Publicidad

Cómo esconder lo que nadie quieres que vea en tu móvil
Aplicaciones

Cómo esconder lo que nadie quieres que vea en tu móvil

Publicidad

Publicidad

Muchas veces sucede: alguien coge tu teléfono móvil y ve algo que no debería ver. Ya sea amigo, niño o familiar, los smartphones contienen toda nuestra vida, desde fotografías (más o menos comprometidas) hasta datos críticos sobre nosotros. ¿Se puede ocultar esta información?

Por supuesto, se puede. Algunas de los millones de apps disponibles tienen disfraces tras los que ocultan su funcionalidad real: servir como cajas fuertes de fotografías, vídeos u otro contenido. Pero hay más opciones, claro, y sobre ellas vamos a hablar hoy: cómo esconder lo que no quieres que nadie vea en tu móvil.

Las cuentas de usuario, la opción 'oficial'

Sobre todo para tablets, que son los dispositivos que se comparten por ejemplo entre la familia. Las cuentas de usuario existen y pueden ser una opción para 'ocultar' cierto contenido, ya sean apps, fotografías, galerías online, etc. Un usuario sólo puede acceder a su respectiva cuenta, protegida mediante contraseña, y que en principio debería ser suficiente.

User Accounts Android

Sin embargo, la pega de este sistema es que por ejemplo iOS no lo soporta de forma nativa, y si bien hay alternativas extraoficiales entendemos que estas no están pensadas para el público masivo. Hay bastantes críticas al respecto de por qué Apple no ha implementado ya esta funcionalidad, y de hecho no parece que vayan a hacerlo en el corto plazo.

Android, por contra, sí soporta esta posibilidad desde la versión 4.2, permitiendo varios usuarios en un único tablet y añadiendo también un cierto control parental, pues es algo pensado para que un padre/madre pueda gestionar qué apps están al alcance de sus hijos. Aunque inicialmente sólo estaba disponible para tablets, desde la versión 5.0 Lollipop también lo está para teléfonos.

En smartphones sólo Android ofrece la posibilidad de crear varios perfiles para diferentes usuarios; por contra, en tablets tanto Android como también Windows 10 lo permiten. iOS es el más rezagado en este aspecto.

En Windows Phone ocurre algo parecido a iOS: no existe soporte nativo para cuentas de usuario... en smartphones, ni en la actual Windows Phone 8.1 ni en la cercana Windows 10 for Phones. Por contra, en tablets la mayoría de modelos utilizan el sistema de escritorio donde sí está presente esta posibilidad.

Regla #1: no guardes lo que no quieres que se descubra

Mucho se dice, pero poco se hace. La primera regla del usuario de tecnología es no guardar datos que no quieres que alguien pueda descubrir. Los continuos ataques maliciosos y el debate sobre la privacidad de los smartphones, siempre conectados y muy limitados en cuanto a opciones de seguridad, afianza la idea de prestar especial atención a lo que guardamos el teléfono.

Las apps que instalamos y sobre todo los permisos que concedemos a cada aplicación son esenciales, y muchas veces no se tienen en cuenta tanto como debería ser. Y claro, la duda se siembra cuando tenemos en cuenta los porcentajes de afectados que existen, que en realidad son pocos.

Phone Surprised Le he cogido el móvil a mi hermana y... vaya fotos de la fiesta de anoche... (imagen vía Flickr de Garry Knight)

Estudios recientes afirman que durante el primer trimestre del año se infectaron unos 4.900 dispositivos diarios, en total unos 440.000 casos por todo el mundo. Esta cifra es una nimiedad en comparación con el total del mercado que en 2016 se estima alcanzará los 2.000 millones de dispositivos; de ellos aproximadamente el 80% son Android, unos 1.600 millones por todo el mundo.

La clave de todo esto es... ¿me tocará a mi? Por supuesto aquí entra la valoración personal y la necesidad e importancia que cada uno le ponga tanto al contenido como a la privacidad. Hay contenido extremadamente sensible y que tal vez no te gustaría que alguien descubra. Y en este caso, lo más sencillo y directo es no tenerlo. Punto.

Las apps que ocultan contenido

Sin embargo, a muchos no les importa que este tipo de contenido crítico y sensible pueda llegar a otras manos o ser filtrado y lo que buscan es que físicamente no se muestre directamente en el teléfono. Lo habitual, que el acceso se realice a través de algún tipo de contraseña.

¿Qué opciones existen? Pues principalmente son dos, y en cada una de ellas con varias opciones: las apps que actúan como 'caja fuerte' y las que disfrazan el contenido

Una 'caja fuerte' en formato app

La palabra clave es 'vault', bóveda en inglés, y que se define como una zona segura para el contenido que deseamos añadir ahí.

Aplicaciones de este tipo hay muchas y para todos los sistemas, con un común denominador: una app en la que guardar cierto contenido bajo una contraseña. Pueden ser mensajes de texto, imágenes (fotografías), vídeos o registros de llamadas a los que sólo el usuario que conozca la contraseña podrá visualizar.

Vaults Apps

Como siempre, existen opciones gratuitas como algunas de pago, o que siguen el modelo freemium. Ejemplos, a patadas:

  • Vault-Hide SMS, Pics & Videos (Android, iOS, gratis). Permite administrar contenido bastante variado como SMS, imágenes, vídeos o contactos, destaca por ser una de las más utilizadas en el mundo Android con una puntuación de 4.4/5 puntos.
  • Private Photo Vault (Android y iOS, gratis). Multiplataforma iOS-Android con similar experiencia en ambas, guarda vídeos y fotos. Como nota curiosa, si un usuario intenta entrar la app le hará una fotografía de la cámara frontal que almacenará junto a la ubicación GPS.
  • Vault (Windows Phone, gratis). Sólo para fotografías, es realmente sencilla de utilizar y tiene una versión de pago sin anuncios.
  • File Hide Expert (Android, gratis). Funciona a partir de un navegador de ficheros, de forma que es algo más compleja que las demás aunque también más versátil e incluye también la posibilidad de esconder carpetas enteras.
  • Look & Hide (Windows Phone, gratis). También sólo fotografías, con una interfaz más amigable
  • Keep Safe Private Photo Vault (iOS, gratis). Tremendamente fácil de utilizar, almacena fotografías y vídeos con posibilidad de presentación, administración por carpetas, etc.

Aunque hay muchos más. Aunque la mayoría son gratuitas es recomendable adquirir las versiones premium a través de compras in-app, que amplían las posibilidades y funcionalidades. Por ejemplo, permiten ocultar el icono sobre la pantalla, administrar alertas o incluso crear clones 'fake' para mirones muy pesados. Todo un mundo.

Las apps con disfraz

Pero esto son apps que muestran - en la mayoría de ocasiones - lo que hacen: ocultar contenido. Si quieres ir un paso más allá también existen aplicaciones que se disfrazan para ocultar el contenido.

Calculator Hide Vault

La historia completa y de cómo nació esta nueva línea la cuentan en Buzzfeed, donde sobre todo se refieren a apps que parecen calculadoras pero en realidad ocultan otro tipo de contenido. El icono es una calculadora que se abre y funciona, pero que insertando determinado código permite el acceso al contenido. Algunos ejemplos:

  • Private Photo (Calculator%) (iOS, gratis). La más conocida y que ha llegado a la fama, a partir de ella se han desarrollado clones. Es una calculadora que cuando metes el código correcto desvela álbumes con las fotografías que deseemos; también incluye un sencillo editor para modificarlas.
  • Calculator Vault - A Locker (Android, gratis). Parecida a la anterior, funciona con fotos y vídeos que pueden organizarse con carpetas, y por si fuera poco también puede modificar el comportamiento de las apps instaladas. Una de las más completas.
  • Kyms-Calc (Windows Phone, gratis). Fotos, vídeos, contactos, grabaciones de audio u otros ficheros, todo a través de un navegador de ficheros.
  • Secret Calculator Icon (Android, iOS, gratis). Podrás gestionar fotografías, vídeos y otros documentos a través de una calculadora funcional, que incluye funciones para realizar copias de seguridad, importar y exportar los datos.

La pega con este tipo de apps 'disfrazadas' es que al final todas tienen el mismo nombre e icono, con lo que son fácilmente reconocibles y el secreto puede terminar destapándose. En este caso funcionarán como una bóveda, como cualquier aplicación de las mencionadas anteriormente.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir