Compartir
Publicidad

¿Deben pagar un extra los que más datos consumen en las conexiones fijas? Ericsson opina que sí

¿Deben pagar un extra los que más datos consumen en las conexiones fijas? Ericsson opina que sí
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siempre resulta interesante conocer la postura oficial de las grandes empresas tecnológicas acerca de la neutralidad en la Red, y especialmente de aquellas que se dedican a proporcionar infraestructuras y servicios externos a las operadoras.

Este es el caso de Sony Ericsson, quien por boca de Ingemar Naeve, su CEO en España, ha comentado en una entrevista publicada en El País su opinión sobre estas cuestiones, que podríamos resumir con estas dos frases:

Si consumes cien veces más que tu vecino, debes pagar más. Si quieres una calidad de servicio y una velocidad garantizada, me parece razonable pagar por ello.

Naeve pone el ejemplo de una fábrica de aluminio, empresa a la que ninguna compañía eléctrica ofrecería una tarifa plana. ¿Seguro que la electricidad se vende en tarifas planas? Quizá en Suecia. Por ello propone tener una cierta racionalidad de uso.

Es cierto que no parece lógico que pague lo mismo un consumidor de ADSL que se baje 10 GB al mes que otro que se baje 200 GB, pero para diferenciar entre ambos sería necesario un nuevo modelo de negocio con nuevos tipos de contratos y tarifas adecuadas, ya que por la misma regla de tres tampoco es razonable que ese usuario de 10 GB tenga que pagar, por ejemplo, la misma cuota de línea que su vecino.

¿El problema? Que se pretende que los que más utilizan la Red paguen un extra por dicho uso de las infraestructuras, por la saturación que ocasionan, pero mientras los que menos la usan siguen pagando lo mismo que hasta ahora. Es decir, en la mayoría de las ocasiones esta postura no persigue rentabilizar las costosas infraestructuras de telecomunicaciones, sino obtener mayores beneficios sin realizar nuevas inversiones en equipos y redes.

Esto se suele conseguir haciendo que cada vez más clientes usen un mismo enlace, es decir, incrementando todo lo posible la Tasa de Agregación: resultado de la división entre la suma de las velocidades nominales vendidas a todos los usuarios del ISP y la suma de la velocidad del enlace nacional e internacional disponible para el ISP, que como vimos hace poco no es raro que supere la relación 1:12 en algunos países.

1

¿Hay que pagar un extra por disfrutar de una calidad de servicio y una velocidad garantizada? Bueno, respecto a este punto puede que me equivoque pero pensaba que ya lo estábamos haciendo, que en nuestros contratos se especifica (aunque no siempre se cumpla) una cierta calidad y velocidad de acceso y que no deberíamos pagar un extra por hacer que se cumplan.

¿Estaríamos dispuestos a contratar nuevas ofertas de acceso fijo a Internet con límites de datos mensuales? Pues depende de las tarifas y las condiciones propuestas. Si nos ofrecieran unos precios ajustados con una cantidad de datos mensuales aceptable y una buena velocidad de acceso, seguro que muchos usuarios no intensivos decidirán contratarlos, siempre que el precio fuera sustancialmente inferior al de las verdaderas tarifas planas (aquí corremos el riesgo de que se ponga un sobreprecio a las tarifas planas para hacer las otras más atractivas).

En fin, que el debate de la neutralidad en la Red parece no acabar nunca. Con un tráfico de datos que no para de crecer año tras año, gracias a multitud de nuevos servicios y sobre todo a los de vídeo en streaming, las grandes operadoras deberán ajustar en los próximos años los modelos de negocio para mantener sus multimillonarios beneficios. Esperemos que estos ajustes no se realicen a costa de rebajar los derechos de los consumidores, que al final solemos ser siempre el eslabón más débil de toda la cadena.

Más información | El País

En Xataka On | Neutralidad en la Red, la clave para el desarrollo y la innovación

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio