lo que me esperaba (para mi gusto el de 42 mm es algo pequeño, queda mejor en muñecas de contorno reducido) y algo grueso.

Samsung Galaxy Watch 4

La caja del reloj está fabricada en acero inoxidable, el cristal queda protegido por cristal Gorilla Glass Victus (no se ha hecho una raya durante el mes que llevo usándolo) y en la parte inferior convive el plástico con el cristal protegiendo los sensores. El Samsung Galaxy Watch 4 se muestra sólido y muy resistente.

Samung Galaxy Watch 4

El bisel giratorio es una de las claves del reloj y uno de los aspectos que más me gustan. No es que aporte una diferencia brutal en la facilidad de uso (el Watch 4 normal dispone de un contorno táctil alrededor de la pantalla que funciona igual), pero sí que hereda el alma de los relojes deportivos clásicos. Y no lo voy a negar, me encanta ese "click-click-click" cuando gira el bisel, es una delicia.

El bisel giratorio aporta carisma a costa de encarecer el reloj. Siendo objetivo, no supone una ventaja clara sobre el Galaxy Watch 4 básico

Los botones de los laterales son rectangulares y quedan protegidos por la protuberancia metálica de la caja. Y hay un detalle atractivo: el botón superior posee un ribete en color rojo. Ambos disponen de sensores, como destacaré más adelante.

Samung Galaxy Watch 4
El diseño de la correa dificulta su flexibilidad y el ajuste a la muñeca

Samsung mantiene el pasador estándar para que cualquiera pueda ponerle sus propias correas al Galaxy Watch 4. En la caja el reloj se acompaña de una correa fabricada en silicona que tiene una particularidad en su diseño: posee un borde curvado para darle continuidad a la caja del reloj. Esto dificulta su movilidad y puede hacer algo más incómodo el uso del reloj, sobre todo durante los primeros días.

El Galaxy Watch 4 Classic mantiene la esencia de la familia al tiempo que evoluciona en diseño para refinar el conjunto de caja, bisel y correa. El resultado es excelente en términos visuales: luce mucho en la muñeca.

Pantalla vibrante, colorida y algo sucia

Samung Galaxy Watch 4

Algo que no tuve en cuenta al comprar la versión Classic fue la altura del bisel con respecto a la superficie de la pantalla. En el Galaxy Watch 4 ese desnivel es de algo más de dos milímetros, un escalón que acarrea un inconveniente: la suciedad se queda en los bordes de la pantalla, justo en el perímetro del bisel. Mantenerlo siempre limpio es misión imposible.

Más allá del inconveniente de diseño (sí reduce la posibilidad de que la pantalla se golpee), la pantalla del Galaxy Watch 4 Classic es una delicia. Muy nítida, equilibrada en temperatura de color, la saturación está bien ajustada, alto contraste y muy fluida: las animaciones se ven genial.

Samung Galaxy Watch 4

A nivel particular, creo que la pantalla del modelo de 42 mm es algo pequeña ya que se ve desproporcionada con respecto al tamaño general del reloj. No he tenido problemas utilizándola, eso sí: es perfectamente legible, incluso en exteriores. Sí necesitaría un poco más de brillo bajo el sol, me ha costado visualizar el contenido las ocasiones en las que me entrené a mediodía.

La pantalla es una delicia en cualquier condición: el brillo automático se adapta a los cambios de iluminación con rapidez y de forma efectiva

Brillo automático que responde bien a las circunstancias lumínicas, el gesto de levantar la mano activa correctamente la pantalla, el control táctil no entraña inconveniente y, en general, el panel mantiene la alta calidad que posee todo el reloj. Puede permanecer siempre activo, aunque no lo recomiende: el gasto de batería en este modo es notable.

Fluidez pasmosa y cero calentamientos

Samung Galaxy Watch 4

El Samsung Galaxy Watch 4 Classic es el primer Wear OS con el que no he sentido que la temperatura se elevaba por encima del nivel lógico. He tenido relojes que se ponían ardiendo con la mínima; otros como los TicWatch Pro 3 y TicWatch E3, con el Snapdragon 4100, mantenían mucho mejor el equilibrio entre temperatura, potencia y fluidez. El Galaxy Watch 4 sobresale por méritos propios.

Fluidez máxima saltando entre las distintas funciones del reloj, potente para mover cualquier app, respuesta inmediata al toque y a los botones, sin pérdidas de conectividad apreciables y con todo lo que se puede esperar de un gran procesador para smartwatches: el Exynos W920, fabricado en 5 nm, marca la diferencia para bien. Sin duda es el mejor SoC para Wear OS que hay actualmente disponible.

Samung Galaxy Watch 4

La conexión con el smartwatch mediante Bluetooth no entraña problema alguno, también permite emparejarle auriculares Bluetooth para así escuchar la música que tenga almacenada. Los 16 GB de su almacenamiento, de los cuales Wear OS deja libres para el usuario unos 7,6 GB, dan para muchas canciones y listas de Spotify. También para imágenes, que pueden transferirse desde la app del teléfono.

Aparte de Bluetooth, el Samsung Galaxy Watch 4 Classic posee conectividad WiFi de doble banda y NFC para realizar los pagos móviles. Samsung Pay viene de serie, aunque admite la instalación de Google Pay. A elegir.

El reloj incluye también altavoces estéreo para escuchar al asistente o la música almacenada, ofrece micrófono para hablar con la asistencia (o dictar texto) y una gran variedad de sensores con los que vigilar distintos valores de salud. Toca entrar en profundidad a uno de los aspectos destacados de nuestro protagonista.

El más completo en análisis de salud

Samung Galaxy Watch 4
Medición de composición corporal

Con cada nueva generación los relojes van midiendo más valores clave para la salud de quien los lleva en la muñeca. El ritmo cardíaco lo tienen todos, también empieza a ser popular la saturación de oxígeno en sangre y la medición del estrés. Samsung introdujo la presión arterial con el Galaxy Watch Active 2, también el electrocardiograma. Y con los Watch 4 llega el análisis de la composición corporal.

Sentía curiosidad por descubrir cómo de bien iría el análisis corporal del reloj. Y lo cierto es que se aproxima bastante a los valores reales, siempre manteniendo los lógicos márgenes de error: las máquinas que analizan la grasa, el músculo y el agua a nivel médico son costosas y de gran tamaño. Para tener todo eso al alcance de la muñeca la falta de precisión es aceptable.

El análisis de la composición corporal tarda algo menos de un minuto. Su margen de error se encuentra dentro de los valores aceptables para ser un reloj de muñeca

He comparado los valores de composición con los que arroja mi báscula inteligente (una Withings de primera generación) y los números quedan muy cerca. No hay que considerar a ninguno de los dos como una referencia médica, pero como dato aproximado puede valer: el Samsung Galaxy Watch 4 muestra el aumento del músculo durante un par de semanas haciendo ejercicios anacrónicos, por ejemplo; a la vez que registra los cambios en la grasa tras semanas recuperando el tono aeróbico.

Samung Galaxy Watch 4
Análisis de electrocardiograma

Los valores que arroja el nuevo sensor BioActive conforman un gran añadido a la gran cantidad de mediciones que ya realizaban los Galaxy Watch. El ECG sigue siendo igual de preciso, también la presión arterial se mide de forma efectiva (nunca hay que tomarla como valor médico). El ritmo cardíaco ofrece suficiente precisión, incluso durante los cambios de ritmo repentinos (la respuesta a altas frecuencias cardíacas queda a buen nivel). Y el oxímetro completa el elenco de sensores aportando la siempre bienvenida saturación de oxígeno en sangre.

Samung Galaxy Watch 4

Otra de las novedades es la del oxímetro funcionando con el registro de los datos de sueño. El Samsung Galaxy Watch 4 puede medir la saturación de oxigeno en sangre mientras dormimos, lo que arroja información muy valiosa: permite saber si existen problemas de respiración. Este análisis se completa con el registro de ronquidos integrado en el reloj. Para ello se necesita colocar el móvil en la mesa.

Samung Galaxy Watch 4
Análisis de sueño con monitorización del oxígeno en sangre

Como suele ocurrir con Samsung, no es lo mismo registrar el Galaxy Watch 4 Classic con un móvil de esta marca que con otro Android. Aunque eso sí, las diferencias se diluyen de manera notoria con respecto a los relojes con Tizen: la única que hay actualmente es el acceso o no al electrocardiograma y presión sanguínea.

Registrar el reloj con un móvil Samsung o con otro Android no implica diferencias más allá de tener o no el registro de ECG y la presión arterial

Registré el reloj con varios móviles durante mi mes de prueba, tanto de Samsung (Galaxy Note 20 Ultra) como de otras marcas (ZTE Axon 20 y Google Pixel 4a). Mis conclusiones fueron claras: es el primer reloj de Samsung que puede usar cualquier dueño de un Android sin que vea mermadas las capacidades. Sí se pierden las mediciones de ECG y presión arterial, pero resulta posible añadirlas de manera alternativa.

Electrocardiograma Samsung Galaxy Watch 4 Registro de electrocardiograma en un reloj emparejado con el Google Pixel 4a

Todos los datos de salud quedan registrados en Samsung Health, la aplicación es imprescindible para consultar todos los registros de salud en el teléfono. Su consulta es sencilla, clara y muy visual gracias a las distintas gráficas incluidas. Bajo mi opinión, Health es una gran aplicación deportiva y de salud. Y siempre pueden utilizarse alternativas, como Google Fit.

No tan preciso como debería en el registro de distancias

Samung Galaxy Watch 4

Éste es uno de los principales problemas del Samsung Galaxy Watch 4: la precisión midiendo las prácticas deportivas deja que desear, en especial durante las sesiones de running al aire libre. El desvío en los datos del GPS mientras corría se situó entre el 10 y el 15 %, unos 80 metros contados de menos por cada kilómetro.

Esta imprecisión se aprecia en las hojas de sierra que establece el reloj con cada punto de localización GPS. Corriendo he notado mayor imprecisión, andando no tanto. En bicicleta el margen de error es más asumible, más o menos del 5 %.

Samung Galaxy Watch 4
Sección de una práctica de running en recta (con circuito sobre la misma carretera). El trayecto se realizó en todo momento por el camino central

El recuento de pasos suele ser bastante acertado, también los saltos o las elevaciones durante las sesiones de peso. Por lo general, tiende a medir calorías de más durante las prácticas.

Samung Galaxy Watch 4
De izquierda a derecha: Paseo (14,37 km), running (5,23 km) y MTB (19,60 km)

Las pantallas de ejercicio son personalizables, se leen bien durante las prácticas, Samsung incluye guía por voz (la pronunciación es muy buena), puede activarse la pausa automática, resulta posible dejar la pantalla siempre encendida y, al terminar, el Samsung Galaxy Watch 4 Classic ofrece un pormenorizado resumen con lo más destacado de la práctica. Y permite mejorar las posturas, como ocurre con la pisada durante los entrenamientos de carrera.

Samung Galaxy Watch 4
Resumen de ejercicio (running)

Aparte del ejercicio activo, el reloj mide la actividad con el triple aro habitual de corazones. Incentiva el movimiento, puede registrar el ritmo cardíaco y el estrés de manera constante y también incluye ejercicios de relajación. Bajo mis pruebas lo recomendable es desactivar el seguimiento continuo de los latidos y del estrés, el alivio para la batería es notorio.

El Samsung Galaxy Watch 4 puede medir cien prácticas deportivas, incluida la natación. El reloj es resistente al agua, posee certificación IP68 y admite hasta 5 ATM de presión.

La batería no aguanta un ritmo intenso

Samung Galaxy Watch 4

Cuando Samsung y Google presentaron su acuerdo para combinar Tizen con Wear OS una de las claves fue el previsible aumento en la autonomía de los relojes. Tras un mes usándolo como reloj personal, estoy algo decepcionado con la batería del Samsung Galaxy Watch 4 Classic.

La capacidad no es exagerada ya que se queda en los 247 mAh. Seguramente la autonomía mejore en el modelo de 46 mm (el mío es el de 42 mm): bajo mis pruebas, el reloj aguanta a duras penas un día de uso con una práctica deportiva usando el GPS (media hora de media) y seguimiento de rutinas de HIIT (unos cincuenta minutos). Cargarlo a diario se ha convertido en una rutina.

Usar el reloj para registrar prácticas deportivas en exterior agota en gran medida la batería: con GPS y ritmo cardíaco constantes, el gasto suele situarse alrededor del 8-10 % cada media hora

Activando el registro continuo de ritmo cardíaco la autonomía desciende en un 15 %. Con la medición de sueño se eleva el consumo en gran medida, sobre todo si se activa el oxímetro y la grabación de ronquidos: de media, el Galaxy Watch 4 me ha consumido un 20-25 % por noche (entre siete y ocho horas de sueño).

Samung Galaxy Watch 4
Estimación de batería (demasiado optimista) y ahorro de energía

La carga no es precisamente rápida: una hora y media es lo habitual. Lo bueno es que Samsung mantiene la compatibilidad con Qi, por lo que no hace falta utilizar la base que trae incluida en el paquete.

El salto a Wear OS no es tan ventajoso como parecía

Samung Galaxy Watch 4

En el Samsung Galaxy Watch 4 se combinan la Galaxy Store y la Play Store, aunque sólo se pueden descargar las apps de la segunda tienda: la de Samsung sólo se utiliza para actualizar las apps preinstaladas en el reloj. Por tanto, para bajar nuevas e instalar watchfaces se utiliza la plataforma de Google. Si tenías apps compradas en un Galaxy Watch anterior despídete de ellas.

El salto a Wear OS amplía el número de aplicaciones ya que el sistema de Google posee un abanico mayor, pero a cambio se pierde todo el software que ya había disponible para Tizen. Esto atañe a las apps desarrolladas por Samsung, también a las esferas de reloj con las que se complementaba la experiencia de usuario. Samsung sólo ofrece lo que viene preinstalado en los Galaxy Watch 4, al menos de momento.

Samung Galaxy Watch 4

Ya dije que la batería no ha mejorado precisamente con el cambio a Wear OS, y eso que el procesador es más eficiente. Se pierde todo el software para Tizen y también el propio Wear OS sufre: no está disponible Assistant, por ejemplo. Además, hay que elegir con la app de control, la que se instala en el teléfono: o se utiliza Galaxy Wearable o la propia de Wear OS, ambas a la vez no. Y si se usa la segunda se pierden una gran cantidad de ajustes (y son una ventaja a otros Wear OS).

Samung Galaxy Watch 4
Sentido y secciones de One UI Watch

La capa sobre el sistema, One UI Watch, es una delicia: Samsung ha calcado prácticamente la interfaz de Tizen refinando su aspecto y mejorando de manera notoria las animaciones. Y sin perder la mecánica de uso: a la izquierda de la esfera quedan las notificaciones; a la derecha las tarjetas; deslizando desde arriba hacia abajo se despliegan los ajustes rápidos y de abajo hacia arriba saltan las apps instaladas. Éstas ya no quedan dispuestas en círculo, como en Tizen, sino en forma de rejilla. Mucho mejor.

Quien ya tuviera experiencia moviéndose por la interfaz de Tizen no encontrará demasiado diferente la interfaz de One UI Watch

La capa se mueve muy fluida, One UI Watch permite personalizar la lista de esferas compatibles, Samsung incluye gran número de ellas (quizá demasiado infantiles, no hay demasiadas que puedan calificarse como clásicas de reloj), las notificaciones pueden responderse directamente desde el reloj (admite la lectura de la conversación) y añade Bixby como asistente. Samsung ha asegurado que Google Assistant llegará más adelante.

Samung Galaxy Watch 4
Bixby en el Samsung Galaxy Watch 4

Mi sensación con el salto a Wear OS es agridulce: no me parece tan ventajoso como Samsung y Google prometieron. Es cierto que Google Play ofrece más variedad y calidad (sin que sea una maravilla), pero Samsung tendría que haber adaptado todas sus aplicaciones Tizen a Wear OS para así mantener el valor añadido que daba a anteriores compradores de los Galaxy Watch. No obstante, hay que darle margen: es la primera generación y acaba de salir.

Samsung Galaxy Watch 4 Classic, la opinión de Xataka Móvil

Samung Galaxy Watch 4

Llevar el Galaxy Watch 4 Classic en la muñeca es una grata experiencia, tanto por la elegancia que aporta como por la enorme cantidad de prestaciones que ofrece. El nuevo sensor BioActive es un acierto, en especial para aquellos que busquen modelar su cuerpo mediante ejercicio. Supone un notable aporte a todas las mediciones de salud que ejecutaban los Watch, de los más completos en ese terreno.

Materiales de gran calidad, una construcción de primera, la pantalla es excelente, el rendimiento y fluidez se coronan como los reyes en Wear OS, la Google Play supone un soplo de aire fresco a los Galaxy Watch y la capa mejora de manera notable la experiencia en Wear OS.

Samung Galaxy Watch 4
De izquierda a derecha, Samsung Galaxy Watch 4 Classic (42 mm), Samsung Galaxy Watch Active 2 (44 mm) y Apple Watch Series 4 (44 mm)

En el lado negativo, no me ha parecido que la evolución desde Tizen suponga excesivas mejoras para el usuario: he notado menor autonomía que en mis Galaxy Watch anteriores, Google Assistant no está, el software añadido de Samsung tampoco y la precisión del GPS en exteriores hace que los registros deportivos no sean del todo fiables.

El Samsung Galaxy Watch 3 sigue siendo un contrincante más que válido, incluso el Galaxy Watch Active 2. A nivel de experiencia no hay una exagerada evolución

Es un excelente reloj, para mí el que conjuga mejor las prestaciones, potencia y diseño en un Wear OS. Supone una gran recomendación, aunque creo que el Samsung Galaxy Watch 4 "normal" es mejor opción que el Classic (y eso que me encanta el "click-click"). Incluso modelos anteriores: durante el mes que he estado utilizando el Watch 4 Classic no he echado de menos el Samsung Galaxy Watch Active 2. Y está más barato.

8,8

Diseño9,5
Pantalla9
Software9
Autonomía8
Interfaz8,75

A favor

  • La construcción y materiales son excelentes.
  • La gran cantidad de mediciones de salud aportan el toque distintivo.
  • El procesador es la envidia del resto de Wear OS.

En contra

  • La batería es demasiado justa.
  • No ofrece Google Assistant pese a ser un Wear OS.
  • La precisión en el registro deportivo con GPS necesita mejorar.

Samsung Galaxy Watch4 Classic – Smartwatch, Bisel Giratorio, Control de Salud, Seguimiento Deportivo, Bluetooth, 42 mm, Color Negro (Version ES)

Samsung Galaxy Watch4 Classic – Smartwatch, Bisel Giratorio, Control de Salud, Seguimiento Deportivo, Bluetooth, 42 mm, Color Negro (Version ES)

Temas
Inicio