Publicidad

Movistar dejará de expandirse en el mundo para "consolidarse"

Movistar dejará de expandirse en el mundo para "consolidarse"
Sin comentarios

Publicidad

Pese a los buenos resultados cosechados en los últimos años y la gran expansión internacional, Movistar ha dicho basta. Ya no se van a realizar más grandes adquisiciones y se preparan para un descanso en el que se centrarán en consolidarse; asentar la marca y mejorar su imagen, potente en el mercado bursatil pero con una valoración no del todo positiva entre muchos de sus clientes (entre los cuales me incluyo).

Así, las últimas grandes inversiones han sido Tuenti en España y la compra de la participación que tenía Portugal Telecom en VIVO, controlando la compañía brasileña y asegurándose un buen lugar en el mercado latinoamericano. No solo por la pequeña porción de mercado que tiene en México, sino porque se trata de la compañía extranjera que ha realizado más inversiones en la región. No se quedó ahí, sino que para convertirse en el gigante que es, también ha conquistado operadoras europeas (como O2) e incluso se reserva un capricho en China, siempre atentos a los llamados países emergentes cuyo "potencial de crecimiento es enorme".

La situación parece clara para César Alierta, presidente de la compañía, quien ha resumido su cambio de política en una frase.

"Ahora tenemos la presencia que queremos tener."

De un modo u otro, hay que darle la razón. Hablamos del segundo grupo de telecomunicaciones más grande de Europa y cada vez con una mayor presencia en el resto del mundo.

Aunque la estrategia con la que han conseguido multiplicar su número de clientes en los últimos 10 años hasta llegar a los casi 280 millones ha sido un éxito y que la situación económica de la compañía es positiva, lo cierto es que la idea de moderar su expansión para mejorar en los mercados en los que se han introducido parece algo lógico. Algo en lo que seguramente están de acuerdo muchos consumidores, ya que no es un misterio para nadie que la vieja Telefónica no anda falta de quejas.

El primer indicio que nos mandó para demostrarnos que busca recuperar esa reputación perdida fue el cambio de imagen corporativa, abandonando la parte Telefónica para aunar en el nombre Movistar todos sus servicios. Pues bien, parece (y confío) que no se quedará en un simple cambio de imagen, sino que verdaderamente se han fijado como objetivo recuperar el terreno perdido; ya sea con la confianza de los usuarios o en la cuota de mercado. Solo el tiempo dará sentido a estas palabras.

Vía | Efe a través de Dirigentes Digital

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir