Compartir
Publicidad
Publicidad

Samsung confía en las redes NB-IoT para su Connect Tag, un pequeño llavero para no perder nada

Samsung confía en las redes NB-IoT para su Connect Tag, un pequeño llavero para no perder nada
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando los focos respecto a las redes móviles se centran en el futuro 5G, que no esperamos poder probar en las calles hasta mínimo el 2020, la industria también está haciendo una fuerte apuesta por el mundo de los objetos conectados, el llamado Internet of Things. Con los operadores apostando por distintas redes (NB-IoT, LTE-M, Sigfox) Samsung ha tomado partido con su Connect Tag.

Samsung Connect Tag no es más que un pequeño dispositivo que se podrá enganchar fácilmente a una mochila, maleta o cualquier cosa en la que pensemos para localizarla en caso de perdida. La novedad, porque dispositivos de este tipo hay desde hace tiempo, es que además de WiFi, Bluetooth y GPS el Connect Tag también funciona gracias a redes NB-IoT, una red de muy bajo consumo que permite que el dispositivo tenga batería para hasta una semana.

El Samsung Connect Tag está pensado como un pequeño localizador, que pueda acompañar a personas u objetos. Solamente mide 4,2 centímetros por cada lado y 1,2 céntimetros de grosor y tiene resistencia al agua y polvo con certificación IP68. Su utilidad radica en que en caso de que no localicemos al objeto o persona que lo lleve encima desde la aplicación correspondiente se podría activar la localización, aunque también se podría enviar la ubicación en cualquier momento en el sentido contrario, pulsando su botón.

NB-IoT como solución de bajo consumo

El dispositivo cuenta con una pequeña batería de 300 mAh, que un localizador GPS encendido constantemente liquidaría en cuestión de horas. No es el caso del Connect Tag porque este funciona de otra manera: el GPS solo se enciende en caso de ser necesario (cuando se quiera conocer la ubicación) y la transmisión de la posición se realiza mediante NB-IoT, una red muy lenta pero eficiente para mandar datos tan sencillos como unas coordenadas.

Que el Connect Tag es además un respaldo para las redes NB-IoT en un momento todavía de incertidumbre en el mundo del internet de las cosas. Son distintos los grupos de operadores y fabricantes de dispositivos que se han formado en torno a las tres grandes redes, la mencionada NB-IoT además del LTE-M y Sigfox, por lo que la aparición de dispositivos que apuesten por una de ellas puede empezar a inclinar la balanza, aunque no podemos descartar que las tres redes acaben conviviendo.

Hay tres tipos de redes en desarrollo para conectar millones de objetos, centrando sus esfuerzos en habilitar baterías que duren años

Samsung mostrará el Connect Tag en su conferencia para desarrolladores que tendrá lugar en San Francisco a finales de esta semana y se pondrá a la venta en Corea antes de llegar a otros países seleccionados. España parece que no estará entre ellos inicialmente, porque la única red NB-IoT en marcha ahora mismo es la de Vodafone y solo está disponible en un reducido número de ciudades.

En Xataka Móvil | Los operadores españoles y el internet de las cosas, tres vías distintas de intentar liderarlo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos