Compartir
Publicidad

Movistar reducirá a un tercio sus centrales de par de cobre para 2020

Movistar reducirá a un tercio sus centrales de par de cobre para 2020
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Movistar está siendo sin ninguna duda el mayor impulsor de la fibra óptica hasta el hogar, y es que a pesar de los despliegues ya en marcha de Jazztel, Vodafone y Orange, estos dos últimos en compartición, el ex-monopolio lleva más tiempo apostando por el FTTH lo que se refleja en su dominio casi absoluto de este mercado.

Pero el amplio despliegue de fibra hasta el hogar que está llevando a cabo Movistar tendrá una consecuencia colateral, el apagón de centrales que solo ofrezcan servicio de par de cobre, que ya se nos insinuó recientemente pero del que ahora conocemos más detalles, como la reducción de estas centrales a un tercio para 2020.

La desaparición de las centrales de par de cobre era algo que antes o después tendría que ocurrir, por su futura obsolescencia debido a la cada vez mayor exigencia de los usuarios y el previsible acercamiento de los precios de las conexiones de fibra a las de ADSL o VDSL pero Movistar ha decidido ponerle fecha.

La intención del operador es pasar de las actuales 6.600 centrales que tiene repartidas en España a 2.300 centrales en 2020 empezando por apagar las centrales que actualmente no dan servicio a ningún otro operador. Posteriormente se irían apagando las que si que dan servicio a otros operadores, dando un plazo de cinco años a estos como establece la ley.

Obligada reconversión al cable o fibra

El apagón de centrales de ADSL responde no solo a la lógica, no tiene sentido mantenerlas si el precio de las conexiones de fibra se aproxima o iguala con el tiempo a las de par de cobre, sino que también al ahorro que supondrá para la operadora no tener que mantener centrales con poco uso.

Ahora la desaparición de estas obligará no solo al propio operador a dar otra alternativa a los usuarios en cobertura de las centrales apagadas sino también a su competencia a invertir en dichas zonas, ya que tenían el acceso asegurado a estas centrales pero no pueden acceder con la misma libertad a la fibra de Movistar.

El adiós al par de cobre por tanto servirá para dar un impulso aún más fuerte a la inversión por parte de todos los operadores si estos no se quieren quedar con un mercado más pequeño, siendo los Vodafone, Orange o Jazztel los más afectados mientras que las cableras, que cuentan con redes propias, no se verán afectadas.

Vía | Cinco Días

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio