Compartir
Publicidad

Movistar y Vodafone pelean por el contrato para la difícil tarea de llevar WiFi a los AVE

Movistar y Vodafone pelean por el contrato para la difícil tarea de llevar WiFi a los AVE
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las redes WiFi están presentes ya en casi cualquier lugar. Edificios públicos, todo tipo de negocios, autobuses... y por supuesto, nuestros hogares. Pero hay un lugar, un medio de transporte más bien, donde la cobertura móvil en ocasiones escasea y las redes WiFi se echan bastante de menos, los trenes de larga distancia.

Y esa ambición de llevar una mejor conexión a los trenes de Renfe lleva en el aire muchos años, de hecho tuvimos noticias ya por 2010. Pero parece que esta vez será la definitiva. Según cuenta hoy Cinco Días, la asignación del contrato para llevar WiFi a las unidades del AVE estaría a punto de decidirse, con Vodafone y Movistar como candidatos.

Tras años esperando a que los AVE tengan WiFi, parece que finalmente 2015 será el año en el que esta tecnología llegue a las primeras unidades del tren de alta velocidad español. Pronto se resolverá el ganador de un contrato por valor de 188 millones de euros por seis años, que permitirá que la empresa ganadora se ponga por fin manos a la obra para dotar de conectividad a los trenes. La adecuación de cada convoy llevará un mes, por lo que el WiFi llegará gradualmente a todos los AVE.

No será una tarea sencilla

Quien haya viajado en un tren de larga distancia habrá sufrido los problemas de conectividad móvil. No todas las líneas están cubiertas totalmente por una buena cobertura, cuando no desaparece a tramos directamente, y el movimiento constante sumado a la velocidad, dificultan las conexiones y sobre todo, trabajar mientras se viaja.

La dificultad para implantar el WiFi en los trenes no es solo cuestión de instalar antenas en todo el recorrido, también hay que gestionar los cambios de antena de la unidad instalada en el tren. De no producirse con velocidad esos handshakes entre antenas, los cortes temporales de la conexión inalámbrica en el interior del tren está asegurada.

La solución parece que será una combinación entre situar más antenas 4G en los recorridos y el satélite, con una cobertura universal fuera de recorridos subterráneos. Parece que solo tendremos que esperar unos meses para poder ver los primeros AVE con WiFi y entonces podremos probar si el operador ganador del concurso ha dado con la tecla.

Vía | Cinco Días
Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio