Compartir
Publicidad

Realidad virtual, aumentada y juegos más potentes, razones para que Apple construya sus propias GPUs

Realidad virtual, aumentada y juegos más potentes, razones para que Apple construya sus propias GPUs
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las cosas que diferencia a Apple del resto de competidores en el mercado móvil es el hecho de que controla cada punto del proceso de desarrollo y construcción de sus dispositivos, y también el de su software. Con iOS por bandera, y con cerebros diseñados por él mismo con base ARM, los pupilos de Tim Cook tienen un dominio sobre su ecosistema que ni siquiera otros que construyen sus propios chips, como Samsung, Huawei y ahora Xiaomi, poseen.

Pero este control está a punto de acentuarse un poco más pues ya vamos a dejar de hablar de CPUs para pasar también al apartado gráfico. En la que es con toda seguridad la noticia del día, y posiblemente de la semana, en lo que respecta a Apple y al ecosistema de iOS, se ha formalizado el fin del contrato con los responsables de las gráficas PowerVR. A partir de ahora en Apple seguirán con un desarrollo de GPUs propio y eso nos cuenta más cosas de las que arroja una lectura algo más superficial de la noticia. Veamos qué viene de camino, es más grande lo que parece.

Distintas realidades y juegos

Como decíamos antes, Apple lleva ya muchas versiones de su procesador AX, con el A10 en el interior de los últimos iPhone 7 y iPhone 7 Plus. El rendimiento del procesamiento de datos ha sido siempre importante para un fabricante que, considerando que domina todas las facetas de la puesta en escena de sus teléfonos, logra cifras superiores a las de su competencia.

Apple Vr

La explicación no es otra que el hecho de controlar cada uno de los pasos necesarios para que los ceros y unos se plasmen en su pantalla, pero hasta ahora pasaba por las PowerVR, gráficas "genéricas" pese a las modificaciones aplicadas que se montaban en sus SoC. Esto se acabó, Apple seguirá pagando derechos por los modelos que aún tiene en circulación pero se adentra en el mundo de las gráficas propias, y eso significa que, de repente, el procesamiento gráfico importa y mucho. O quizá no es tan de repente.

Importa tanto para que Apple se dedique a desarrollar sus propias GPUs y así controlar, por ejemplo, todo el entramado de software y hardware relacionado con la realidad aumentada que parece llevar meses en desarrollo, a tenor de las distintas filtraciones en torno a lo mismo. Si Apple está implicado en llevar funciones de realidad aumentada al futuro iPhone 7s, el desarrollo de GPUs personalizadas cobra todo el sentido del mundo.

A la realidad aumentada le podemos sumar la realidad virtual, y también una mayor potencia en juegos

Pero hay más realidades aparte de la aumentada, y está la virtual. Varios fabricantes llevan ya tiempo con dispositivos en el mercado como las Gear VR de Samsung, las gafas VR de los LG Friends del pasado año o las propias Daydream View de Google. Dispositivos que se asocian tímidamente al futuro de Apple pero que ahora, con una GPU desarrollada desde cero, cobran una especial importancia.

Y podemos ir un paso más allá, sobre todo desde que Apple presentase Metal y le diese otra dimensión a los juegos móviles y a los que se ejecutan en su Apple TV. Poder optimizar el potencial gráfico en sus dispositivos permitiría a Apple no sólo llevar un paso más allá sus juegos sino controlar otros factores externos como, por ejemplo, periféricos.

Una decisión lógica y necesaria

Apple Metal

Así que unimos la realidad virtual con la aumentada, y la aderezamos con la posibilidad de aumentar la potencia gráfico en sus juegos, y no podemos más que convenir que la decisión de Apple es la correcta. Si es capaz de hacer con las gráficas lo mismo que consigue con las litografías de ARM para sus procesadores, en Apple se pueden convertir en toda una potencia a nivel gráfico, y es algo que posiblemente veamos en los próximos meses.

Con el Apple A11 aún en fase de desarrollo, y sin apenas información filtrada por el momento, quién sabe si el equipo de Cupertino no tiene ya una GPU propia en desarrollo, independientemente del contrato que pueda tener con Imagination Technologies para el uso de sus PowerVR. Llegue el iPhone 7s cuando llegue, el iPhone 7 se seguirá comercializando. También el iPhone 6s. También el iPhone SE. Sólo resta esperar a ir conociendo más sobre este futuro procesador que, si los tiempos lo permiten, incorporará la primera GPU desarrollada por Apple.

Vía | Imagination Technologies
En Xataka Móvil | Apple dobla la memoria de su iPhone SE, 32 y 128 GB por el mismo precio

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos