Compartir
Publicidad

ZumoDrive, no sólo de Dropbox vive el hombre

ZumoDrive, no sólo de Dropbox vive el hombre
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace poco hablé sobre ZumoCast y mencioné que hacía uso de servidores propios como puente para su servicio de streaming. Pues dichos servidores no sólo sirven para eso, sino que también son el hogar de otro servicio del mismo grupo, ZumoDrive.

ZumoDrive es un concepto ya conocido por todos, el de servicio de almacenamiento en la nube, al igual que Dropbox. Y es que en realidad poco diferencia a ZumoCast de Dropbox, pero lo que no lo hace consigue llamar la atención del primero sobre el resto de servicios que intentan alcanzar la popularidad y el volumen de usuarios del segundo. Como viene siendo habitual, en ZumoDrive contaremos con un espacio de almacenamiento gratuito, que en este caso se trata de 1GB ampliable a 2GB rápidamente si completamos el Dojo, un pequeño tutorial de manejo del servicio tanto a través de la interfaz web como del cliente de escritorio. Después podremos alcanzar hasta los 5GB de espacio usando el clásico método de correr la voz, cuantos más usuarios atraigamos a ZumoDrive, más espacio nos regalarán.

La aplicación cliente de ZumoDrive se puede descargar tanto en Windows, Mac OS y Linux, además cuenta con aplicación nativa para para iOS (que se trata de un calco a la aplicación de ZumoCast), Android y WebOS (para Palm Pre y Pixi). Así que podéis ver que ZumoDrive apuesta claramente por su difusión a cuantas más plataformas mejor, al igual que Dropbox, su referencia a superar.

Si optamos por las ofertas de pago que ofrece ZumoDrive, estas van desde los 2,99 dólares al mes por 10GB hasta los 79,99 dólares al mes por 500GB pasando por 4 modalidades más intermedias que cubren prácticamente todas las necesidades en lo que a backups se refiere.

ZumoDrive

En cuanto a su usabilidad, ZumoDrive no tiene nada que envidiar a nadie. Cuenta con interfaces web específicas para las carpetas de imágenes y música, mostrándose como una galería de fotos en el primer caso y un reproductor musical al estilo de iTunes en el segundo. Manejar el cliente de escritorio es realmente sencillo ya que con un simple click enlazaremos las carpetas que deseamos añadir al volumen de ZumoDrive, a diferencia de Dropbox, para el cual debíamos mover las carpetas dentro de su contenedor.

Tanto si eres usuario de Dropbox como no, ZumoCast es una opción a tener en cuenta tanto como alternativa como complemento. En estos días el almacenamiento en la nube es algo casi necesario, no sólo para ahorrar espacio en nuestros equipos y dispositivos móviles, sino también como un puente de transferencia de archivos casero realmente eficaz.

Descarga | ZumoDrive

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio