Publicidad

Probamos la aplicación de correo Hey: una alternativa de pago a Gmail con especial atención a la privacidad

Probamos la aplicación de correo Hey: una alternativa de pago a Gmail con especial atención a la privacidad
3 comentarios

A pesar de que los servicios de correo electrónico más populares están bien asentados, Hey irrumpe en el panorama para ofrecer una experiencia personalizada unida a la protección de la privacidad. El servicio se encuentra en pruebas y bajo invitación: hemos podido acceder a él y comprobar qué ofrece de diferente a Gmail, Outlook y similares.

Hey es un nuevo servicio de correo que ha levantado cierta polémica por la negativa de Apple a aprobar la aplicación en su tienda. Solucionados los problemas poco después, Hey pasó a ofrecer sus servicios en la App Store además de en la tienda Google Play Store; disponiendo también de acceso a las bandejas desde la web. Y no es una mala alternativa a Gmail y similares. Salvando las distancias.

Hey utiliza una dirección de correo personalizada

Hey Correo Electrónico

Lo primero que debemos decir es que este nuevo servicio de correo ofrece una alternativa a otras plataformas ya establecidas, como Gmail, Outlook o Yahoo. Esto implica que Hey no permite importar otras bandejas, sólo trabaja con la suya. Y, como acaba de iniciar su andadura, resulta posible elegir una dirección de email corta y personalizada. Eso es una ventaja, al menos mientras el servicio no se masifique.

Para usar Hey hace falta una cuenta en la plataforma con su propia dirección de correo electrónico. Una vez hecha dicha cuenta, y tras la descarga de la app y pertinente inicio de sesión (también se puede utilizar desde la web), tendremos completo control sobre la bandeja. No existe compatibilidad con otros servicios, un impedimento que lastra sus posibilidades. Sobre todo porque Hey es de pago; con quince días gratuitos para todo aquel que consiga una invitación, al menos de momento.

Hey Correo Electrónico

La bandeja de Hey es sumamente limpia. Esta ofrece los correos principales con un menú de opciones inferior desde el que podemos acceder a bandejas complementarias: el feed de correos promocionales y también el de confirmaciones de envío y similares. Hey busca optimizar al máximo la gestión de la bandeja, de ahí que priorice los emails más importantes para el usuario. Para ello irá aprendiendo del uso, tanto de manera automática como mediante interacciones con el usuario.

La pantalla principal de Hey es sumamente ordenada: ofrece separación por tipos de correo, etiquetado y anclado de mensajes importantes, entre otras funciones

Hey administra los hilos de correo de una manera similar a la mensajería, siempre destacando el cuerpo principal del mensaje. Permite la interacción con dichos correos mediante la respuesta, el anclado o el etiquetado; con opciones avanzadas como la inclusión de notas privadas para comentar los correos sin que los remitentes vean dichos comentarios. Una opción muy útil para dejar constancia de las valoraciones.

Control máximo de quien puede enviarnos correo

Hey Correo Electrónico

La privacidad es una de las máximas de Hey. Y lo es desde el primer mensaje: solo quienes aceptemos personalmente podrán enviarnos correo. Para ello la plataforma utiliza un sistema de aceptación denominado 'screening': si alguien nos escribe por primera vez a la cuenta de Hey podremos definir si podrá seguir haciéndolo. En caso contrario los emails que envíe se eliminarán directamente.

Hey Correo Electrónico Opciones de la bandeja y separación del correo por importancia y tipo

En las opciones de la cuenta podemos acceder a toda la lista de correos que han sido admitidos; con la opción de eliminar el permiso para que sigan llegando emails a la bandeja. Además, Hey aplica un control de notificaciones a cada dirección de email: si aceptamos los avisos 'push' nos enteraremos al instante de si llegó correo nuevo de la dirección. En caso contrario sólo podremos saberlo al entrar en la aplicación: Hey refresca la bandeja cada vez que accedemos.

Hey Correo Electrónico

Hey mantiene una política de privacidad bastante férrea, no incluye anuncios en su plataforma tampoco vende los datos a otras empresas. Eso sí, es un servicio de pago, y no precisamente barato: tras los quince días de prueba gratuitos hay que pagar 99 dólares al año. Un coste bastante alto para una bandeja de correo, sobre todo teniendo en cuenta la gran competencia que existe en ese segmento. Y de calidad.

Un buen servicio con carencias importantes

Hey Correo Electrónico

Tras esta primera prueba nos ha parecido una muy buena plataforma de correo, siempre con una orientación más particular que profesional. La interfaz es minimalista, el esfuerzo por remarcar las comunicaciones importantes se agradece, Hey permite segmentar de manera cómoda los tipos de correo más habituales y, además, que sea multiplataforma es de gran ayuda. Aun así, que no ofrezca soporte para otras cuentas de email es una gran carencia; por más que puedan realizarse redirecciones, tal y como la propia Hey recomienda.

El servicio aún se encuentra en inglés (no resulta muy difícil entenderlo), opciones como retrasar el envío de los emails no están disponibles y el coste es alto por más que ofrezca 100 GB de espacio para cada cuenta (desde 99 dólares al año para direcciones de cuatro caracteres en adelante). Vistas las ventajas, y teniendo en cuenta que resulta posible obtener una cuenta de email sin ningún coste, cuesta bastante recomendar a Hey.

Hey es agradable de utilizar, permite administrar perfectamente la bandeja y las utilidades que ofrece son de agradecer. No obstante, todas estas ventajas no terminan de compensar su coste, sobre todo teniendo a Gmail u Outlook

En el caso de que desees probarlo el primer paso es obtener una invitación: tienes que enviar una petición a 'iwant@hey.com'. Escribe por qué quieres probarlo y la plataforma te enviará la invitación al cabo de unos días. O también puedes esperar: Hey estará abierta para todos a partir de julio.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios