Compartir
Publicidad
Publicidad

Skype 3.0 para iPhone ya disponible con videollamada Wi-Fi y 3G. Primeras impresiones.

Skype 3.0 para iPhone ya disponible con videollamada Wi-Fi y 3G. Primeras impresiones.
Guardar
10 Comentarios
Publicidad

Es más que posible que la filtración "involuntaria" de su intención de hacer posible las videollamadas entre sus usuarios registrados haya propiciado que Skype decidiera liberar la versión 3.0 para iPhone de forma anticipada. Al menos eso es lo que parece, dado que muy posiblemente su presentación oficial estuviese ligada a las novedades que la compañía pretende dar a conocer en el CES de Las Vegas a celebrar en pocos días.

Sea como fuere, Skype 3.0 para iPhone viene a llenar, junto a Tango, el hueco generado a la hora de poder realizar videollamadas a través de la conexión de datos 3G además de la consabida Wi-Fi, válida de forma exclusiva para el servicio Facetime propio de la casa de Cupertino.

A sabiendas de ese halo de perfección con el que Apple pretende rodear sus productos, no sería de extrañar que la decisión de prescindir de videollamadas a través de la red de datos móvil fuese intencionada. Porque lo cierto es que funciona correctamente, pero sin la calidad de imagen y sonido que puede ofrecer una conexión de mayor ancho de banda.

Tras una temprana actualización en mi iPhone 3GS pude comprobar la aparición del acostumbrado minúsculo icono de la cámara visible hasta ahora en las versiones de escritorio del programa, que nos indica la posibilidad de llevar a cabo una videollamada en la lista de todos ellos, independientemente de cual sea el dispositivo a través de cual está conectado nuestro interlocutor.

El funcionamiento también es el acostumbrado, manteniendo la interfaz de llamada similar al de las habituales conversaciones telefónicas. Un pequeño retardo, silencio incluido, marca el inicio de la charla acompañada de imagen.

En diferentes pruebas llevadas a cabo mediante 3G, donde realmente está la novedad de la actualización, la fluidez de la imagen así como la calidad del sonido no suele ser constante, variando en el transcurso de la videollamada llegando incluso a detenerse por completo durante un breve lapso de tiempo.

No obstante, es posible llevarla a cabo sin contratiempos, siendo el mayor de los inconvenientes el hecho de no poder visualizar la pantalla mientras enfocamos nuestro rostro con la cámara posterior si no contamos con un iPhone 4 en nuestras manos.

Momento más que adecuado para plantearse la renovación del anticuado terminal. Porque, la verdad, la videollamada engancha.

Más información | Skype.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos