Compartir
Publicidad
Si te parece que el iPhone 6 es caro aquí, espera a ver lo que cuesta en China
Apple

Si te parece que el iPhone 6 es caro aquí, espera a ver lo que cuesta en China

Publicidad
Publicidad

Qué envida, Apple. Qué bien lo haces. La empresa liderada por Tim Cook lleva años con ese sambenito de que sus productos sus caros, pero eso no parece despeinar a sus directivos -desde luego, no a Craig Federighi, menudo pelazo-, que siguen manteniendo una política de precios sorprendentemente efectiva en toda su gama de productos.

Los iPhone 6 y iPhone 6 Plus son dos buenos ejemplos de esa filosofía en la que al menos a nivel de especificaciones los smartphones de Apple no parecen gran cosa. Apple sigue vendiendo esos dispositivos como estandartes de la gama alta de la telefonía, pero además aplica cambios significativos en sus precios dependiendo del país en el que se venden.

Repetimos, el dinero está en la gama alta

Hace poco Huawei afirmaba que "nadie está ganando dinero con Windows Phone", un comentario con el que ponía punto y aparte (que no final) a su relación con esta plataforma en sus móviles. La culpa evidentemente no se puede echar completamente a Windows Phone, pero lo que sí es cierto es que la propuesta de Microsoft no ha logrado captar al usuario de gama alta.

Apple Diamantes 4

Y es ahí donde desde luego está la pasta. La gama media parece condenada a una lenta desaparición en la que sus prestaciones ya no son diferenciales ni para el sector de gama baja ni para la gama media, y probablemente por ello Apple nunca introdujo un modelo puro de gama media.

La filosofía de Apple le ha dado unos resultados fantásticos hasta ahora. Sus dispositivos móviles rompen récords en cuanto se ponen a la venta, y no parece importar que sus precios sean más elevados que los de la competencia, que trata ahora de atacar esa gama baja en la que los márgenes son mucho más pequeños y lo que importa es el volumen. Apple, por supuesto, no quiere ni oir hablar de mercados emergentes.

Los iPhone casi siempre son más caro fuera de EE.UU.

La realidad es que aun cuando esos precios son ya de por sí elevados en Estados Unidos -y de nuevo esta es una apreciación personal que seguro que muchos lectores no comparten-, la cosa se pone especialmente interesante si analizamos los precios de los nuevos iPhone 6 y iphone 6 Plus en el resto del mundo.

Iphone Precios 1

Que es precisamente lo que han hecho en Forbes, donde han estudiado el precio de venta de estos smartphones en diversos mercados, además de tener en cuenta factores como los impuestos o el coste de aumentar la capacidad de almacenamiento de estos dispositivos.

En esto último, ya lo dijimos, conviene que os deis cuenta de que Apple cobra a precio de oro esas mejoras en capacidad, sobre todo en los nuevos dispositivos en los que ya la firma de Cupertino ofrece esas capacidades de 16, 64 y 128 GB por dos razones clave: gana más dinero con un modelo base de 16 GB que con uno de 32 GB y además esa capacidad -claramente limitada en estos tiempos- fuerza casi irremediablemente a muchos usuarios a optar directamente por los iPhones de 64 GB.

Esa estrategia funciona dentro y fuera de Estados Unidos, donde encontramos los precios más baratos del mundo para esos iPhones salvo en el caso de Japón, donde curiosamente estos dispositivos cuestan entre un 1% y un 1,9% menos de lo que cuestan en Estados Unidos si uno se atiene, eso sí, a las tasas de cambio de moneda oficiales del pasado 28 de noviembre en las que se basan los datos de la tabla.

¿Por qué es el iPhone más caro en este país que en este otro?

Esa tabla deja claras las cosas en cuestión de precios y hemos querido resaltar con esas bandas anaranjadas el porcentaje que se incrementa el precio en cada país. Canadá, vecino de Estados Unidos, se beneficia de precios casi idénticos a los del país de origen de los iPhone, mientras que Australia -que no está precisamente cerca- tiene precios más altos, pero no de forma significativa.

Iphone 6 Render2

Eso desmontaría uno de los argumentos que esgrimen en Forbes sobre ese sobrecoste de los terminales: los gastos por transporte de terminales deberían influir en ese precio (atención a las cursivas en la palabra "deberían"), pero no lo hacen de igual forma o de forma "lógica" en todas partes. De hecho los iPhone se fabrican en China, que como veremos es el país donde uno no debería viajar jamás si quiere comprar un iPhone a buen precio.

Descartado pues el factor transporte (al menos, a un nivel logístico coherente), existe otro factor con el que Apple juega especialmente, que es el de los cambios de moneda. Aquí, indican en Forbes, puede haber "cambios potenciales" de los que Apple querría cubrirse las espaldas, así que siempre aplica precios que difícilmente le perjudicarán ante cambios no radicales del valor de la moneda en distintos países.

Eso es algo que sufrimos especialmente en todo tipo de electrónica (cuidado, no solo Apple), con precios que tienen una (incomprensible) paridad euro-dólar 1:1 o en la que la moneda comunitaria sale aún peor parada. Es probable que sea uno de los factores importantes en ese sobreprecio, mientras que la gestión de los teóricos impuestos (aduanas, por ejemplo) también podrían imponer un sobrecoste sensible difícil de unificar por las políticas de cada país en este apartado.

España, entre los más caros a la hora de comprar los iPhone

En la tabla se puede comprobar como los precios de cada uno de los iPhone en sus distintos modelos se van comparando con su coste (en dólares tras conversión con las tasas de cambio de ese 28 de noviembre de 2014) en los distintos países. A esas tasas se le suman los impuestos en caso de existir , y eso da un porcentaje de aumento de precios final.

Apple Diamantes 3

En el ránking de países más caros hay un claro protagonista. En China los usuarios pagan entre un 24% y un 25,50% más (dependiendo del modelo) de lo que se paga en Estados Unidos por un iPhone 6 o iPhone 6 Plus, un verdadero impuesto revolucionario al que no encontramos demasiada explicación a no ser que tuvieran un IVA absolutamente exagerado. Pero no lo tienen: según Wikipedia ese impuesto sobre el valor añadido es del 17%, mientras que en España contamos con un IVA del 21%.

Y precisamente llegamos a nuestro país, que aunque no está directamente reflejado en la tabla es coincidente en casi todo con Alemania. Eso nos sitúa en el tercer puesto de ese estudio solo por detrás de la mencionada China y de Singapur (muy cerca de la zona euro en incremento de precio). Nuestro país comparte casi todo con Alemania en esos datos de la tabla (aunque su IVA es del 19%), por lo que es una buena referencia para comprender que cada vez que se compra un iPhone 6 o 6 Plus en nuestro país estamos pagando entre un 10,50% y un 13,10% más del precio al cambio que tendría en Estados Unidos.

Eso hace pensar en la conveniencia de comprar o no un iPhone 6 o 6 Plus en Estados Unidos, una práctica común entre los usuarios que viajan allí y que a menudo recurren a esa opción para ahorrarse una cantidad importante. No hay problema con soporte de redes móviles -cuidado, pedid versiones GSM-, y tampoco con la garantía, que es internacional.

Sin embargo en este punto el soporte estadounidense e "internacional" es de un año, por lo que en España tendríamos que comprar algún pack Apple Care para ampliar la garantía en España a dos años. Otro punto curioso: los modelos americanos de estos iPhone no tienen limitada la amplificación de audio que son capaces de entregar a los auriculares, algo importante para disfrutar de música con auriculares de calidad que pueden ofrecer mayor volumen. Si tenéis la oportunidad, desde luego, comprar en Estados Unidos parece tener pocas pegas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio