Publicidad

#Aftersex, ¿están llegando las "selfies" demasiado lejos?

#Aftersex, ¿están llegando las "selfies" demasiado lejos?
50 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si durante las últimas semanas no has escuchado hablar del término "selfie" o bien has estado muy desconectado o directamente has vivido dentro de una cueva. Desde que Ellen Degeneres, como parte de un anuncio product-placement de Samsung durante los Oscar, se sacara una "selfie" rodeada de famosos, dicha palabrita no ha dejado de sonar. De hecho, hasta Samsung se ha metido en problemas por un autorretrato (que a fin de cuentas es eso, pero suena menos cool) que un deportista se sacó con él.

Pero hoy no vamos a hablar de "selfies". O, bueno, al menos no de las "selfies" tradicionales y es que a alguien, quién sabe el motivo, se le ha ocurrido ir un poco más allá. ¿Cómo? Con las "aftersex selfies" que, como su propio nombre indica, se trata de fotografías tomadas a uno mismo después de practicar relaciones sexuales y publicarlas en Instagram. Este fenómeno ya tiene hashtag y todo: #aftersex. O, para los que lo prefieran, uno dedicado exclusivamente a temas capilares: #aftersexhair.

Aunque algunos utilizan este hashtag para intentar dar publicidad a fotos no relacionadas, sí que hay usuarios que lo utilizan para compartir los momentos posteriores al sexo. O, al menos, eso dicen ellos. Algunos sólo muestran sus caras. Otros van más allá y, aunque se tapan sus respectivas partes, dejan a la vista gran parte de su cuerpo desnudo.

¿Por qué la gente publica fotografías de este tipo en Instagram?, se preguntan en Nerve, que fueron los primeros en hablar de esta nueva tendencia. Por lo mismo que en su día se puso de moda el compartir fotografías de platos de comida: algunos dirán que es arte pero personalmente digo que es porque a la gente, y en particular a algunos instagrammers, les gusta presumir. "Oh, mira, acabo de practicar sexo" es el nuevo "Oh, mira, me han servido un plato delicioso".

La moda de compartirlo todo

¿Recordáis la época en la que lo que estaba de moda era sacarse fotografías a uno mismo frente al espejo? El usuario ha evolucionado desde entonces: en lugar de compartir una fotografía propia sin contexto ni significado, ahora lo que toma protagonismo es la experiencia en sí, el compartir con el resto los mejores momentos. Una foto en el baño no te dice nada, pero sí las fotos de tus vacaciones, las de la deliciosa cena que te han servido en el restaurante, la de la comida que has cocinado...

Instagram

Desde la aparición de las redes sociales, hemos vivido un incremento en la práctica del oversharing (o de compartirlo todo): hacer partícipes a todo el mundo de nuestra vida, publicando actualizaciones, fotos o vídeos personales que otros no necesitan. Ya en 2009 los psicólogos Jean M. Twenge y W. Keith Campbell definían esto como una "epidemia del narcisismo", del culto a la imagen propia alimentado más aún por las redes sociales y la búsqueda de la aprobación de otros.

En ocasiones, compartimos información personal siendo consciente de esto, pero otras veces ni siquiera nos damos cuenta. No hace mucho un cómico realizó una broma curiosa: recopilaba todo lo que publicaba una persona de su entorno en las redes sociales y después se acercaba a ellos para sorprenderles con toda la información que había conseguido. "Ey, Lorena, ¡feliz cumpleaños!", le dijo a una chica completamente desconocida y es que, efectivamente, sí que cumplía años ese día. Os podéis imaginar la cara de la gente.

Con #aftersex todavía se va un poco más allá: lo que hasta entonces era un momento íntimo, que sólo se vivía con la pareja o compañero de actividades sexuales, ahora está al alcance de todos los que les sigan en Instagram. Si antes ya parecía que algunos parecían disfrutar más de sacarle una foto a una hamburguesa para publicarla en Instagram que comiéndosela... ¿Veremos cómo una tontería como #aftersex se convierte en moda, haciendo que el momento más importante del sexo sea justo posterior al mismo y retocando nuestra apariencia, al milímetro, para salir guapos en la foto?

¿Y si te arrepientes después?

De momento, eso sí, alguno ya parece haberse arrepentido de la atención que los medios están dando a sus fotografías #aftersex y han decidido eliminarlas (como consecuencia, algunos reportajes que utilizaban la función de insertar de Instagram están plagados de mensajes de "contenido no disponible"). Pero ojo con lo que publicas: que lo hayas borrado del servidor no significa que haya dejado de existir. Otros medios, por ejemplo, han publicado capturas de dichas imágenes... y ahí el usuario ya no tiene tan fácil el deshacerse de ellas.

Parafraseando a Pimpinela: "¿Estamos todos locos?"

Imagen | "Forevergoldd en Instagram":http://instagram.com/p/l7UcP2ltyM/

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir