Los 30 ajustes del móvil que siempre cambio cuando estreno smartphone
Listas

Los 30 ajustes del móvil que siempre cambio cuando estreno smartphone

Estrenar móvil siempre es un momento de emoción para todo fan de la tecnología. Sin embargo, y por muchas novedades que integre nuestro flamante smartphone, siempre tendemos a configurarlo a nuestro gusto antes de explorarlo. Ese es mi caso y más desde que trabajo en este sector en el que con frecuencia estreno dispositivo (aunque sea por poco tiempo).

Sin llegar a ser tampoco una obsesión, reconozco ser bastante metódico en mis primeros minutos con el smartphone. Da igual que sea Android o iOS, ya que la mayoría de configuraciones que hago están disponibles para ambos.

Dame el mejor móvil, que no iré a ningún sitio sin estos ajustes

Configuración inicial del móvil; región, idioma, WiFi, ajustes propios que Google/Apple propone, inicio de sesión con mi cuenta y ya estoy en la pantalla de inicio de mi nuevo móvil. ¿Pruebo ya qué tal es su cámara? ¿Hago un benchmark para ver la potencia de su procesador? No. Mejor espero, porque antes de nada cambio todos los parámetros que explico a continuación.

Aunque muchos ajustes son manías propias acorde a mis preferencias personales, estoy seguro de que te sentirás identificado en muchos de ellos.

Eso sí, debo decir que siempre instalo unas cuantas apps antes, que a su vez me servirán para algunas de las configuraciones que cuento después. En concreto son, Telegram, Spark, Slack, WhatsApp y una app de VPN (cambio dependiendo del momento).

Alarmas, notificaciones y sonidos

Silencio
  • 1. Móvil en silencio, ya sea con el conmutador del iPhone habilitado a tal efecto o con los botones de volumen en Android.
  • 2. Configuro el modo "no molestar" para adecuarlo a mi gusto. De día, ningún sonido, pero sí elementos visuales y tono de llamada. De noche, solo mis contactos favoritos pueden interrumpirme con una llamada.
  • 3. Cambio el tono de Telegram y WhatsApp. Y sí, suena contradictorio teniendo en cuenta que llevo siempre el móvil en silencio y estos avisos no me suenan, pero en las poquísimas ocasiones en las que no lo tengo en silencio, me gusta diferenciar ambas apps y que sea además un tono diferente al que viene de serie.
  • 4. Cambio el tono de llamada por cualquier otro que no sea el predeterminado. Para un sonido del móvil que escucharé, me apetece que no sea idéntico al de la mayoría.
  • 5. Configuro todas las alarmas que uso durante la semana, haciéndolo siempre desde la app de Bienestar (Android) o Salud (iOS) para que siempre se configuren avisos para dormir al menos 7 horas.
  • 6. Cambio el tono de la alarma, ya que la predeterminada no siempre es la mejor. Trato de que vaya en tono ascendente y no sea molesta.
  • 7. Impido las notificaciones a aplicaciones que, como en el caso anterior, considero que no me es imprescindible tener avisos flash. Especialmente en apps de compras, ya que sus notificaciones suelen ser con el objetivo de incitar precisamente a comprar. Si necesito algo realmente, ya entraré yo en su app.
  • 8. Desactivo las sugerencias del dispositivo. Ya sean en el buscador, en la app que viene preinstalada para ello o en el asistente de Google o Siri.

Personalización de la interfaz

Modo Oscuro
  • 9. Cambio el brillo a manual, ya que en automático no siento nunca que se cambie a mi gusto. Es más una manía que otra cosa, ya que reconozco que hay muchos móviles que lo gestionan bien, pero ante la duda prefiero moverlo yo.
  • 10. Desactivo funciones de pantalla especiales como el Night Shift o el True Tone. Quiero siempre plena naturalidad de colores, afecte más o menos al consumo.
  • 11. Cambio el tamaño del texto, ya que la edad no perdona ni siquiera a este casitreintañero y un tamaño uno o dos puntos por encima del estándar siempre me viene mejor.
  • 12. Modo oscuro automático, dejando el modo claro de 7:30 a 21:30 en verano y de 7:00 a 18:00 en invierno.
  • 13. Distinto wallpaper para la pantalla de inicio y de bloqueo. El de bloqueo es siempre un paisaje, una ciudad o cualquier otro elemento real. El de inicio suele ser un fondo más abstracto con un tono de color predeterminado y siempre diferente al que predomina en la de bloqueo.
  • 14. Cambio la vista de iconos de la pantalla de inicio. No en iOS, pero sí en Android. Me gusta siempre tener un espacio de 7x4 (contando las apps del dock).
  • 15. Cambio de tema (en Android) aprovechándome de todas las opciones de personalización que ofrece Material You.
  • 16. Añado la cuadrícula a la cámara. No es que sea yo un experto fotógrafo, pero considero este elemento como básico para cuadrar bien las fotografías.
  • 17. Cambio el panel de ajustes rápidos o centro de control para tener a mano los que más uso y en el orden que quiero. En iOS es más complicado por la poca personalización que admite, pero siempre añado los de calculadora, grabación de pantalla y modo oscuro.

Otros ajustes y configuraciones

Vpn
  • 18. Activo la VPN que previamente instalé como método de privacidad para navegar por Internet sin que me rastreen.
  • 19. Cambio el orden de los contactos para que me aparezcan siempre ordenados por su nombre. Desconozco la razón, pero de forma predeterminada me los he encontrado muchas veces ordenados por el apellido o alias.
  • 20. Añado mis tarjetas de pago al Wallet para tenerlas listas para comprar. Desde hace años, no las llevo nunca físicas y no me he topado hasta ahora con ningún establecimiento sin contactless (si sé de antemano que no tienen, llevo efectivo).
  • 21. Adiós al autocorrector. Agradezco que se marquen las erratas, y de hecho así mantengo ese ajuste, pero odio cuando me corrige solo ("plan" por "Olan", "la paz" por "La Paz", "el paso" por "El Paso"... ¿Os suena, usuarios de iOS?).
  • 22. Añado opciones de sustitución de texto para ahorrar tiempo al escribir ciertos datos como mi correo electrónico, nombre completo, dirección o DNI.
  • 23. Desactivo la carga optimizada si es que el dispositivo ofrece esta función. Entiendo la importancia de esta función, pero no acaba de gustarme y sobre todo ante la hipotética situación de tener que retirar el móvil del cargador antes de tiempo y que este aún no haya finalizado su carga.
  • 24. Activo las actualizaciones automáticas tanto para aplicaciones de Google Play/App Store como para el propio software del dispositivo.
  • 25. Activo la opción de compartir Internet y establezco una contraseña que, aunque compleja, me sé de memoria. Habitualmente comparto datos móviles con otros dispositivos y me viene bien tenerlo ya configurado desde el principio.
  • 26. Limito la localización a ciertas apps que, por razones obvias, necesiten de este permiso. Por ejemplo, Google Maps. La gran mayoría se quedan sin ello y, aparte de ganar en privacidad, gano también en consumo de batería.
  • 27. Desinstalo apps que no voy a usar y que vienen ya instaladas por defecto. Las que no se pueden cambiar, las trato de quitar de la vista principal.
  • 28. Configuro más huellas para el desbloqueo del dispositivo, incluyendo por segunda vez mi pulgar derecho, que es el que uso más habitualmente (muy recomendable esto cuando el sensor de huellas es lento o demasiado errático).
  • 29. Cambio la app predeterminada de correo por Spark. Como ya conté en otro post, Spark es mi app de referencia para gestionar mi correo electrónico desde hace años.
  • 30. Cambio el navegador predeterminado (si es Android) por Mozilla Firefox. En iOS prefiero Safari, pero en el sistema de Google no me gusta nada Chrome y prefiero la alternativa de Firefox, por lo que se suma a las primeras apps que instalo.

Por descontado queda decir que, por maniático y metódico que sea yo en este proceso, no sigo siempre este orden. Si suelo coincidir en los primeros, aunque puede variar. El caso es que, como muchos (o eso creo), no puedo disfrutar de mi móvil hasta que acabo. Entonces sí, toca ya empezar a descubrirlo.

Temas
Inicio
Inicio