Compartir
Publicidad

Game of War: así es el juego en el que un hombre se dejó un millón de dólares

Game of War: así es el juego en el que un hombre se dejó un millón de dólares
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace algunos días saltó una noticia tan bizarra e inquietante, que no nos podía dejar indiferentes. Un ex contable de la compañía "Holt of California" gastó un millón de los cinco que defraudó en uno de los juegos para móvil más conocidos debido a su constante y polémica publicidad: Game of War.

El juego en cuestión, desarrollado por Machine Zone, es el séptimo juego que con mayores ingresos del mundo y solo en Estados Unidos ingresa una media de medio millón de dólares al día. Además, cada día la descargan unas 30.000 personas en este mismo país. Pero, ¿qué tiene Game of War para mover semejantes cifras?

Una startup de éxito

En 2014, justo un año después de nacer, Game of War situó a su desarrolladora, Machine Zone, entre una de las startups más valiosas, elevando su valor estimado a 3000 millones de dólares. Tal es el poder actual de Machine Zone que incluso ha llevado a empresas de hosting como Peak Hosting, dependiente de Cisco, a la bancarrota al dejar de trabajar con ellos tras algunos incidentes son sus servidores.

El valor de de Machine Zone se elevaba a 3000 millones de dólares un año después de lanzar World of War

Por otro lado, tampoco debemos olvidar que la compañía también es responsable de otras aplicaciones de éxito como Mobile Strike y parece que ahora tiene las miras puestas en colaborar con Square Enix para desarrollar un MMO de Final Fantasy XV para móviles. Pero volvamos a la joya de la corona, ¿cómo se desarrolla Game of War?

Así funciona Game of War

Game of war es juego de estrategia y acción, cuyo argumento tiene como fin crear un ejército de guerreros y conseguir que nos proclamemos reyes a base de destruir los imperios de los demás. Para conseguir el objetivo hay que crear recursos y entrenar a nuestras tropas, todo ello en una interfaz muy característica de los juegos free-to-play, es decir, llena de banners que nos incitan a comprar nuevas herramientas o características que además se activan con extrema facilidad (nosotros hemos gastado dinero sin quererlo por tener el Touch ID para las compras activado).

Game of war

El comienzo del juego es realmente lento, ya que tenemos que construir el imperio desde cero y eso lleva un tiempo. Cada edificio tarda un minuto y medio en construirse pero por supuesto, tienes la posibilidad de pagar para que se construya de manera instantánea y sin necesidad de esperar.

El objetivo principal al inicio del juego es construir edificios que nos permitan conseguir recursos básicos como comida, minerales o madera. Por lo tanto los primero que tenemos que levantar son las granjas, aserraderos, las minas y canteras, y también las villas.

Entrenando a las tropas

La segunda parte es entrenar a las tropas. Para poder llevar esto acabo tenemos que crear primero un cuartel en la zona urbana de nuestro reino. Cuando lo hayamos creado podemos ver nuestras tropas pulsando sobre el edificio. Dentro de las tropas hay cuatro tipos distintos, una vez seleccionamos la que queremos entrenar nos aparecerá una nueva pantalla, en la que decidimos cuántos hombres queremos entrenar.

Game of war

No debemos olvidar crear un hospital ya que cuando nuestras tropas resulten heridas necesitarán ir allí para recuperarse y también debemos tener en cuenta al héroe del reino, que será quien lidere tus tropas en las batallas. Cuántos más puntos de experiencia gana el héroe, más potencia tendrán las tropas para atacar, defenderse y curarse. Por supuesto lo bonos de experiencia para las tropas también se pueden adquirir pagando.

¡Al ataque!

Una vez que hemos entrenado a nuestras tropas (tardan 15 minutos cada 60 soldados salvo que pagues y será instantáneo), buscaremos un enemigo al que atacar. Para ello nos dirigiremos al mapa que podemos ver en la esquina inferior izquierda de la pantalla y ahí seleccionamos a nuestra víctima.

Game of war

Una vez seleccionado, nos mostrará una ventana con el perfil de nuestro enemigo y con las opciones disponibles. Estas opciones son ver el perfil, explorar a tu enemigo, mandarle un conjuro o atacar. Si optas por atacarle, tendrás que seleccionar cuántas y qué tropas vas enviar.

El ataque durará tanto como resistencia tenga tu enemigo, cuánto más luches, más bonos de experiencia y más difícil lo tendrán los demás para acabar contigo. Claro que también puedes dotar a tus tropas de escudos, conjuros o creando ejércitos gigantes aliándote con otros jugadores.

Conclusiones

Tras probar el juego hemos podido comprobar por qué tiene tanto enganche. La aplicación cuenta con un sistema de continuo bombardeo de notificaciones que, cuando sales de ella, no tarda ni diez minutos en mandarte mensajes en los que dice regalarnos herramientas u otro tipo de obsequios pero, que tenemos que iniciar sesión porque caducan muy pronto.

Game of war

El tema del gasto in-app también es constante, ya que mientras esperas que los edificios se construyan, las tropas entrenen o finalicen los ataques, los mensajes con ofertas que se agotan muy rápido o de objetos que necesitas sí o sí para que tu reino sea el más poderoso no dejan de surgir.

En resumidas cuentas, el juego engancha sí, el juego incita al gasto, también, pero seguimos sin entener cómo Kevin Lee Co, el contable californiano, se gastó un millón de euros en él.

En Xataka Móvil | Si ya te hiciste con todos te toca volver a Pokémon GO: llegan los Pokémon de segunda generación

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio