Compartir
Publicidad
Publicidad

Apple vs Universidad de Wisconsin: el juez eleva el pago por infracción de patentes a 506 millones

Apple vs Universidad de Wisconsin: el juez eleva el pago por infracción de patentes a 506 millones
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las grandes empresas tecnológicas siempre andan enfrascadas en juicios por violación de patentes. Cuando no se personan como acusadores, son los acusados, pero en un mercado como el actual, es tremendamente difícil dar un paso adelante sin que alguien lo haya dado anteriormente o, como poco, lo haya vetado en forma de registro.

Apple suele estar metida en jaleos de patentes casi todo el tiempo, aunque ahora no tiene que ver con sus disputas con Samsung, con Qualcomm o la previsible pelea que tendrán con Imagination Technologies, o con su nuevo dueño, cuando pongan en marcha su GPU. Lo que ahora acontece es que un juez ha decidido multiplicar por dos, y un poco más, la actual multa que pesaba sobre la compañía californiana.

Apple vs Universidad de Wisconsin-Madison

La historia sobre este juicio de patentes se remonta al año 2014 e interviene una patente concreta, la de un "circuito predictor" cuya función es la de ofrecer anticipación a los movimientos del usuario sobre la pantalla de un teléfono móvil, de forma que el procesador pueda prever y garantizar recursos del sistema para así funcionar de forma más veloz y eficiente.

Patente De La Warf

La Wisconsin Alumni Research Foundation, a partir de ahora WARF, presentó una demanda en el citado año al asegurar que varios terminales iPhone investigados presentaban chips cuyo funcionamiento infringía la patente. Una patente que, por otra parte, fue registrada por el profesor Gurindar Sohi en nombre de la propia Universidad en el año 1998.

El juez William Conley de Madison fue el responsable de la condena a Apple en el año 2015, una condena que suponía el pago de 234 millones de dólares a la Universidad en concepto de compensación por la infracción de dicha patente. No obstante, la Universidad consideró que teléfonos posteriores al año 2014 seguían contando con estos procesadores e instaron al juez a reconsiderar su sentencia en meses posteriores.

Según el juez, Apple infringía y sigue infringiendo la patente del circuito predictor de la WARF

Ahora, en 2017, el juez ha vuelto a dar la razón a la Universidad y ha ampliado el montante del pago que Apple debe hacer a la WARF. De 234 millones de dólares se pasa a 506 millones y, pese a ello, la WARF vuelve a cargar contra Apple. No obstante, en esta última ocasión el juez ha decidido desvincularse de la causa por lo que se estudiará en otro tribunal más adelante, y no hay novedades al respecto.

Mientras tanto, en Apple harían bien en reconsiderar el funcionamiento de su procesador, toda vez que su petición de declarar inválida la patente ante la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos ha sido rechazada y, por tanto, el uso continuado del sistema patentado podría dar lugar a más multas en el futuro.

Vía | Reuters
En Xataka Móvil | Si Qualcomm se sale con la suya, Apple no podrá importar iPhones con chips Intel a Estados Unidos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos