El 6G, un poco más cerca: China bate el récord de velocidad al enviar 1 TB de datos en sólo 1 segundo

El 6G, un poco más cerca: China bate el récord de velocidad al enviar 1 TB de datos en sólo 1 segundo
1 comentario

Mientras en Europa varios operadores están pidiendo una red Open RAN para liderar el desarrollo del 6G, los países asiáticos continúan realizando pruebas con la futura generación de redes. Corea del Sur, por ejemplo, ya ha prometido un piloto para el año 2026 y LG ha logrado transmitir datos a través de la frecuencia del terahercio, una de las que en el futuro se podrá emplear para el 6G.

Ahora, un grupo de investicadores chinos ha llevado a cabo la transferencia de 1 TB de datos en un segundo a 1 kilómetro de distancia. Precisamente una de las cosas que pretende lograr el 6G es una velocidad hasta diez veces superior al 5G, con picos de 1.000 Gbps, tal y como ya reflejó Samsung en un informe de 2020 sobre esta conectividad.

La clave son las ondas de vórtice milimétricas

6G

Aunque se estima que la comercialización del 6G será en 2030 y que los primeros casos de uso reales en esta red podrían llegar entre 2026 y 2028, ya se han comenzado a probar sus ventajas. Entre ellas, como sabemos, tenemos la reducción de la latencia a 0,1 ms (en 5G, es de 1 ms) y un aumento en las velocidades de descarga y de subida se multiplicarán para alcanzar picos de hasta 1.000 Gbps.

Todo ello es lo que se ha querido probar en un experimento realizado en China, concretamente, en el campus de los Juegos Olímpicos de Pekín. En esta prueba, que se hizo hace un mes, han logrado emitir más de 10.000 vídeos de alta definición de forma simultánea usando para ello las ondas de vórtice milimétricas, un tipo de emisión de frecuencia extremadamente alta.

A diferencia de las ondas electromagnéticas de los dispositivos actuales, que son bidimensionales desde un punto de vista matemático, las ondas de vórtice electromagnéticas de las transmisiones 6G tienen una forma tridimensional (como un tornado). Eso permite codificar información adicional en el torbellino o momento angular orbital (OAM) para aumentar de forma notable el ancho de banda de la comunicación.

Ondas Vortice

El problema de estas ondas es que su tamaño aumenta con la distancia y la señal se debilita complicando la transmisión de datos a alta velocidad y a grandes distancias. Por eso, el equipo de investigadores chino tuvo que diseñar un transmisor capaz de generar un vórtice más pequeño, haciendo así que las ondas giraran de tres formas distintas para almacenar más información. Obviamente, también se empleó un receptor capaz de recibir esos datos y descodificarlos en un instante. El resultado final: 1 TB de información a 1 kilómetro de distancia en 1 segundo.

Vía | SCMP

Temas
Inicio