Compartir
Publicidad

Adiós al efectivo en Wallapop: Wallapay es su nueva plataforma de pagos, con comisiones

Adiós al efectivo en Wallapop: Wallapay es su nueva plataforma de pagos, con comisiones
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mucho hemos escrito sobre Wallapop, una app dedicada a la compraventa de productos de segunda mano que lleva tiempo dando pasos hacia adelante, pero que hasta ahora no había presentado un proyecto de autofinanciación a largo plazo. Algo que parece que ha ocurrido con la llegada de Wallapay, su propio sistema de pagos interno.

Hasta ahora, las transacciones económicas de Wallapop se producían lejos de la aplicación. Wallapop se constituía como un tablón de anuncios que ponía en contacto a ambas partes, comprador y vendedor, pero ahí acababa su participación. Más allá de la moderación de los anuncios publicado en él, Wallapop no pasaba de hacer que los dos extremos de una compraventa se tocasen.

Wallapay "se cuela" en el proceso de pago

Wallapop

La llegada de Wallapay significa que Wallapop se implica aún más en el proceso, y lo hace facilitando las cosas a todos los implicados en las compras y ventas dentro de su propio servicio. Gracias a Wallapay, Wallapop se asegura de que la transacción se realice según las condiciones pactadas por ambas partes y además elimina la molestia de tener que manejar dinero físico.

Se acabó quedar con un desconocido en un punto de encuentro aleatorio para efectuar la transacción, ahora Wallapay permitirá que todo eso se cierre de forma virtual y que por tanto se eliminen posibles roces y se facilite todo el proceso. Por supuesto, el servicio conlleva una comisión para la compañía que funciona en función de tramos.

Wallapay se convierte en el sistema de pagos interno de Wallapop, se acabó manejar dinero físico

El mínimo que Wallapop se quedará para sí con cada transacción a través de Wallapay será de 0,99 euros, y está fijado en productos de menos de 40 euros. El máximo que tendremos que abonar por el uso de Wallapay será de 6,99 euros y sólo llegaremos a esta cantidad si lo que vendemos supera los 500 euros.

Wallapay se coloca así como intermediario entre compradores y vendedores, se asegura de que todo transcurre según lo que acuerden ambas partes y, por supuesto, se queda una comisión para la compañía. Además, Wallapay se convierte en el primer paso de Wallapop hacia un servicio integrado mayor y más completo. Se abre la puerta a una futura gestión de los envíos.

Y pronto lo hará también para gestionar los envíos

Paqueteria

Si poder pagar y cobrar a través de la aplicación, evitando así la molestia de tener que gestionar nosotros mismos el dinero, ya es algo atractivo, en Wallapop no cierran la puerta a que pronto se puedan gestionar los envíos también a través de ellos. Entrar a vender cualquier producto y que Wallapop gestione el cobro y también retire la mercancía de nuestro domicilio. Evitar al máximo las molestias para sus usuarios.

¿Hay algo más en el futuro de Wallapop? Por supuesto, también entra en juego un seguro para garantizar que los materiales llegan correctamente del vendedor al comprador, y que garantizan la tranquilidad de ambas partes en caso de conflicto. Wallapop se convertiría así en un garante para sus transacciones tanto económicas como de mercancía. Otro paso más hacia la autofinanciación.

Como vemos, Wallapop sigue avanzando y todos estos cambios, tanto los actuales como los futuros envíos y gestión de garantías, se suman a la actual publicidad para tratar de demostrar que la compañía es viable económicamente. Sobre todo ahora que han demostrado que lo son a nivel operativo.

Vía | El Español
En Xataka Móvil | Wallapop ya no es sólo una app, es algo más

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos