Compartir
Publicidad
Así fue la corta vida de los terminales Google Play Edition
Mercado

Así fue la corta vida de los terminales Google Play Edition

Publicidad
Publicidad

Aquel 15 de mayo de 2013 Google daba una sorpresa singular en su evento Google I/O: lanzaría al mercado en colaboración con Samsung una edición del Galaxy S4 que dispondría de una versión de Android "pura". Habían nacido los smartphones con la etiqueta Google Play Edition, pero su historia no duraría demasiado.

De hecho, acabamos de asistir a la desaparición del último de los modelos disponibles. Ahí lo tenéis, en la imagen, impasible. El HTC One M8 dejó de estar al alcance de los usuarios la pasada semana, y eso parece haber marcado el fin de un programa que cada vez tenía menos sentido.

Y decimos "parece" porque de momento no ha habido comunicación oficial sobre Google al respecto. La empresa de Mountain View, responsable del desarrollo de la plataforma Android, llegaba a acuerdos con fabricantes para vender terminales sin sus tradicionales personalizaciones, pero estos dispositivos que tuvieron cierto auge a finales de 2013 y principios de 2014 perdían enteros frente a un Android algo distinto.

La experiencia Android pura salía igual de cara

Los primeros Google Play Edition parecían dispositivos eminentemente orientados a desarrolladores: mismo hardware, misma experiencia que los dispositivos Nexus, con bootloader desbloqueado y, lo más interesante para muchos, con las actualizaciones de Android mucho más frecuentes.

Galaxys5gpe 2

Los precios, no obstante no eran distintos de los correspondientes a dispositivos "personalizados" por el fabricante, y aquel Samsung Galaxy S4 GPe original costaba 649 dólares, lo mismo que uno hubiera pagado por el terminal libre. Los desarrolladores no esperaban tal coste, sobre todo cuando productos como el Nexus 4 o el Nexus 5 daban acceso a excelentes relaciones precio/prestaciones y a una prioridad total en materia de actualizaciones.

Aquella edición del S4 no tuvo una recepción excesivamente calurosa, pero parecía el principio de una propuesta que al menos ofrecía hardware de primera línea sin personalizaciones. A Samsung le acompañaron más tarde HTC con el One M7 y posteriormente con el one M8, Sony con su Z Ultra y Motorola con su Moto G de 2013. Un único tablet llegó a formar parte de esta familia: el LG G Pad 8.3, pero ahí se quedó la cosa. El último de los rumores sobre la familia parecía prever la aparición de un Samsung Galaxy S5 GPe, pero finalmente dicho lanzamiento nunca se ha producido.

La experiencia Android ya está al alcance de cualquiera (o casi)

Pero esa disponibilidad de terminales sin personalización aportaba cada vez menos por una razón crucial: Google ha ido separando la base de su sistema operativo Android, el proyecto Android Open Source Project, de los servicios y aplicaciones que conforman toda la plataforma.

Gpe Samsung

Así, podemos instalar en prácticamente cualquier terminal y por nuestra cuenta componentes como el teclado de Google o el lanzador de Google Now, o acceder a las últimas versiones de aplicaciones como Chrome, Gmail o Google Play, que tendrán el mismo aspecto, interfaz y funcionamiento que en un dispositivo de la familia Nexus.

De hecho, puede que nuestro smartphone Android no esté actualizado a Lollipop y no podamos disfrutar de los cambios en la interfaz Material Design, pero sí accederemos a algunas de esas mejoras gracias a esas aplicaciones que aplican ese concepto de diseño. La única ventaja real -junto al bootloader desbloqueado- de los terminales Google Play Edition es el acceso a un ciclo de actualizaciones más rápido.

¿Volverán los Google Play Edition?

El limitado éxito del programa Google Play Edition era lógico: los dispositivos estaban pensados para satisfacer las necesidades de desarrolladores más exigentes o de esos fans que no se conformaban con la familia Nexus. El alto coste de estos terminales no obstante los apartaba de un público que precisamente estaba (mal)acostumbrado a otra cosa con la familia Nexus.

Androidsilver

Durante cierto tiempo se habló de un teórico sucesor de ese programa. Los dispositivos del programa Android Silver parecían ser una especie de tercera alternativa para hacerse con terminales y servicios Premium, pero el programa se canceló antes de haber salido siquiera a la luz.

Lo cierto es que el acceso a los terminales Google Play Edition fue desde mi punto de vista todo un acierto, pero parece claro que esa interesante opción para ese sector de usuarios especialmente preocupados por la libertad de elección y la ausencia de personalizaciones no proporcionó los beneficios que los fabricantes esperaban, o no tuvo la tracción deseada.

Quizás volvamos a ver movimientos de Google en este sentido más adelante y que a las ventajas que ya tenían se le una algún tipo de mejora en la relación precio/prestaciones que atraiga el interés de los desarrolladores. Quizás esto no sea un adiós. Quizás sea tan solo un hasta luego.

En Xataka Móvil | ¿Será el Google I/O 2014 el fin de los Nexus como hardware de Google?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio