Compartir
Publicidad
Publicidad

Happy Cloud: ¿el futuro de los videojuegos está en la descarga progresiva desde la nube?

Happy Cloud: ¿el futuro de los videojuegos está en la descarga progresiva desde la nube?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando pensamos en videojuegos ejecutados desde la nube, rápidamente nos vienen a la mente plataformas del tipo OnLive o Game Cloud, que renderizan los juegos remotamente y los transmiten vía streaming transformados en secuencias de audio y video.

Sin embargo, estos sistemas podrían quedar obsoletos si el nuevo servicio propuesto por Happy Cloud es desarrollado con éxito y adoptado de forma masiva por los usuarios. Se trata básicamente de descargas progresivas y dinámicas de los datos del juego desde la nube, a medida que se van necesitando.

Happy Cloud: ¿Qué tiene de novedoso?

El proyecto Happy Cloud nace de la mano de los hermanos Jacob y David Guedalia, fundadores de la exitosa iSkoot que Qualcomm compró el año pasado, y comienza hoy su andadura en forma de beta semi-privada. La principal diferencia con los sistemas actuales es que Happy Cloud es un servicio de juegos bajo demanda (algo conceptualmente parecido al VOD para series y películas) que, en teoría, permite jugar a cualquier juego de la plataforma desde la nube sin tener que esperar a que se descarguen todos los datos, y sin depender de secuencias en streaming renderizadas en origen.

Es decir, en Happy Cloud se utiliza una nueva tecnología (aún pendiente de patente) que pre-instala y pre-empaqueta los datos del juego en la red, evitando la necesidad de instalarlo totalmente de forma local para comenzar a jugar. El juego es ejecutado con nuestros recursos (CPU, RAM, GPU, etc.) y no en servidores remotos como sucede con OnLive, por lo que el problema de los retardos y desfases en el control de los personajes desaparece, aunque pueden aparecer otros problemas, como veremos a continuación.

3

Happy Cloud: ¿Cómo funciona?

Para empezar, es necesario descargar e instalar una pequeña aplicación en nuestro PC, que se encargará de gestionar el funcionamiento del servicio. Una vez instalada estaremos en disposición de jugar a diferentes demos gratuitamente o comprar juegos completos que serán de nuestra propiedad para siempre.

Estos juegos comenzarán a descargarse por partes a medida que se vayan necesitando. Según prometen en su web, sólo una pequeña parte del juego debe ser descargada para empezar a jugar, lo cual sería parecido a los sistemas de buffering de sitios como YouTube.

Dichos tiempos de llenado del buffer de datos no deberían ser muy elevados, para mantener el interés del usuario, aunque obviamente dependerán de la velocidad de nuestro acceso a Internet. Para que os hagáis una idea, para un juego de tamaño DVD típico (unos 8.5 GB), prometen una espera de sólo 4,3 minutos en una conexión ADSL de 10 Mbps para empezar a jugar sin interrupciones (podéis ver más tiempos en la tabla siguiente).

2

Y, ¿qué pasa si se interrumpe la conexión? Pues nada, ya que la aplicación que gestiona el servicio se encarga de pausar el juego, notificarlo al usuario y reanudar las transmisiones donde se quedaron cuando se restablezca el acceso a la Red.

Con el paso del tiempo y a medida que juguemos o permanezcamos conectados, el juego se irá descargando en segundo plano a nuestro disco duro, por lo que en poco tiempo dispondremos de una copia completa del mismo en nuestro sistema y no necesitaremos volver a estar conectados a Internet para jugar a él, ni esperar a que se llene el buffer de datos.

Happy Cloud: Ventajas e inconvenientes

Sus creadores aseguran que la principal ventaja es que los usuarios pueden empezar a jugar rápidamente a cualquier título que compren en la plataforma, sin tener que descargarlo completamente, sin limitaciones en la resolución y calidad de imagen y sonido (como sucede con OnLive), sin problemas de latencia ni de límites de datos descargados cada mes (el juego como máximo ocupará lo mismo que en soporte físico y no las centenas de gigas de las secuencias de vídeo en streaming de otros servicios).

Sin embargo, hay que señalar que Happy Cloud podría presentar problemas para mantener el flujo de datos necesario para que el jugador no experimente parones constantes para rellenar el buffer. Quizá un protocolo P2P tipo BitTorrent entre los jugadores de un mismo título podría ayudar a mejorar la velocidad de descarga.

En cuanto a la latencia, si bien es cierto que teóricamente no existirá a la hora de manejar el juego, ya que éste se ejecuta de forma local, al estar nuestra red saturada con la recepción de los datos del juego podríamos ver como el ping de nuestro equipo se dispara vertiginosamente, dificultando la jugabilidad de algunos títulos.

4

De momento, Happy Cloud quiere llamar la atención de las grandes distribuidoras, ofreciéndoles un medio rápido, sencillo y potente para lanzar sus nuevos títulos, además de una plataforma basada en la filosofía plug-and-play bajo demanda en la que el cliente, desde su casa, ve un título que le gusta, lo compra y en menos de 5 minutos ya está jugando.

Al principio esperan ofrecer juegos para PC a precios similares a los de la competencia, aunque también están trabajando para trasladar su servicio a consolas antes de que finalice el año.

Suena bastante bien, aunque habrá que verlo en funcionamiento para comprobar si cumple lo que promete. Además, si quieren tener éxito, deberían ser capaces de ofrecer unos precios bastante más reducidos que los del soporte físico, ya que el hecho de poder comenzar a jugar en menos de 5 minutos y no tener que desplazarse a la tienda no creo que sea aliciente suficiente como para prescindir del mismo.

Sitio Oficial | Happy Cloud

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos