Publicidad

Apps para heteroflexibles: ¿un filón para los desarrolladores?

Apps para heteroflexibles: ¿un filón para los desarrolladores?
12 comentarios

Publicidad

Publicidad

Con los años estamos viendo que el mundo del móvil da para muchos neologismos (por llamarlos de alguna manera). Normalmente son términos que cogemos de países de habla inglesa, o fusiones de palabras de este mismo origen ya creadas que no solemos modificar. Pero más allá de phablet, phubbing o FoMO, hay una palabra no tecnológica que se está asociando a ciertas apps: los heteroflexibles.

Pese a que el prefijo no tiene por qué significar nada relacionado, por éste mismo podemos deducir que se refiere a algo relacionado con el genero, pero eso de la flexibilidad puede que nos descoloque un poco. El termino de heteroflexibilidad se acuña para definir la situación en la que se da una actividad homosexual pese a una orientación heterosexual como base, sin llegar a ser bisexual. Algo relativamente novedoso en cuanto a las habituales designaciones para la inclinación sexual, pero no por ello poco común.

Es por eso que se plantee el There's an app for that entre las apps para citas y encuentros actuales, y de hecho alguna de las ya existentes entraría dentro de esta posible nueva categoría de apps para este supuesto público heteroflexible. Puede que de hecho hayas usado ya alguna de ellas o te suenen por haber estado de moda puntualmente.

El anonimato, ese gran paraguas

Las apps de mensajería anónima suelen funcionar al menos de manera puntual, con eso de que su motor original sea el morbo y la diversión aprovechando que el receptor de nuestro mensaje no sabrá nuestra identidad. No obstante, hace poco volvíamos a hablar de cuando el mal uso de estas apps conduce de manera muy fácil a que la experiencia sea de todo menos divertida, cuando el anonimato se aprovecha para el abuso o la agresión verbal.

Pero en lo respectivo a la heteroflexibilidad y a la ausencia de etiquetas en general, la que parece encajar dentro de las apps de mensajería anónima es Whisper, una de las supervivientes en esta controvertida categoría. Según cuentan en El Diario esta aplicación, creada en 2014 con anterioridad a otras, sirvió como puente hasta que aparecieron otras apps no categóricas en cuanto a la orientación sexual. La clave: el anonimato permitió que las personas que se sentían de este modo se expresasen libremente.

App Bro

El testigo lo ha recogido la app BRO al menos para el público masculino. Una app reciente que se vende como la herramienta para aquellos hombres que quieran conocer a otros sin tener que categorizar la relación o la orientación sexual. Funciona con el perfil de Facebook necesariamente con el fin de evitar bots o falsos perfiles, aunque la información que se comparte es opcional.

Así, sus usuarios se denominan Bros y, como no podía ser de otra manera, there's a new word for that, el bromance. Es por ello que la app encaje en el público que se define como heteroflexible mejor que otras exclusivamente destinadas a relaciones homosexuales como Grindr.

El marketing involuntario

El hecho es que de momento no existe ninguna app en cuyo argumento de venta o descripción figure la heteroflexibilidad como tal. Algunas pueden ser un buen agar para que nazcan y crezcan las relaciones al facilitar la exploración por parte de los usuarios en este sentido. Si bien BRO parece ser la que más encaje para ello, en la app no se alude a este término como tampoco se hace referencia a él en el caso de Whisper, ni en el de Blindspot u otras apps del estilo.

De hecho Scott Kutler, fundador de la app, comentaba en Verified Gay con énfasis la diferencia entre BRO y las apps encaradas al público exclusivamente homosexual.

Al contrario que otras "apps gays" en las que lo principal son los encuentros, el objetivo de BRO es ayudar a que los hombres se sientan orgullosos de ellos mismos. No importa si son bisexuales, gays, curiosos o asexuales. Queremos que los hombres puedan hacer amistades verdaderas y no rollos de una noche.

Desde las redes sociales el equipo defiende que la app no es lo que muchos medios apuntan, esto es, una app orientada a tener relaciones sexuales homosexuales, sino de establecer relaciones que no sean efímeras, sean de amistad o de algo más. No obstante, llama la atención que tanto sus usuarios como su creador comenten que no se trata de "chatear con torsos desnudos y egos con patas” y que justo esto sea lo que aparezca en las capturas de la app en la App Store.

La baza de la app por tanto es el hecho de no poner etiquetas, tanto en torno a la sexualidad como al tipo de relación

Así, el hecho de tildar a BRO y otras apps como aplicaciones para los heteroflexibles es en sí otorgar una etiqueta, cuando precisamente la baza de la aplicación es el hecho de no ponerlas, tanto en torno a la sexualidad como al tipo de relación, escapado de los contactos breves o efímeros. Por su parte, la heteroflexibilidad, como toda palabra nueva, puede resultar jugoso en cuanto al marketing y a consolidar esta designación a una orientación sexual como target o público diana de apps y servicios, a lo que BRO parece estar ayudando sin que sea la intención original y sin usar este nueva palabra doblemente híbrida.

Vía | El Diario
En Xataka Móvil | La app Blindspot no se salva de la polémica por acosos e intimidación pese a sus padrinos famosos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir