Compartir
Publicidad
Publicidad

Mike Lazaridis y Jim Balsillie cierran un acuerdo con RIM por valor de 12 millones de dólares en compensaciones

Mike Lazaridis y Jim Balsillie cierran un acuerdo con RIM por valor de 12 millones de dólares en compensaciones
Guardar
9 Comentarios
Publicidad

La industria de la telefonía móvil no escapa tampoco a la crisis económica que atenaza a más de medio mundo. A los nombres de ejecutivos destituidos acompañados de grandes sumas de dinero hemos de sumar los de Mike Lazaridis y Jim Balsillie, cofundadores de RIM, los cuales percibirán cerca de unos 12 millones de dólares (9.5 millones de euros) en concepto de compensación económica por la “renuncia” de sus puestos como directores ejecutivos de la compañía canadiense.

Jim Balsillie, quién renunció al puesto que desempeñaba para conformarse con un puesto como directivo en el consejo de administración, para más tarde abandonar RIM por completo, recibirá unos 7.9 millones de dólares (6.3 millones de euros).

Al contrario que éste, Mike Lazaridis aún permanece ligado a la empresa en un puesto de vicepresidente del consejo de administración, con responsabilidades directas sobre el departamento de innovación. Además de coche de empresa, chófer incluido, Lazaridis recibirá una compensación de 3.9 millones de dólares (poco más de 3 millones de euros).

Cantidades que poco tiene que envidiar Thorsten Heins, actual director ejecutivo de RIM desde el pasado 23 de enero. Heins, que se unió a los de Waterloo hace unos años tras ostentar puestos de alto rango en el conglomerado alemán Siemens AG, recibirá 1.9 millones de dólares (1.5 millones de euros) correspondientes al pasado ejercicio fiscal, mientras que con su reciente promoción se embolsará 10.2 millones de dólares (8 millones de euros).

Todo esto en mitad del plan de reestructuración con el que RIM pretende recortar 1.000 millones de dólares durante 2012, incluyendo la desaparición de 2.000 puestos de trabajo del total de 16.500 con los que cuenta la compañía.

Como comprobamos una vez más, la crisis va por barrios. Y a pesar de que las sumas de dinero nos resulten muy apetecibles, poca o ninguna gracia les debe haber hecho a Lazaridis y Balsillie encontrarse en esta situación tras fundar la empresa en 1984 y ser considerados como los padres del smartphone.

Vía | The Globe & Mail.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos