Compartir
Publicidad
'Prince of Persia: Escape', vuelve el clásico, convertido en un juego de carrera infinita
Aplicaciones

'Prince of Persia: Escape', vuelve el clásico, convertido en un juego de carrera infinita

Publicidad
Publicidad

Ketchapp, Ubisoft y Estoty unen fuerzas para traer (de nuevo) el juego clásico Prince of Persia a nuestros móviles. No tanto en la línea de los úitimos Prince of Persia: Shadow and the Flame, sino de la primera versión para PC y MegaDrive.

Prince of Persia: Escape está disponible para descargar ya en Google Play y App Store y recupera mucho de la estética del Prince of Persia original, aunque el juego es bastante distinto. Es un endless runner, o juego de carrera infinita, donde tu objetivo es llegar al final de cada nivel coleccionando gemas y esquivando las trampas.

Corre, corre, que te pillan los pinchos

Antes de nada, sí, se trata de un juego de carrera infinita, por lo que el personaje corre sin parar por sí mismo sin que tú puedas hacer nada al respecto. Sólo parará ocasionalmente cuando esté frente a un bordillo. Tú por tu parte lo único que puedes hacer es tocar en la pantalla para saltar. Cuanto más corto sea el toque, más suave es el salto.

Pop1

La mecánica parece sencilla -y lo es- pero enseguida te darás cuenta de que es más complicado de lo que parece. Debes calcular con precisión qué tipo de salto debes hacer para no caer en los pinchos (o por un barranco), y seguro que en más de una ocasión querrás arrojar el móvil por la ventana.

Es difícil, pero sin pasarse

Es un juego difícil, pero sin pasarse. Es más, la dificultad en sí es algo irregular. Los primeros niveles son tan fáciles que casi podrás pasártelos con los ojos cerrados, pero entonces en torno al sexto nivel la cosa se complica y las muertes se hacen más frecuentes.

Según pasan los niveles se van incorporando nuevos tipos de trampas, aunque en general el juego no tarda demasiado en hacerse repetitivo. Con el tiempo cambia el color de los escenarios, pero más o menos estarás siempre haciendo lo mismo: saltar y correr. Correr y saltar.

Revivir

Un aspecto a agradecer es que cuando mueres no necesitas empezar desde el principio. Por 50 gemas puedes continuar exactamente donde estabas, o a cambio de que te tragues un vídeo con publicidad. ¿Ninguna de las opciones te convence? Entonces vuelves a empezar desde el principio de ese nivel y no desde el nivel cero.

Camarero, hay un poco de publicidad en mi juego

Prince of Persia: Escape es generoso en cuanto a dejarte continuar el progreso, y esto es en parte porque cuanto más juegues, mejor. Así ves más publicidad. Durante todo el juego tienes un banner en la parte inferior que no molesta demasiado, aunque otra historia es cuando la publicidad aparece a pantalla completa y debes esperar treinta segundos.

Publicidadz

Esto tarda muy poco en hacerse cansino, pues estos vídeos de publicidad aparecen entre nivel y nivel de cuando en cuando y te obligan a esperar nada menos que medio minuto antes de seguir jugando. Y después debes jugar al divertido juego de encontrar dónde está la X para cerrar el anuncio.

No es nada que no puedas remediar con algo de paciencia... o tu cartera. Pagando 3,49 euros con la compra integrada, haces que desaparezca la publicidad del juego. Y, si el juego te gusta y tienes pensado jugar por un tiempo largo, es para pensárselo.

Las comparaciones son odiosas

Runrun

Quienes esperen una aventura al estilo del juego clásico casi seguro que no van a estar satisfechos. Aquí no hay combates ni las animaciones clásicas del juego original, que han sido reemplazadas por un personaje en 3D que, en algún momento, podrá cambiar de ropa (esto no está disponible aun).

Hay que tomarse Prince of Persia: Escape como un juego nuevo, un juego de carrera infinita y esquivar trampas. Como tal, es un juego aceptable que peca -como ocurre tantas veces- de ser algo repetitivo, pero que cumple la función de mantenerte entretenido por cortos períodos de tiempo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio