Compartir
Publicidad
Publicidad

LTE, ¿merece la pena dar el salto a la nueva generación de Internet móvil?

LTE, ¿merece la pena dar el salto a la nueva generación de Internet móvil?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El despliegue de la nueva generación de Internet móvil, LTE, avanza a buen ritmo en los países occidentales, tanto en instalación de redes como en el lanzamiento de terminales compatibles, que se incrementaron entre un 33% y un 72% (smartphones y tabletas respectivamente) en los últimos seis meses.

Sin embargo, el interés por este tipo de conectividad no parece despegar entre el usuario medio. Y no me refiero sólo aquí en España, donde aún estamos probando diferentes fases beta, sino en países en donde lleva algún tiempo implantado, como Estados Unidos. Allí muchos usuarios se plantean si merece la pena cambiar de móvil y de tarifas por tener una nueva y flamante conexión LTE.

LTE: No es oro todo lo que reluce

LTE promete ser extremadamente rápido y más eficiente, mucho más que las actuales conexiones 3G, 3,5G y 3,75G, tanto para usuarios en movimiento como para estáticos (módems USB por ejemplo). Sin embargo, todos sabemos que las cifras que se nos tratan de vender (velocidades de hasta 1 Gbps) la mayoría de las veces no se alcanzan ni en condiciones de laboratorio.

Entonces, ¿qué capacidad de transmisión está obteniéndose en redes y situaciones reales? Bueno, para hacernos una idea aproximada echaremos mano de un interesante estudio realizado por Pcworld en las redes de T-Mobile, AT&T, Verizon y Sprint, probadas con varios modelos de terminales móviles. Los resultados los podéis ver resumidos en la siguiente figura:

velocidad LTE

Como podemos comprobar, la velocidad media más alta ha sido alcanzada en la red de AT&T y lejos de las teóricas, se limita en movimiento a unos 9 Mbps. Le siguen los 7,35 Mbps de Verizon y ya de lejos los 5,53 de T-Mobile y los 2,81 Mbps de Sprint.

Si echamos un vistazo a los resultados obtenidos en las redes de estas mismas operadoras pero con tecnologías 3G nos damos cuenta de que efectivamente LTE supone una mejora sustancial con respecto a estas últimas, sobre todo en algunas redes en concreto, aunque en otras como en la de T-Mobile la diferencia es mínima.

LTE: ¿Para qué necesito tanta velocidad?

De todos modos, hay que reconocer que las velocidades de entre 3 y 9 Mbps alcanzadas son más que suficientes a día de hoy para navegar por Internet desde el teléfono móvil, ya que las aplicaciones y servicios habitualmente usados desde nuestros smartphones suelen requerir menos ancho de banda que los utilizados desde los ordenadores de sobremesa o portátiles.

No sucede así con los vídeos en streaming, en donde para no desesperarnos constantemente una conexión de como mínimo 2 o 3 Mbps suele ser imprescindible. De hecho, según T-Mobile, el 50% del tráfico de su red LTE es de vídeo en streaming, lo que justifica según ellos la contratación del servicio LTE.

Por otra parte, también tenemos que reconocer que con las tecnologías HSPA y derivadas actuales ya podemos mantener esas velocidades, eso sí, dependiendo de la red y operadora a la que estemos conectados.

Además, tenemos que tener en cuenta el coste de la nueva generación. Al imprescindible cambio de terminal, que por cierto no será barato, deberemos añadir el de los elevados precios de los planes de datos actuales y previsiblemente futuros.

telefonos probados

Considerando también que la cantidad de datos que las compañías nos permitirán descargar por un precio similar al de los planes 3G actuales no estará en proporción con el aumento de velocidad, por lo que corremos el riesgo de terminar con nuestra asignación mensual de GB en poco tiempo.

Teniendo todo esto en cuenta, ¿merece la pena a día de hoy y en un plazo de uno o dos años dar el salto a LTE? Yo creo que no. Si tenemos que cambiar de terminal por necesidad pues quizá podamos pensar en comprar uno compatible con el nuevo estándar que nos sirva en un futuro relativamente próximo (2 o 3 años). Sin embargo, comprarlo con la esperanza de que LTE revolucionará a corto-medio plazo nuestra forma de acceder a Internet me parece un poco optimista.

Aunque estoy seguro de que un sector de usuarios entusiasmados con toda nueva tecnología que sale al mercado ya está frotándose las manos con las posibilidades de LTE, para el común de los mortales que usa la conexión del móvil para mandar mensajes, chatear, consultar mapas, webs, hacer alguna videollamada y ver vídeos ocasionalmente, creo que actualmente le resultará más conveniente elegir el proveedor de servicios que tenga mejor cobertura en su zona para aprovechar las actuales tecnologías 3G que dar el salto a LTE.

Más información | PCWorld | GSA
En Xataka On | LTE

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos