Compartir
Publicidad

Force Touch y 2 GB de RAM: así esperamos que sean los iPhone 6s y 6s Plus

Force Touch y 2 GB de RAM: así esperamos que sean los iPhone 6s y 6s Plus
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras la WWDC el pasado junio, se aproxima otra tradicional cita con Apple y para todos los públicos. Tras conoces las novedades que traerá iOS 9 e ir probando las betas, lo próximo es la presentación de nuevos iPhone 6s y 6s Plus y tanto las filtraciones como las pistas que el código de las betas deja ver nos dan una idea de qué nos espera. Esto es lo que apuntan a ser los próximos flagships de Apple.

El Force Touch acapara la atención

Lo que fue una de las incorporaciones más llamativas en el nuevo Macbook con respecto a los ordenadores pre-existentes es ahora lo más esperado en los próximos teléfonos de Apple. Rumores y filtraciones a parte, Gurman ha hablado, y por precedentes se le suele conceder el beneficio de la fiabilidad. Hace unos días os detallábamos la información del editor acerca de "Orb" y algunas otras novedades de software a esperar.

Esos 0,2 milímetros de más

Por precedentes en los modelos “s” no esperamos cambios de tamaño, al menos no de diagonal de pantalla. Esta vez no obstante sí se habla de que es posible que el modelo 6s sea algo más grueso, sobre todo tras haberse filtrado por parte de @onleaks vía 9to5MAc unos renders hechos con CAD que se atribuyen a este terminal, mostrando un supuesto aumento del grosor en 0,2 milímetros.

Supuestas medidas del iPhone 6s

Este rumor que se fundamenta en varios aspectos: Force Touch, batería y resistencia. Por un lado, la implantación de la tecnología Force Touch, que requeriría una pantalla más gruesa que las actuales, concretamente 0,15 mm más en el iPhone 6s y 0,2 mm en el iPhone 6s Plus, lo cual encajaría con la diferencia que hay entre las dimensiones de los modelos actuales y de los supuestos renders.

¿Más batería? ¿Menos?

Otra hipótesis para justificar el teórico engrosamiento de los iPhone 6s y 6s Plus es un incremento de la batería. Si atendemos a los precedentes, en los modelos "s" sí hubo dicho aumento, nimio en el caso del 4 al 4s pero de unos 400 mAh de 5 al 5s.

Así, Apple pasó el rodillo de amasar al 5s para conseguir adelgazar entre 0,5 y 0,7 milímetros (según sea 6 ó 6 Plus) y crecer 0,7 o 1,5 pulgadas, lo que en apariencia permitió que aumentasen también los miliamperios (de 1.560 mAh en el 5s a 1.810 mAh en el 6 y 2.915 mAh en el 6 Plus). Si bien en la práctica, en el caso del 6 no parecen ser suficientes y sería razonable que se diese dicho aumento.

No obstante, si unimos rumores, los teóricos 0,2 mm de más de los renders se deberían al Force Touch y el supuesto aumento de batería no tendría repercusión en el grosor, aunque no a pocos nos gustaría que sí la tuviese, igualando de paso la superficie trasera con la cámara (y ésta no fuese protuberante).

Sin embargo, por otra parte desde Nowhereelse.fr se filtró una supuesta batería de 1.715 mAh, si bien el hecho de reducir miliamperios resulta poco creíble. Al menos para el 6s, ya que en la noticia se apunta a un hipotético 6c, cuya existencia y lanzamiento de momento siguen siendo una incertidumbre.

Resistencia y moda no están reñidas

Otras fuentes han apuntado que en prevención del famoso bendgate Apple podría incorporar un aluminio más fuerte (serie 7000, el del Apple Watch). Y cuando hablamos de “microns”, un cambio así podría traducirse en una carcasa algo más “gruesa”, si bien sería imperceptible para el usuario.

Lo que se mantendrán son las “polémicas” bandas en la carcasa correspondientes a la antena, bastante criticadas por las implicaciones estéticas (aunque esto queda en el gusto de cada uno). El motivo de su presencia es funcional, así que tendremos iPhone 6s y 6s Plus con bandas.

Algo más que se rumorea en el tema del aspecto es que haya modelo rosa, o más bien un dorado rosado, siendo el cuarto junto con los tres existentes (blanco, dorado y gris espacial). De esto también tenemos el precedente del 5s, que si bien no hubo un nuevo color como tal, se varió de negro a gris.

Una integración tan amada como temida

Quizás con el iPhone 6s llegue el fin del “click” al manejar el terminal. Pese a ser un cambio drástico, ya vimos que desde DigiTimes se apuntaba a que se estaba trabajando en la integración del botón Home en el panel de manera que fuese un botón virtual en la pantalla, eso sí, permaneciendo el sensor de huellas Touch ID.

Algo difícil de imaginar en parte por la complejidad que implicaría y de cara a un modelo “s”, y una evolución que no escaparía de la polémica puesto que la presencia o no de el botón físico es un constante debate por las ventajas y desventajas de cara al manejo y a las averías que pueden suceder en ambas posibilidades.

Además, hace poco salían a la luz fotografías de lo que sería el panel del iPhone 6s y algunos otros componentes, en las cuales se adivina que mantendría la estructura actual, por lo que el rumor de esta integración aún pierde más peso.

Nueva distribución interna y nuevos chips

Por las imágenes que van filtrándose de las supuestas piezas se deduce que habrá una reditribución de los componentes internos, en base a lo que se ha visto de las carcasas y su vista de la cara interior. Un paso lógico y necesario si se añade la tecnología Force Touch, y también considerando la esperada adición de RAM pasando a tener por fin 2 GB.

Lo que vemos en las imágenes que publicaba 9to5Mac de la supuesta placa base del iPhone 6s es que incorporaría el chip MDM9635M LTE de Qualcomm que soporta velocidades de bajada de hasta 300 Mb/s, y que contribuirá al ahorro energético. Se apunta también la posibilidad de que se actualice el chip NFC y el nuevo ocupe algo menos, dejando un poco más de espacio interno.

Supuesta placa del iPhone 6s

Se espera también que incorpore el procesador A9, cuyo rasgo a destacar es que su construcción de 14 nanómetros y, pese a los puntuales rumores con TSMC, vendría de la mano de Samsung.

iPhone 6c ¿sí o no?

Hace unas semanas se apuntó a que su lanzamiento no sería en septiembre, sino para el 2016, por no canibalizar al iPhone 6 y para que pudiese tener un procesador más moderno.

Sin embargo, justo hoy otra de las referencias que suelen tenerse muy en cuenta en cuanto a filtraciones, la cuenta de @evleaks, apuntaba a un lanzamiento conjunto con los dos flagships en septiembre:

No obstante, no ocurre como con el primer modelo de esta gama de Apple, el iPhone 5c, y no se ha repetido el aluvión de filtraciones y supuestas imágenes en las que se vio incluso la caja. Por tanto, no hay mucho que decir acerca de las posibles especificaciones del terminal.

Cuerpo y alma: iOS 9 será la clave

Obviamente el nuevo sistema operativo no está diseñado sólo para los próximos nuevos terminales pero será determinante su optimización para que mejoras como el rendimiento o la batería se perciban por el usuario final, así como mejorar la experiencia en los dispositivos preexistentes. Del sistema supimos todas las novedades tras su presentación en la WWDC 2015.

Por el momento no tenemos fecha del lanzamiento de los nuevos terminales de iOS. Hace poco se filtraba la posible fecha de la presentación, que apunta a ser el día 9 de septiembre. Sobre la puesta en venta, y se especula acerca de que pueda ser el día 25 por un supuesto mail de la compañía a Vodafone en el que se indicaba esta fecha y el día 18 para la reserva.

En Applesfera | Construyendo el iPhone 6s componente a componente: Rumorsfera
En Xataka Móvil | Los rumores del iPhone 6S frente al iPhone 6 actual: ¿merecerá la pena la evolución?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio