Compartir
Publicidad

El próximo iPhone podría llegar en otoño de 2012 con un diseño totalmente nuevo

El próximo iPhone podría llegar en otoño de 2012 con un diseño totalmente nuevo
29 Comentarios
Publicidad

El hecho de que el iPhone 4S haya sido lanzado hace pocos meses no impide que los rumores concernientes a la próxima generación del terminal comiencen a sucederse. Parece ser nuestro sino acabar el año del mismo modo que lo empezamos, hablando sobre cómo podría llegar a ser el futuro iPhone 5, si es que ese es el nombre con el que se bautizará al nuevo modelo.

Han sido los compañeros de BGR los que han hecho saltar las alarmas al indicar que en Cupertino se tomarán su tiempo antes de sacar a la luz un nuevo terminal. De hecho, parece que podríamos estar ante un cambio “casi permanente” en el ciclo de renovación del iPhone, situando desde este año el periodo de aparición de los nuevos modelos en los meses posteriores a las vacaciones estivales.

Lo que en un principio parece una novedad, desbancando a las primeras noticias que situaban un tempranero iPhone 5 en los habituales meses previos al verano, no es lo más jugoso de este nuevo “chisme”, quedando lo más interesante para otros asuntos meramente estéticos.

A pesar de que lo hemos leído en incontables ocasiones, en BGR parecen muy seguros al afirmar que el dispositivo llegará totalmente rediseñado. De hecho, según el rumor el terminal presentaría una nueva trasera íntegramente realizada en aluminio, al estilo de la cuarta generación de iPod touch, con un bisel que rodea al cristal de la pantalla en un material similar al caucho utilizado en los actuales “bumpers” y cuya misión tendrá un doble propósito.

Por un lado, una especie de protector existente entre el frontal de cristal y la mencionada parte trasera de aluminio. Por otro, dar cobijo a la antena que rodeará al dispositivo, permitiendo así construir una trasera de aluminio de una única pieza sin tener que intercalar otra pieza de plástico sobre las antenas, tal y como sucede en los iPad de primera generación.

Evidentemente, no podría faltar el correspondiente aumento en las dimensiones de la pantalla que, como se venía comentando desde hace muchos meses, no superaría las 4 pulgadas.

Claro está que, de ser cierto el hecho de que no veremos un nuevo iPhone hasta el próximo otoño, éste sólo ha sido el primero de los muchos rumores de los que tendremos conocimiento desde aquí hasta la fecha.

Vía | BGR.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio