Compartir
Publicidad

El extraño caso de los clones de apps en las tiendas de aplicaciones

El extraño caso de los clones de apps en las tiendas de aplicaciones
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vamos a descargarnos el Flappy Bird de la Play Store de Android. ¿Espera? Aquí pasa algo ... ¿Cuál es el original? Seguramente muchos conozcáis la historia de aquel juego, que con un éxito abrumador fue retirado por su creador, pero muchos no estarán enterados de la historia por lo que lo seguirán buscando en las distintas tiendas de aplicaciones. El problema es que encontrarán resultados, pero no el que esperan.

A cambio encontrarán innumerables clones. Aplicaciones que imitan su nombre o icono, algunas que ofrecen simplemente un juego similar y otras que simplemente se aprovechan de la marca. Pero esto es un solo ejemplo de lo que nos podemos encontrar, sobre todo en la Play Store. Entonces ¿podemos decir que las tiendas de aplicaciones son permisivas con estas prácticas? ¿Las permiten para inflar el número de aplicaciones que albergan?

El número de descargas es un dato muy relevante pero el dato que más llama la atención generalmente de las tiendas de aplicaciones es precisamente el número de aplicaciones que albergan. En este sentido las reinas sin ninguna duda son la Play Store y la App Store, con más de un millón cada una, alejadas de las 300.000 de la Windows Phone Store o las 120.000 de la BlackBerry World.

Aplicaciones por tienda a Julio de 2014

Pero como en otros muchos aspectos no siempre más es mejor. Cierto es que muchos desarrolladores de aplicaciones se olvidan habitualmente de plataformas que no sean Android o iOS, dada la supremacía de estos dos sistemas operativos móviles en todos los mercados, pero sobre todo la Play Store tiene un número de aplicaciones tan alto gracias en parte a los clones.

Aplicaciones o juegos que imitan a otros

Si tenemos que hablar de aplicaciones clones tenemos que hablar sin duda de la Play Store de Android. Y es que este problema está principalmente centrado en la tienda de aplicaciones del sistema operativo de Google, debido a su permisividad a la hora de publicar aplicaciones. A ella pueden llegar aplicaciones sin una revisión manual previa por parte de la compañía, mientras en otros tiendas de aplicaciones hay filtros previos a la publicación de una aplicación.

Ello no quiere decir que los clones campen libremente a sus anchas en la Play Store, ya que Google revisa las aplicaciones sobre las que reciben quejas y las retira si encuentra alguna mala intención, pero para entonces dichas aplicaciones ya pueden haber tenido su momento de gloria. Lo que si es cierto es que el coladero es mayor que en otras tiendas de aplicaciones, donde alguna vez se cuelan aplicaciones fraudulentas, pero con mucha menor frecuencia.

Los clones suelen aprovecharse bien de aplicaciones populares, aplicaciones ya conocidas en otras tiendas recién llegadas a una nueva tienda (véase el ejemplo de lo ocurrido con BlackBerry Messenger y su lanzamiento en Android) ... Pongamos un ejemplo que muchos habréis visto en alguna ocasión: WhatsApp.

Resultados de búsqueda de
Resultados de búsqueda de "WhatsApp" en Play Store. Tras el primer resultado aparecen múltiples aplicaciones que usan el nombre de la famosa aplicación

En este caso el primer resultado es el bueno pero enseguida encontramos aplicaciones que no son lo que buscamos, sino añadidos para el original WhatsApp o instrucciones de como instalar WhatsApp en distintos dispositivos. Para un usuario habitual de smartphones no habrá mayor problema pero el uso recurrente de la palabra WhatsApp por parte de distintos desarrolladores puede llevar a equívocos, sin más consecuencias que las de haber instalado una aplicación que no era lo que buscaban, a usuarios menos habituales por la Play Store.

Pero vamos con otro ejemplo en el que ya no solo se usa el nombre de una famosa aplicación, también su imagen. Es el caso de Flappy Bird, aquel juego que tuvo un boom impresionante que llevó a su desarrollador a retirarla. Pero quien ahora quiera descargarse aquel juego todavía puede hacerlo ... o no.

Flappybird Playstore
¿Flappy Bird? ¿Floppy Bird? En la Play Store puedes encontrar un poco de todo

En este caso encontramos numerosos juegos (que habría que probar y comprobar que permisos solicitan) que imitan tanto el nombre del juego original como su imagen. Fuera del inconveniente de no encontrar lo que buscamos lo que está claro es que hacer una fotocopia aparente de un juego o aplicación famoso está ciertamente permitido por Google.

Un problema similar podemos encontrar en la Windows Phone Store pero por una razón distinta. Buscando un ejemplo de aplicación famosa no presente oficialmente en la tienda de Microsoft podemos hablar de Dropbox. Ahora, quien no sepa de dicha ausencia buscará "Dropbox" en la tienda de los de Redmond, encontrando unos cuantos resultados que toman prestado el nombre o imitan su logo.

Resultado de la búsqueda
Esto es lo que nos encontramos al buscar "Dropbox" en la Windows Phone Store. Ninguna de estas aplicaciones es oficial aunque si nos permiten acceder a cuentas de Dropbox

En este caso nos encontramos de nuevo con clones, aplicaciones que usan en parte el nombre de la aplicación original o que tratan de imitar su logo. Aunque en este caso Microsoft previamente revisa todas las aplicaciones antes de ser publicadas, por lo que el riesgo de encontrar sorpresas desagradables se reduce.

¿Tantos clones hay?

Hasta ahora hemos visto algunos ejemplos de clones en las tiendas de aplicaciones de Android y Windows Phone pero ¿tan preocupante es el problema? Hagamos un ejercicio para comprobarlo: cojamos el título de famosos juegos y busquémoslos en las distintas tiendas de aplicaciones de los sistema operativos móviles.


Google
Play Store
App Store Windows
Phone Store
BlackBerry
World
Mario Bros
5
3
7
1
Flappy Bird
20
14
20
18
Sonic
5
0
5
0
Tetris
14
14
8
1
Total clones
44/80
31/80
40/80
20/80

En la tabla recogemos los clones, juegos u otro tipo de aplicaciones que imitan a la idea original ya sea por su funcionamiento, logo o nombre o que intentan sacar provecho de ello, que encontramos en las distintas tiendas entre los 20 primeros resultados de la búsqueda.

Como vemos las tiendas donde más abundan los clones son la Play Store de Android y la Windows Phone Store. La App Store tampoco se libra de los clones, aunque al menos estos están controlados en el sentido en el que no pueden contener malware debido a filtros previos, inexistentes en la Play Store. En el caso de la Blackberry World casi todos los clones que hemos detectado tienen su origen en Flappy Bird, el juego que más clones genera en todas las tiendas.

Cómo evitar la descarga de un clon

Vista la facilidad con la que nos encontramos con clones en la Play Store, y no tanto en otras tiendas de aplicaciones, es recomendable tomar cierto tipo de precauciones antes de descarga un juego o aplicación, a fin de encontrar el verdadero. La primera recomendación es comprobar la valoración, ya que los clones suelen contar con una valoración baja al no encontrar los usuarios en ellos lo que esperaban.

También es útil recurrir al nombre de la empresa desarrolladora para comprobar si esta es la original. Si no conocemos su nombre siempre podemos hacer una búsqueda en Internet con el nombre de la aplicación a descargar, ya que en este u otros blogs enlazamos directamente a la ficha de aplicación en la Play Store u otras tiendas.

Pero lo que es aun más importante es prestar atención a los permisos que solicite la aplicación o juego que vayamos a instalar. Muchos usuarios han caído en la trampa de instalar una aplicación que ella sola envía mensajes o hace llamadas a números premium. Por ello es importante desconfiar de aplicaciones que no tengan necesidad de acceder a los mensajes o al marcador y que soliciten dicho permiso.

En Xataka Móvil | Flappy Bird, Threes, 2048 y la guerra de los clones

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio